Las gaviotas son importantes reservorios de Campylobacter y Salmonella resistentes a los antibióticos

Las gaviotas son importantes reservorios de Campylobacter y Salmonella resistentes a los antibióticos

gaviotas

Las gaviotas son uno de los principales animales silvestres reservorios de cepas resistentes de Campylobacter y Salmonella. Especialmente en entornos urbanos, donde la interacción entre estas aves y las actividades humanas es más intensa, las gaviotas son más propensas a infectarse con bacterias de origen humano y tienen un papel relevante en la dispersión de estas bacterias en el medio ambiente.

 

La gaviota patiamarilla (Larus michahellis), una de las aves salvajes más comunes que habita en la región mediterránea, prolifera en los ecosistemas urbanos como depredador oportunista. La actividad humana le ofrece entornos muy favorables para alimentarse, anidar e incrementar sus poblaciones. 

La gaviota patiamarilla forma parte de la biodiversidad de muchas localidades españolas, donde comparte el espacio con los ciudadanos y puede llegar a considerarse una especie plaga, como es el caso de Barcelona donde está incluida en los programas de vigilancia sanitaria y control de aves urbanas salvajes. El proyecto BCN-Gulls las estudia desde 2018 para conocer su impacto sobre la salud pública, ya que estas aves tienen un papel relevante en la epidemiologia de ciertas zoonosis. Las gaviotas de la ciudad excretan un alto porcentaje de bacterias Salmonella spp., Campylobacter spp. y E.coli resistentes a los antibióticos, contribuyendo a la expansión de este grave problema de salud pública.

Ahora, expertos en sanidad animal del IRTA y biólogos de la UB han publicado un nuevo estudio de las gaviotas como reservorio de cepas de bacterias resistentes o multirresistentes a antibióticos. En este trabajo constatan también que las gaviotas en el sur de Europa son uno de los principales animales silvestres reservorios de Campylobacter y Salmonella resistentes a los antibióticos.   Los autores realizaron, durante el período tardío de cría de pichones, un muestreo amplio de polluelos de nueve colonias de gaviota patiamarilla (Larus michahellis, N = 1222) y gaviota de Audouin (Larus audouinii, N = 563) en España y Túnez.

En general, la presencia de Campylobacter spp. y Salmonella spp. fue del 5,2%  y 20,8% , respectivamente. La especie de Campylobacter más predominante fue C. jejuni (94,6%). Por otra parte, se aisló una gran diversidad de serovares de Salmonella y los más frecuentes fueron los notificados también en brotes humanos, como Salmonella Typhimurium.

Una alta proporción de aislados de Campylobacter y Salmonella mostró resistencia a al menos un agente antimicrobiano (20,2% y 51,5%, respectivamente), mientras que el 19,2% de los aislados de Salmonella fueron multirresistentes.

Los resultados muestran la relevancia de las gaviotas como reservorios de Campylobacter y Salmonella al mantener y propagar estas bacterias, incluidas las cepas resistentes y multirresistentes, en el medio ambiente. Según los autores, las gaviotas dispersan fácilmente estas bacterias al medio ambiente por sus movimientos locales o los movimientos migratorios.

En base a este trabajo, los autores sugieren que las gaviotas pueden servir como especie centinela indicadora de las bacterias resistentes a los antibióticos que circulan por el medio ambiente. Y remarcan que estudiar la presencia de bacterias resistentes en la fauna salvaje teniendo en cuenta un enfoque de una sola salud (One Health) es fundamental, especialmente en el caso de patógenos que pueden afectar tanto a animales como a personas.

 

Fuente: IRTA

 

 

Compartir notícia: 

Añadir nuevo comentario