La tecnología Big Data, estrategia clave para la industria agroalimentaria

La tecnología Big Data, estrategia clave para la industria agroalimentaria

gfsiCada dia se generan cantidades inimaginables de datos obtenidos, entre otros, de sensores, redes sociales, registros de transacciones de compra o operaciones diarias de las empresas. El rastro digital que dejan los consumidores con sus móviles, su navegación por internet o sus correos electrónicos es de un valor estratégico innegable para las empresas, y de forma muy clara dentro de la industria de la alimentación y bebidas.

 

Así lo afirman los expertos en un artículo publicado por la Global Food Safety Initiative (GFSI). La tecnología Big Data tiene el potencial para cambiar el terreno de juego en muchas industrias, con la capacidad de mejorar drásticamente la eficiencia, las formas de abordar el mercado y la complicada gestión del riesgo.

Entre los líderes de la industria alimentaria, esta tecnología está creando gran expectación como un elemento de cambio potencial en áreas críticas de la seguridad alimentaria, el desarrollo de productos y la gestión de la cadena de suministro. El aprovisionamiento, la producción y la venta de productos alimentarios y bebidas genera, a nivel mundial, enormes volúmenes de datos, que pueden ser utilizados, tanto para mejorar la seguridad en la cadena alimentaria y la eficiencia de las empresas como para conocer y predecir los comportamientos de los consumidores.

Tener la capacidad de utilizar el caos de un inmenso volúmen de datos para obtener un conocimiento práctico, ideas y predicciones, es el núcleo de la Big Data. La implementación de herramientas y técnicas de tecnología avanzada permite la comparación compleja y detallada de los datos, el monitoreo en tiempo real y obtener información predictiva, que pone a las empresas en condiciones de tomar decisiones basadas en hechos para gestionar y mejorar el rendimiento, de forma reactiva y predictiva.

Según una encuesta (disponible a partir del 13 de abril) realizada por la consultoría DNV GL, la Big data no es un tema de futuro sino una realidad que ya está aquí para un gran número de empresas en todo el mundo. De un total de 1200 empresas encuestadas, el 50% afirmaron haber realizado, al menos, una acción relacionada con la Big Data. El mismo porcentaje considera que ésta representa una oportunidad para su empresa y el 45% reconocen la importancia de desarrollar la capacidad de trabajar con esta tecnología.

big data

Los resultados de la encuesta revelan que el sector de la industria de alimentación y bebidas está abierto a esta tendencia y parece estar avanzado en su enfoque hacia la tecnología Big Data, a la que ve como una oportunidad y no como una amenaza. Los encuestados de este sector reflejan el mercado en lo que respecta al número de empresas que afirman haber llevado a cabo al menos una acción con la tecnología. Además, más del 25% de los encuestados indican que la aplicación de la Big Data ya ha aumentado su productividad y creación de valor, y 1 de cada 4 parecen tener una estrategia clara sobre el tema.

Las acciones elegidas, y los beneficios obtenidos, en este sector parecen estar relacionadas con la eficiencia y el ahorro financiero, la reputación de las marcas y la gestión de la cadena de suministro. Esto podría indicar que las empresas encuestadas consideran que la tecnología Big data tiene el potencial para ayudar a resolver los márgenes estrechos, gestionar la reputación de la marca y obtener una imagen del cada vez más complejo riesgo.

Las espectativas de casi la mitad de estas empresas es que la Big Data tendrá un impacto en su empresa en los próximos 2-3 años, aunque el cómo todavía no está claro.

La GFSI destaca asimismo el potencial de la Big data en la gestión de la seguridad alimentaria, un campo en el que las empresas se muestran dispuestas a colaborar en beneficio de todos. El potencial del intercambio de datos para hacer frente a los fraudes alimentarios o la trazabilidad es un ejemplo.

 

Fuente: GFSI

 

Compartir notícia: