Se teme la llegada a España del avispón gigante japonés

Se teme la llegada a España del avispón gigante japonés

avispón gigante asiático

Hace aproximadamente 15 años que la avispa asiática (Vespa velutina nigrithorax) desembarcó en Francia e inició la invasión de amplias zonas del territorio europeo, convirtiéndose en una amenaza para la biodiversidad, la apicultura e incluso la seguridad de las personas. Ahora, los apicultores gallegos, avisan de la necesidad de tomar medidas para evitar la llegada del avispón gigante japonés (Vespa mandarinia japonica), considerada como un depredador aún más voraz que la Velutina.

 

Los apicultores gallegos, fuertemente castigados por la avispa asiática, temen la llegada de otra avispa invasora asiática:  el avispón gigante japonés (Vespa mandarinia japonica), considerado como la avispa más grande del mundo.

En el marco de la  XXXI Feria Apícola Rías Baixas, celebrada hace unos días en O Porriño (Pontevedra), y sin ánimo de crear alarma, la presidenta del consejo regulador de la Indicación Xeográfica Protexida Mel de Galicia, Esther Ordóñez, advirtió de la necesidad de estar preparados para la posibilidad de que el avispón gigante japonés llegue a España. 

Aunque no existe por el momento ninguna evidencia de la presencia de este temible insecto en territorio español, se sabe que ya se ha extendido más allá de Japón, de donde es endémico. 

La Vespa mandarinia japonica mide unos 5cm de longitud, aunque se han hallado ejemplares de hasta 7cm, su envergadura con las alas abiertas es de unos 7,6 cm y esta dotada de un aguijón de 6mm, con el que puede inyectar una gran cantidad de veneno.   

Su imponente tamaño y gran voracidad  la hacen, allí donde se convierte en especie invasora y plaga, un peligro potencial aún más letal y destructivo que la avispa asiática. El avispón gigante japonés caza insectos de mediano a gran tamaño, como abejas, otras especies de avispas y mantis.

La abeja melífera europea es una presa codiciada y fácil para el avispón japonés, que, se dice, puede matar a 40 abejas en tan solo un minuto. Estas avispas atacan a menudo a las colmenas, para obtener alimento para sus propias larvas. Un solo explorador, a veces dos o tres, se acercan a la colmena y producen feromonas con las que dejan marcadores para dirigir a sus compañeras de nido hasta a la colmena. 

A día de hoy,  3.500 apicultores a cargo de 176.000 colmenas forman parte de la Indicación Xeográfica Protexida Mel de Galicia, la denominación de origen con más colmenas adscritas, y mayor número de apicultores, de entre todas las mieles que se producen en España y en Europa.

Los apicultores gallegos, en lucha desde hace años con la Vespa velutina, temen que la llegada de una nueva especie asiática vuelva a encarecer los costes de la producción de miel. Por ello, reclaman a los ejecutivos autonómico y central que tomen medidas de control para impedir su llegada.

vespa mandarinia japonica

De hecho, en el Real Decreto 630/2013, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras, se establece que las especies Vespa spp. que no sean las europeas Vespa crabro y Vespa orientalis, se consideran como exóticas invasoras en el ámbito nacional. En las fichas descriptivas de dicho catálogo, se destacan las dos  avispas exóticas invasoras consideradas más peligrosas en la actualidad: la Avispa asiática (V. velutina ssp. nigrithorax) y la Avispa gigante asiática (V. mandarinia).

En su Artículo 10, el RD 630/2013 establece que las administraciones competentes adoptarán, en su caso, las medidas de gestión, control y posible erradicación de las especies incluidas en el catálogo. Los apicultores gallegos esperan que no se repita la amarga experiencia que viven con la Vespa velutina., ya establecida en prácticamente todo el norte de la Península.

 

 

Imágenes Vespa mandarinia japonica: W.commons

Fuente: La Vanguardia, Ministerio Transición Ecológica

 

Compartir notícia: