Higiene alimentaria

Higiene alimentaria

Actualizado el Mapa de Peligros Alimentarios de la ACSA

seguridad alimentaria

El Mapa de Peligros Alimentarios es una herramienta consultiva online elaborada en colaboración entre la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria (ACSA) y la Universidad Autónoma de Barcelona. Contiene información actualizada sobre los peligros más comunes y más graves asociados a los alimentos, y puede contribuir a ayudar a los operadores económicos a implantar su sistema de autocontrol.

Micotoxinas en Europa, tendencias en cereales y granos para piensos

micotoxinas

La contaminación de cereales y granos destinados a la alimentación animal con toxinas producidas por hongos sigue siendo una amenaza para la seguridad alimentaria a nivel global. En el primer semestre de 2019 las tendencias en Europa estuvieron marcadas por una fuerte prevalencia de desoxinivalenol (DON), especialmente en el trigo, las fumonisinas(FUM) y la zearalenona (ZEA).

Feromonas contra las polillas en alimentos almacenados

higiene alimentaria

Algunas especies de polillas representan un problema en instalaciones de la industria alimentaria donde se almacenan materias primas o productos elaborados. La higiene y la prevención son claves en los programas de control integrado de plagas en estos lugares, en los que el uso de feromonas puede también ayudar a combatirlas, tanto en la monitorización de las poblaciones de polillas como en la disrupción de su ciclo reproductivo.

Detección de norovirus humanos en alimentos

norovirus

Los norovirus presentan una gran prevalencia y capacidad para originar gran parte de los brotes de gastroenteritis humana aguda. Suelen transmitirse entre personas por via fecal-oral pero también lo hacen a través de agua y alimentos contaminados. Un estudio realizado en Finlandia revisa y compara los métodos disponibles para detectarlos en los alimentos, que resulta más complejo que en muestras fecales.

Subproductos de la desinfección del agua en el procesado de alimentos

higiene alimentaria

En las operaciones de postcosecha y procesamiento de frutas y verduras frescas existe un riesgo de contaminación microbiológica o química. Para controlar la primera, es habitual utilizar desinfectantes en el agua de procesado, como el cloro.  Sin embargo, esto puede originar la contaminación química del agua con subproductos de la desinfección, como trihalometanos y clorato, que pueden ser absorvidos por los alimentos.