Aire, Agua y Legionella

Aire, Agua y Legionella

Factores a tener en cuenta al escoger método de desinfección en piscinas

tratamiento del agua

La desinfección continua del agua de las piscinas es necesaria para eliminar el riesgo de contaminación con virus, bacterias o parásitos,  e impedir el crecimiento de algas y otros organismos que deterioran la calidad del agua. Pero, antes de iniciar cualquier tratamiento en una piscina, es recomendable tener en cuenta algunos factores importantes para la elección de un sistema efectivo y seguro de desinfección, que sea adecuado para el vaso.

Guía técnica sobre cómo tratar incidentes de contaminación fecal en las piscinas

piscinas

No es habitual pero puede suceder: un usuario provoca un derrame de heces en el vaso de una piscina. ¿Cómo proceder en una situación así para proteger la salud de los demás bañistas? Diversos factores son importantes para valorar la situación y tomar medidas adecuadas, especialmente en cuanto a la contaminación del agua con Cryptosporidium, parásito resistente a los tratamientos con cloro. Una nota técnica del Pool Water Treatment Advisory Group (PWTAG) nos lo explica.

Webinar: Las enfermedades transmitidas por el agua en el sector turístico

tratamiento del agua

Aunque quizás es actualmente la más mediática, la legionelosis no es la única infección transmitida por el agua, cuyo control representa un desafio continuo para el sector turístico. El próximo miércoles, 9 de septiembre, el Dr. Sebastian Crespí impartirá el webinario gratuito “Waterborne Infections in the Accommodation Sector: The Quest for the Elusive Control”, en el que tratará los factores que hay detrás de que este control sea tan difícil de alcanzar.

Los sistemas de humidificación de alimentos frescos se consideran seguros en relación a la propagación de COVID-19

tratamiento del agua

La Asociación Española de Empresas del Sector del Agua (AQUA España) expone en un comunicado que el uso de sistemas de humidificación de productos frescos en establecimientos es una práctica segura, en relación a la propagación del coronavirus SARS-CoV-2, siempre que se mantenga una correcta limpieza y desinfección de boquillas y barras nebulizadoras, y que el agua que se nebuliza sea agua de consumo, filtrada y desinfectada en continuo.