Higiene alimentaria

Higiene alimentaria

Sensor de gases para controlar alimentos

zitrus.jpgUn nuevo sensor desarrollado por el Instituto Fraunhofer (Alemania) para analizar los gases producidos por los alimentos podría ser utilizado para comprobar su seguridad, calidad y fiabilidad de forma rápida y económica. Los proveedores de alimentos podrian estimar con precisión el grado de madurez de la fruta almacenada o si la carne o el pescado todavía están frescos.

PathogenCombat

hamburguesa.jpgPathogenCombat es un interesante proyecto europeo para el control y prevención de patógenos emergentes dentro de la cadena alimentaria, que tiene como objetivo principal proveer a la industria alimentaria y a las autoridades de nueva información y métodos sobre cómo reducir la prevalencia de patógenos en alimentos y piensos. PathogenCombat pretende asimismo la potenciación de las PYMEs europeas del sector, a través de su integración en una red, donde se compartiran los conocimientos y resultados del proyecto.

La dureza del agua influye en la eliminación de bacterias en el pollo

logo_usda.jpgReducir la dureza del agua podría aumentar su capacidad de eliminar bacterias, como Campylobacter o Staphylococcus, de la piel del pollo durante su procesamiento, según los resultados de investigaciones hechas por científicos del Agricultural Research Service (ARS) de EEUU. Las caracteristicas del agua de procesamiento usada en las instalaciones comerciales pueden tener un papel importante en la calidad de la carne de pollo producida.

Nuevas normativas en el Codex Alimentarius

codex-alimentarius.jpgLa Comisión del Codex Alimentarius del programa conjunto FAO/OMS sobre normas alimentarias, ha adoptado 30 nuevas medidas con el fin de obtener alimentos más inocuos. Las nuevas disposiciones apuntan a la reducción de la presencia de bacterias, como Salmonella o Listeria monocytogenes y de productos químicos peligrosos, como la acrilamida o los hidrocarbonos aromáticos policíclicos.

Aflatoxinas en los alimentos

nuts.jpgLas aflatoxinas son micotoxinas producidas por dos especies de Aspergillus, un hongo que se encuentra especialmente en lugares con clima cálido y húmedo. Las aflatoxinas, que pueden desarrollarse en alimentos como frutos secos, maiz o arroz por contaminación con los hongos antes o después de la cosecha, son genotóxicas y cancerigenas. Un estudio de EFSA para la Comisión Europea situa en 10microgramos/Kg el nivel máximo recomendable de estas sustancias en los alimentos comercializados, un nivel que hasta ahora era de 4microgramos/kg.