¿Impulsará la nueva directiva del agua los métodos alternativos al cultivo para detección de Legionella?

¿Impulsará la nueva directiva del agua los métodos alternativos al cultivo para detección de Legionella?

tratamiento del agua

La próxima entrada en vigor de la nueva Directiva (UE) relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano, implicará la introducción de una evaluación del riesgo de Legionella en la distribución domiciliaria. Para establecer medidas eficaces de control y gestión, proporcionadas al riesgo, el nuevo texto toma muy en cuenta los métodos de detección alternativos al cultivo, especialmente la qPCR.

 

Antes de que finalice el año está prevista la entrada en vigor de la nueva Directiva del Parlamento Europeo relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano. Entre otros muchos aspectos, en ella se propone actualizar los parámetros de calidad del agua, establecidos hace más de 20 años, y los métodos para monitorizar la calidad del agua potable en el punto de consumo. Además de proteger la salud del consumidor, el objetivo de esta iniciativa es reforzar la confianza de los ciudadanos en el agua del grifo e incentivar su consumo para reducir el uso de envases de plástico.

Según datos de la OMS, de entre todos los patógenos presentes en el agua en la UE las legionelas son las que mayor carga sanitaria generan. Una vez que entre en vigor el nuevo texto, el análisis de Legionella se extenderá a todos los sistemas de agua potable de la UE, en el marco de un nuevo análisis de evaluación de riesgos a realizar en los sistemas de distribución domiciliaria de locales (públicos y privados). Esta evaluación de riesgos incluirá por una parte un análisis general  de los posibles riesgos vinculados al sistema de distribución y por otra el control de Legionella  en aquellos locales en los que se hayan detectado riesgos específicos para la calidad del agua y la salud humana. 

La propuesta inicial de la CE exigia el seguimiento completo de Legionella spp., pero, teniendo en cuenta que son decenas las especies de Legionella conocidas que pueden reproducirse en los sistemas de agua dulce de los edificios, ésta propuesta encontró un fuerte desacuerdo por parte de científicos y representantes de los Estados Miembros, que consideraron este enfoque como una pérdida de tiempo y recursos. Para ellos, tiene sentido verificar solo la presencia del serogrupo 1 de Legionella pneumophila, que es la causa de la mayoría de las infecciones por legionelosis.

En el compromiso final, los Estados miembros de la UE tendran libertad para determinar su enfoque de control de riesgos, ya que podran elegir los métodos de muestreo que consideren más apropiados para alcanzar los objetivos de protección de la salud pública que se especifiquen en sus directrices nacionales.

De cualquier modo, la inclusión del análisis de Legionella en los sistemas de distribución domiciliaria de agua potable puede suponer una gran cantidad de trabajo, tiempo y costes. 

Soluciones innovadoras

En linea con el principio de innovación presente en las políticas de la UE, la nueva Directiva del Agua dejará la puerta abierta a utilizar soluciones innovadoras para abordar de forma eficiente este nuevo reto. El acuerdo alcanzado deja en manos de los Estados Miembros la libertad de utilizar pruebas alternativas al cultivo para el muestreo de Legionella pneumophila y de dar prioridad a ciertos tipos de análisis, que puedan simplificar la gestión y reducir costes.  

Aunque los métodos de cultivo en placa son específicos para Legionella, tienen una gran variabilidad en la enumeración, consumen mucho tiempo y requieren una experiencia significativa en el reconocimiento de colonias. Además, la enumeración de la concentración de Legionella puede estar subestimada debido a la incapacidad del método para detectar bacterias viables pero no cultivables o Legionella dentro de las amebas. 

La propuesta final de la directiva establece:

y especifica los métodos de análisis para Legionella:

  • EN ISO 11731, para el cumplimiento del valor establecido en el anexo I, parte D (ver tabla anterior)
  • Para el control de la verificación basada en los riesgos y para complementar los métodos de cultivo, también pueden utilizarse otros métodos, como el de ISO/TS 12869, métodos rápidos de cultivo, métodos no basados en el cultivo y métodos moleculares, en particular la RCP en directo (qPCR).

Las muestras para la detección de Legionella en los sistemas de distribución domiciliaria se deberán tomar en puntos de riesgo de proliferación o en puntos representativos de exposición sistémica a Legionella. A los Estados miembros se les pedirá que establezcan directrices para los métodos de muestreo de Legionella.

Maria  Luisa Ricci, experta en legionelosis del Instituto Nacional de Salud Italiano, defiende la detección especifica del serogrupo 1 de Legionella pneumophila y argumenta que el monitoreo rutinario de tan solo las especies más patógenas de una bacteria ya es una práctica establecida. Y explica que, aunque existen instrumentos que permiten identificar también otras especies, las herramientas de diagnóstico disponibles detectan principalmente Legionella pneumophila. Hay que tener en cuenta que las pruebas contempladas en la nueva directiva de agua potable están relacionadas con muestras ambientales y no clínicas.

Ricci es co-autora en estudios sobre el uso de métodos alternativos al cultivo para la detección de la bacteria, como la qPCR cuantitativa para el seguimiento rutinario de Legionella en sistemas de agua artificiales o el uso de pruebas para la detección enzimática específica de Legionella pneumophila en muestras de agua. Para ella, los laboratorios pueden ahorrar tiempo, recursos humanos y dinero, que pueden emplear para analizar muestras o ubicaciones adicionales, en lugar de identificar otras especies de Legionella.

El acuerdo final sobre este punto de la directiva tiene en cuenta el creciente desarrollo de nuevas tecnologias y muestra apertura a los métodos innovadores y más eficientes para detectar Legionella en muestras ambientales de agua, cuyo uso podría verse impulsado una vez que entre en vigor el nuevo texto legislativo.

 

Fuente: www.euractiv.com,  Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano (versión refundida)

 

 

 

Compartir notícia: