¿Cómo aplicar los principios del APPCC al control de plagas en empresas alimentarias?

¿Cómo aplicar los principios del APPCC al control de plagas en empresas alimentarias?

control plagas

El control de plagas es un factor clave para la higiene y seguridad alimentarias. Sin embargo, a veces pueden surgir dudas sobre cómo se debe desarrollar esta actividad como parte integral de los sistemas de autocontrol APPCC, aplicados en la industria alimentaria para asegurar la inocuidad y salubridad de los alimentos. 

 

Los sistemas de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC), dirigidos a garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos, van evolucionando en base al progreso de la legislación alimentaria y los estándares de auditorías, que impulsan la calidad y la seguridad alimentaria. 

Para el profesional del control de plagas que trabaja en la industria alimentaria, el sistema APPC no es un desconocido. Sin embargo, en ocasiones existe una comprensión limitada de cómo aplicar los principios del APPCC al control de plagas en empresas alimentarias e integrarlo en el sistema.

Es importante tener en cuenta el APPCC al realizar el control de plagas en este entorno, y trabajar en colaboración con el equipo de APPCC designado en la empresa, para poder cumplir las normas requeridas por los estandares y la legislación alimentaria.

Un artículo publicado en la revista Pest Control News aclara cómo implementar el control de plagas dentro de los siete principios básicos que fundamentan el APPCC: el peligro, los puntos críticos de control, los límites críticos, el monitoreo, la acción correctiva, la verificación y la documentación.

Identificar el peligro

El principal "peligro" en relación con el control de plagas son las plagas en sí mismas, independientemente de la forma que puedan tomar, incluyendo roedores, aves, insectos de productos almacenados, insectos voladores e insectos intrusos ocasionales.

El impacto potencial que una plaga puede tener en un producto alimenticio puede ser catastrófico: desde la contaminación y la propagación de enfermedades en los consumidores, hasta la pérdida de producto y los daños de imagen causados en la marca.

Los puntos críticos de control

¿Cómo se analizaría el control de plagas como un punto de control crítico? Este aspecto puede enfocarse en base a lo que el British Retail Consortium (BRC) califica como una evaluación del riesgo de plagas. En cada etapa de producción puede evaluarse el riesgo, para calcular el daño potencial que una plaga podría causar en esa etapa de la producción de los alimentos. 

Este enfoque obviamente diferirá y se adaptará según los diferentes procesos de producción.

Por ejemplo, en una panadería industrial, identificaremos las distintas etapas del proceso de producción en la se produce la eliminación o "muerte" de plagas potenciales y consideraremos el estado del producto antes y después de ese punto. El riesgo de que los insectos que afectan a productos alimentarios almacenados lleguen al producto en la etapa de materia prima es alto, pero es anterior a una etapa de eliminación del riesgo (la etapa de cocción a alta temperatura), que en general no sobrevive ninguna plaga. Sin embargo, aún así debemos actuar para minimizar el riesgo en esta etapa anterior para proteger la calidad e integridad del producto.

Más adelante en la línea de producción, llegamos a la etapa de embalaje, que está ya cercana al consumidor. En este punto hemos finalizado ya el producto y no se someterá a más etapas de "muerte", por lo que es el momento de mayor riesgo para el producto en todo el proceso. El potencial para que una plaga se introduzca en el producto acabado antes de su envasado es alto (en el caso de que exista una plaga) y puede llegar al consumidor si queda atrapada con el producto dentro del envase. En este punto, pues, se necesita el mayor nivel de control, debido al mayor riesgo de que los alimentos se vean afectados.

Limites críticos

El concepto de límites críticos en general no es fácil de aplicar en el control de plagas. Básicamente, cualquier presencia de plagas se considera excesiva y un incumplimiento del control.

En el caso del control de moscas, por ejemplo, el proceso se puede facilitar con el recuento de las moscas halladas en las máquinas electrónicas de control, obteniendo cantidades que se pueden evaluar y que tienen un limite crítico o umbral asociado. En caso de infringir ese límite crítico, se desencadena una acción correctora.

Con los roedores, el límite crítico aplicado sería cualquier evidencia encontrada, que desencadena la acción de activar un plan de erradicación de la infestación.

Monitoreo

El monitoreo es probablemente la parte más aplicable del APPCC en relación al control de plagas. El sistema de monitoreo en las instalaciones consistiria en puntos de cebo ( o cajas, que que generalmente contienen preparaciones de monitoreo no tóxicas), monitores para insectos rastreros, unidades de luces ultravioleta para moscas o trampas de feromonas para insectos de productos almacenados. 

Por lo tanto, se trata de un sistema que es fácil de implementar y mantener.

La acción correctora

La acción correctiva se pone en práctica cuando se ha infringido un límite crítico en un punto de control crítico.

Este es el plan de acción formulado para el caso de que un tratamiento se haga necesario debido a un problema de plagas detectado. Puede concretarse en acciones como el aumento de visitas al lugar (tratamientos de seguimiento), el aumento de la vigilancia, el uso de métodos de captura o el uso de rodenticidas o insecticidas. Incluye también medidas de higiene y la revisión y sellado de posibles puntos de acceso de las plagas al interior de las instalaciones, que deberán formar parte de un plan de acción correctivo.

Verificación

El control de plagas se demuestra dentro del APPCC mediante informes realizados por el profesional del control de plagas o el biólogo de campo, que incluyan todos los puntos relevantes, desde la evidencia de plagas hasta las acciones preventivas. También puede realizarse una verificación independiente mediante un consultor en control de plagas u otro experto, que pueda verificar la validez del sistema de control de plagas en las instalaciones.

Este punto está relacionado con el siguiente tema: la documentación.

Documentación

La documentación es esencial para estandares de auditoria, como el BRC, y estructura la totalidad del servicio de control de plagas. También es crucial para la trazabilidad y proporciona la evidencia necesaria para verificar el cumplimiento de los acuerdos de servicio con el proveedor de control de plagas.

Todos las acciones realizadas y los riesgos detectados relacionados con las plagas deben estar documentados y aportaran todos los detalles sobre:

  • Los puntos de monitoreo
  • El tipo de servicio 
  • Planos de la instalación
  • Listas de verificación
  • Informes de inspección
  • Toda la información relacionada con la salud y la seguridad

Fundamentalmente, la documentación debe proporcionar evidencias de la aplicación de todos los principios del APPCC al control de plagas.

Fuente: Pest Control News

 


plagas-alimentaria

 

CURSO: Aplicación de las normas IFS y BRC para empresas de control de plagas

Recordamos que actualmente Higiene Ambiental Consulting ofrece el curso de formación a distancia Control de plagas para la industria alimentaria. Prevención y detección de infestaciones.

El objetivo de este curso es proporcionar a los operarios y técnicos relacionados con el sector de la industria alimentaria y responsables de calidad y seguridad alimentaria los conocimientos básicos que deben tener en relación al control de plagas de acuerdo con los requisitos establecidos en las normas de calidad de la industria alimentaria.

Más información sobre el curso aquí.

 

 

Compartir notícia: