Conocer la microbiota de las chinches de la cama para controlarlas

Conocer la microbiota de las chinches de la cama para controlarlas

chinches

Conocer la microbiota de las chinches de la cama para controlarlas es una propuesta innovadora surgida en Francia, que apunta a desestabilizar la relación entre estos insectos y los microorganismos que viven en ellos, especialmentre aquellos que les permiten digerir la sangre, como método para combatirlas. 

 

La chinche de la cama, Cimex lectularius, y el ser humano conviven aparentemente desde hace miles de años. Sin embargo, esta relación se vuelve mucho más intensa en los siglos XIX y XX, con el desarrollo de la urbanización y el incremento del comercio global.

El desarrollo y la introducción de insecticidas de amplio espectro consiguió detener de golpe la progresión de estos insectos a mediados del siglo XX, pero no ha podido evitar su fuerte resurgir a finales del mismo siglo en los cinco continentes. 

Este fenómeno se explica por diversos factores, entre los que destacan dos: la evolución de la resistencia de las chinches a los insecticidas, ampliamente extendida entre las cepas de campo, y los tratamientos incorrectos realizados por profesionales que no siempre tienen un buen conocimiento  de la biologia del insecto.

La microbiota como via de control

Un mejor conocimiento de la biologia de las chinches de la cama, y más concretamente el estudio de su microbiota,  podría conducir a nuevas vías efectivas para el control de estos insectos.

En este enfoque están trasbajando la empresa francesa IZInovation y el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) de Francia, que estan desarrollando una investigación conjunta para conocer la microbiota de Cimex lectularius, es decir las comunidades de microorganismos comensales, simbióticos y patógenos que se encuentran en y sobre las chinches de la cama. El objetivo es conocer las interacciones entre el insecto y estos microorganismos presentes en su organismo, las relaciones de causa y efecto que se establecen entre ellos. 

El objetivo de identificar nuevas formas de controlar a estos insectos mediante la desestabilización de las relaciones entre el insecto y su microbiota, especialmente aquellos microorganismos que le permiten digerir la sangre.

Desarrollo de insecticidas alternativos

A pesar de la gran resurgencia de las chinches de la cama y de su creciente resistencia a los insecticidas utilizados habitualmente para controlarlas, son pocas las vias nuevas de investigación exploradas para la innovación y el desarrollo de alternativas químicas o de nuevos métodos de trampeo.

Algo que si ha sucedido con el control de otros insectos, como podria ser el caso de la abundante investigación realizada en herramientas de control biológico, con casos de éxito como el uso de Bacillus thuringiensis en la lucha contra las larvas de mosquitos o de la oruga procesionaria. En el caso de las chinches de la cama no se ha dado hasta el momento este tipo de avance.

Un resultado positivo de la innovadora propuesta del estudio de la microbiota podria ser de interés para el desarrollo de nuevos productos/métodos de control para las chinches de la cama. Paralelamente, los impulsores de esta propuesta pretenden también mejorar el conocimiento general sobre la biología de las chinches y en particular el conocimiento de los técnicos profesionales sobre la biología y el control de estos insectos.

Por otra parte, en su lucha contra las chinches, la empresa francesa y el CNRS han desarrollado también un proyecto a gran escala para caracterizar el mecanismo molecular de resistencia de las chinches a los insecticidas en condiciones reales de campo. Los resultados de esta investigación pueden ser de utilidad a las empresas que tienen productos insecticidas en procesos de (re-)evaluación de acuerdo al Reglamento 528/2012 sobre biocidas, ya que el estudio de la resistencia al producto en entornos reales de campo es parte de los requisitos para la autorización de los productos en el mercado de la UE.

 

Fuente: international-pest-control.com

 

 

Compartir notícia: