Control de plagas urbanas y cambio climático, ¿que podemos esperar?

Control de plagas urbanas y cambio climático, ¿que podemos esperar?

control plagas

Las plagas urbanas se están viendo, y se verán en el futuro, afectadas por el cambio climático, especialmente en cuanto a su distribución y densidad. De forma paralela, también el control plagas urbanas se verá alterada por los cambios en las temperaturas, las precipitaciones y los eventos climáticos extremos. ¿Qué escenarios podemos esperar? El Dr. Partho Dhang, entomólogo y experto en pesticidas, lo explica en un nuevo número de Profesional Pest Controller (PPC).

 

La temperatura se considera uno de los factores que más influencia tiene sobre el comportamiento, distribución geográfica, desarrollo, supervivencia y reproducción de las plagas urbanas.

En el caso de los insectos, se podria afirmar que la influencia de la temperatura supera en gran medida a todos los demás factores ambientales. Así lo explicaba ya en 2017, en la IX International Conference on Urban Pests (ICUP), el experto Dr. Partho Dhang, que vuelve a hablar sobre las relaciones entre cambio climático y control de plagas en un articulo recientemente publicado en la revista PPC de la British pest Control Association (BPAC). 

Los insectos son organismos de sangre fría y no pueden regular su temperatura corporal, que es aproximadamente la misma que la de su entorno inmediato. En base a esto, se ha estimado que con un aumento de temperatura de 2 ° C, los insectos pueden incrementar sus ciclos reproductivos y experimentar de uno a cinco ciclos de vida adicionales por temporada. Además, los veranos más cálidos y los inviernos más suaves alargan las temporadas de actividad de artrópodos plaga como los mosquitos, las termitas, las garrapatas o las moscas, y provocan cambios en su distribución geográfica.

Por ejemplo, Dhang cita el caso de las moscas. Modelos predictivos realizados en el Reino Unido, basados en factores climáticos, para la mosca común (Musca domestica) y los moscardones (Calliphora sp.) predicen que, en escenarios similares de cambio climático, para 2080 las poblaciones de moscas en UK aumentarán hasta un 244% en comparación con los niveles actuales. El calor más prolongado y condiciones más cálidas en zonas históricamente frías ayudarán al establecimiento de las poblaciones de moscas y a ampliar su distribución.

Pero, en cambio, es interesante que no todas las especies de plagas urbanas se verán afectadas de igual manera por el cambio climático. En este sentido, el autor hace referencia a una lista de insectos plaga que se estima que probablemente no serán influenciadas por el clima (en UK): la cucaracha alemana (Blattella germanica), la chinche de la cama (Cimex lectularius), la hormiga faraón (Monomorium pharaonis), la carcoma de los muebles (Anobium punctatum), la pulga de los gatos (Ctenocephalides felis) , la carcoma de la madera (Lyctus brunneus ), la carcoma grande (Hylotrupes bajulus), la polilla común de la ropa (Tineola bisselliella), la avispa Dolichovespula media y la avispa Vespa crabro.

Y aqui va la lista de las especies que, probablemente, aumentarán (en UK) con el incremento de la temperatura: la mosca Tinearia alternata, la hormiga invasora de jardin (Lasius neglectus), la polilla procesionaria del roble (Thaumetopoea processionea), la hormiga argentina (Linepithema humile), la termita mediterránea (Reticulitermes grassei), los mosquitos Culex pipiens molestus, Culex pipiens pipiens, Aedes vexans, Ochlerotatus cantans, y, como ya hemos comentado, la mosca doméstica (Musca domestica). 

Este fenómeno seria extrapolable a otras latitudes. Es posible que las plagas que viven en interiores, en ambientes climatizados artificialmente, o muy cerca de los humanos no experimenten los cambios que afrontarán las plagas que viven al aire libre. Es poco probable que las especies sinantrópicas, como las chinches de la cama, y las especies parasitarias humanas, como los piojos de la cabeza o los piojos púbicos, experimenten cambios importantes por impacto del cambio climático, a no ser que éste impulse un cambio importante en el comportamiento humano.

La temperatura y la eficacia de los plaguicidas

Además de entomólogo, el Dr. Dhang es un experto en plaguicidas, y en su artículo hace alusión al impacto del cambio climático no sólo sobre los insectos considerados plagas urbanas, sino también en el uso de los insecticidas utilizados para controlarlos.

La eficacia del insecticida está determinada principalmente por su ingrediente activo, sin embargo, diversas propiedades químicas y físicas de los insecticidas, como la estabilidad, la vaporización, la penetración y la degradación, dependen de la temperatura.

Aunque no siempre existe una relación lineal, estudios muestran que el efecto del plaguicida sobre los insectos es más rápido a temperaturas más altas. Se ha constatado un efecto positivo de la temperatura sobre los insecticidas organoclorados, los organofosforados y los carbamatos en general, pero sin embargo se ha mostrado un impacto negativo sobre los piretroides sintéticos. 

Además del impacto directo sobre la eficacia de los insecticidas, la temperatura también puede influenciar las herramientas y metodologías que se basan en su uso, por ejemplo las mosquiteras tratadas con insecticidas, los tratamientos con insecticidas residuales o las trampas de cebo con atrayentes.

Pocos estudios han evaluado la eficacia de los plaguicidas en relación con el cambio climático, y los factores que pueden interferir en las futuras tendencias son diversos y complejos. Sin embargo, Dhang, concluye que, aunque no es posible generalizar, el cambio climático puede afectar significativamente a la eficacia de los plaguicidas y tener, a través de los cambios de temperatura, una profunda influencia sobre las plagas urbanas y las estrategias para controlarlas.

 

Fuente: https://ppconline.org/

 

 

 

Compartir notícia: 

Añadir nuevo comentario