La bioactivación, el innovador modo de acción del insecticida indoxacarb

La bioactivación, el innovador modo de acción del insecticida indoxacarb

biocidas

Los insecticidas que contienen el principio activo indoxacarb para el control de cucarachas tienen un innovador modo de acción por bioactivación, un proceso por el cual el propio metabolismo del insecto objetivo cambia la estructura molecular del indoxacarb, transformandolo en su forma activa insecticida. Además de gran eficiencia por mortalidad secundaria e incluso terciaria, el indoxacarb se considera de bajo riesgo para la salud y el medio ambiente.

 

 

El indoxacarb (masa de reacción 75:25 de los enantiómeros S y R) es una sustancia activa insecticida de la clase química de las oxadiacinas, que actúan inhibiendo la entrada de iones de sodio en las células nerviosas de los insectos objetivo. Dado que bloquea el sistema nervioso de los insectos, en lugar de sobreexcitarlo, estos se paralizan lentamente hasta morir, lo que favorece su desplazamiento hasta el refugio y potencia el efecto cascada que hace posible la mortalidad secundaria e incluso terciaria en las poblaciones de cucarachas.

Además, su peculiar modo de acción, por biactivación, le convierten en un excelente aliado para la gestión de la resistencia en los insectos. 

Bioactivación del ingrediente activo

La bioactivación es un proceso diseñado con el objetivo de utilizar las enzimas naturales que se encuentran en los insectos objetivo para activar el ingrediente activo. Una vez que el insecto ha ingerido o absorbido por contacto el indoxacarb, el metabolismo del insecto transforma la estructura molecular del ingrediente y  lo convierte en su forma activa insecticida más potente dentro mismo del insecto. La nueva molécula se une al receptor de los canales de sodio, bloqueando el flujo de iones de sodio en las células nerviosas y causando el deterioro progresivo de la función nerviosa del insecto, que deja de alimentarse, se paraliza y muere.

Este modo de acción presenta importantes beneficios para el profesional del control de plagas, ya que asegura que el tratamiento afectará solamente a las plagas objetivo y el impacto sobre el medio ambiente es bajo. El perfil de seguridad del indozacarb es especialmente interesante ya que los mamíferos no objetivo, si ingieren accidentalmente el cebo, descomponen el principio activo de forma diferente a los insectos. La pequeña cantidad de ingrediente activo insecticida producida por el metabolismo de los mamíferos se excreta fácilmente en la orina.

Control secundario y terciario de poblaciones cucarachas

Este ingrediente activo tiene un tiempo de neutralización del insecto de 12 a 24 horas, en el que la cucaracha queda paralizada o fisiológicamente muerta. A pesar de no tener una acción inicial rápida, el resultado del tratamiento es exhaustivo y muy completo debido a su gran efecto "en cascada" o mortalidad secundaria, debido a la transferencia horizontal del cebo entre las cucarachas. 

Esta transferencia se produce por el contacto físico, la coprofagia (el consumo de heces de otras cucarachas, normalmente cerca del refugio o en su interior), la necrofagia ( el consumo de otras cucarachas muertas) y la emetofagia (el consumo del vómito de otras cucarachas), conductas por las cuales las cucarachas se exponen entre si a los cebos pesticidas.

La probabilidad de que se produzcan efectos indirectos en otros miembros de la población de cucarachas aumenta con un mayor tiempo de neutralización del insecto y disminuye cuando se usa un insecticida de acción rápida, que pueden matar a las cucarachas antes de que puedan regresar a los refugios y transferir el cebo. La muerte algo más lenta provocada por el indoxacarb permite una mayor transferencia de cebo a través de las excreciones de las cucarachas en refugios, donde las ninfas coprófagas y las hembras grávidas no forrajeras se alimentarán de ellas y morirán. 

Los efectos de mortalidad indirecta descritos aportan un control efectivo y rentable.

 

El indoxacarb tiene una actividad probada de control no solo directo o secundario sino incluso terciario de las poblaciones de cucarachas,  matando tanto a adultos como a ninfas  que permanencen en los refugios y que no han ingerido el producto directamente. En este caso, se activa una reacción en cadena de tres pasos, que afectaria a grupos secundarios y terciarios, por lo que se calcula que una sola cucaracha expuesta directamente al cebo puede provocar la muerte de hasta 54 cucarachas. 

 

Fuente: www.pestcontrolnews.com

 

 

Compartir notícia: