Una nueva cucaracha exótica, Shelfordella lateralis, se establece en la Península Ibérica

Una nueva cucaracha exótica, Shelfordella lateralis, se establece en la Península Ibérica

cucarachas

Shelfordella lateralis es el nombre de la nueva especie de cucaracha exótica, con potencial para convertirse en plaga urbana, que se considera ya establecida en la Península. Por el momento existen registros en Almeria, donde está establecida, asi como en la zona portuaria de Barcelona y del Prat de Llobregat. Se encuentra frecuentemente en zonas urbanas, en hábitats exteriores, como jardines o alcantarillas,  y también en el interior de todo tipo de edificios.

 

La cucaracha Shelfordella lateralis (=Blatta lateralis)viene a sumarse a las cuatro especies de cucarachas exóticas, consideradas plagas urbanas, que ya tenemos instaladas en el medio urbano de la Península Ibérica: Blatta orientalis, Blattella germanica, Periplaneta americana y Supella longipalpa.

Asi lo explican Adrià Miralles-Núñez, Carlos Pradera y Álvaro Pérez-Gómez en su artículo "Confirmación de la presencia de Shelfordella lateralis en la Península Ibérica y primeros registros para Cataluña", publicado recientemente en el Boletín de la Institució Catalana d’Història Natural (ICHN).

Los autores confirman el establecimiento de Shelfordella lateralis en la ciudad de Almería, tras observar su presencia en un jardín urbano de la ciudad en el 2017 y poder comprobar que la especie sigue en el mismo entorno tres años después de su primer encuentro. 

Por otra parte, aportan los primeros registros durante el pasado mes de julio de la nueva especie en Catalunya, concretamente un macho adulto de S. lateralis en el interior de un edificio del polígono industrial Pratenc (Prat de Llobregat) y ootecas, ninfas y adultos (machos y hembras) en registros de aguas pluviales y cajas de riego de zonas ajardinadas próximas.

Shelfordella lateralis, también conocida como cucaracha de Turkestán, es originaria de zonas de Asia Central y Oriente Medio pero se encuentra en proceso de expansión. Probablemente a través del transporte de mercancías, en 1978 la especie llegó a California (EEUU) desde donde se expandió a otras regiones del país. Posteriormente se registró en Japón (2003) y México (2015). En Europa se registró por primera vez en Cerdeña (2007) y posteriormente en Almería (2017), en Grecia y en Turquía (2020).

cucaracha

¿Cómo ha llegado Shelfordella lateralis a Almería y Barcelona? La respuesta es incierta. Su localización en dos ciudades portuarias puede sugerir que el transporte de mercancias es el origen de la introducción, sin embargo existe también la hipótesis de escapes de ejemplares, ya que es una especie que se cria y comercializa de forma frecuente como alimento para anfibios y reptiles mantenidos en cautividad. Sea como sea, los autores constatan que la especie se ha establecido y ha encontrado un hábitat adecuado para desarrollarse.

S. lateralis es una cucaracha peridoméstica, que puede encontrarse en jardines, alcantarillas o vertederos, pero también en el interior de edificios. Tiene una gran capacidad de reproducción, una hembra adulta puede llegar a depositar hasta 25 ootecas y puede vivir hasta 612 días, y su desarrollo es rápido, lo que puede favorecer su potencial de convertirse en plaga urbana. En cuanto a sus interacciones con otras cucarachas plaga, en EEUU, se ha constatado que Shelfordella lateralis compite con Blatta orientalis por refugio, y que está desplazando a esta última especie, con una capacidad de reproducción mucho menor y un desarrollo más lento.

Los autores concluyen que el seguimiento de la especie durante los próximos años permitirá observar si se queda en la zona del puerto de Barcelona o da el salto hacia la ciudad.

 

 

Fuentes: 

 

 

 

 

Compartir notícia: