Higiene en las piscinas: medidas para prevenir las infecciones por parásitos

Higiene en las piscinas: medidas para prevenir las infecciones por parásitos

higiene

La infecciones gastrointestinales causadas por el parásito Cryptosporidiuminfo-icon spp se asocian frecuentemente al uso de aguasinfo-icon recreativas, como piscinasinfo-icon de uso público. La incidencia de casos notificados de criptosporidiosis va en aumento en España, por lo que es importante adoptar las medidas de higieneinfo-icon adecuadas en las instalaciones para reducir el riesgo. 

 

Cryptosporidium spp. en el aguainfo-icon de las piscinas

Las infecciones causadas por el parásito Crytosporidium spp. no se producen exclusivamente en piscinas, sin embargo estas instalaciones acuáticas suelen ser el origen de brotesinfo-icon de criptosporidiosis, infección gastrointestinal que causa fuertes diarreas.

La presencia de Cryptosporidium spp. en el agua de las piscinas normalmente ocurre por la contaminacióninfo-icon fecal de bañistas portadores de este patógeno, aunque también es posible por el uso de agua de llenado contaminada en origen.

El parásito se transmite principalmente por via fecal-oral, al tragar agua contaminada con los ooquistes de Cryptosporidium spp., altamente infecciosos, que se excretan en las heces de las personas infectadas. Los niños suelen ser la fuente más probable de la infección y al mismo tiempo el colectivo más afectado por la misma, junto a las personas inmunodeprimidas.

La incidencia de casos notificados de criptosporidiosis va en aumento en España, con un fuerte incremento registrado en la gran mayoría de comunidades autónomas en el 2023. Para prevenir brotes de esta enfermedad relacionados con el baño en piscinas y aguas recreativas se debe garantizar el correcto mantenimiento de la calidad del aguainfo-icon, asi como el cumplimiento de las recomendaciones de higiene para los usuarios antes y durante el disfrute de la piscina.

cryptosporidium

Mantenimiento de las piscinas para prevenir la criptosporidiosis

Una de las características más notables de Cryptosporidium spp. es su alta resistencia al cloroinfo-icon, que le permite sobrevivir durante dias en el agua tratada con los niveles de cloro habituales en piscinas. Sin embargo, el uso de sistemas de filtracióninfo-icon eficientes y la aplicación de otros métodos de desinfeccióninfo-icon, como la luz ultravioleta (UV) o la ozonización, pueden prevenir la presencia de este parásito en el agua de las piscinas.

Los sistemas de filtración del agua eficientes para eliminar Cryptosporidium spp. deben ser capaces de filtrar partículas muy pequeñas, ya que los ooquistes de este parásito tienen un tamaño de aproximadamente 4 a 6 micrómetros. Los sistemas de filtración más efectivos para este propósito incluyen: los filtros de membrana, como los filtros de microfiltración y ultrafiltración, que tienen poros lo suficientemente pequeños para capturar de forma muy efectiva los ooquistes de Cryptosporidium., los filtros de tierra de diatomeasinfo-icon pueden ser efectivos para eliminar el parásito si se mantienen correctamente, y por último, los filtros de cartucho de alta calidad.

Como hemos visto, además de la filtración, hay otros métodos de tratamientoinfo-icon que pueden ser utilizados, en combinación con la filtración, para inactivar o eliminar Cryptosporidium. Por una parte, la desinfección con luz ultravioleta (UV): en dosis adecuadas, la luz UV daña el ADN del parásito, impidiendo su reproducción y haciéndolo no infeccioso. 

Y, por otra parte, la ozonización. A diferencia del cloro, que tiene una eficacia limitada contra los ooquistes de Cryptosporidium, el ozonoinfo-icon (generado in situ) inyectado en el agua es capaz de inactivar estos parásitos a concentraciones y tiempos de contacto adecuados. Sin embargo, los sistemas de ozonización deben ser diseñados y operados por profesionales para garantizar su seguridadinfo-icon y eficacia. 

Mantener los niveles de turbidezinfo-icon del agua dentro de los niveles establecidos en la normativainfo-icon técnico-sanitaria de las piscinas, el RD 742/2013, también puede ser relevante para prevenir infecciones por Cryptosporidium spp. Se ha constatado una relación entre la turbidez del agua y el desarrollo de protozoosinfo-icon resistentes al cloro, ya que en el agua turbia el cloro es menos eficaz para desinfectar el agua de la piscina.

cryptosporidium

Por último, las piscinas deben tener Protocolos establecidos para responder rápidamente a los incidentes de contaminación fecal, lo que incluye la evacuación de la piscina, la eliminación de la contaminación y la desinfección del agua antes de permitir que los usuarios se bañen de nuevo.

Actualmente, el controlinfo-icon rutinario de la presencia de protozoos parásitos como Cryptosporidium spp. no está incluida en los programas de vigilancia sanitaria de las piscinas. El análisisinfo-icon de estos microorganismos es costoso y la determinación de su presencia sólo se realiza en caso de brote. 

Recomendaciones de higiene para los usuarios

Para prevenir brotes de criptosporidiosis en piscinas es crucial comunicar y mantener una cierta vigilancia entorno a los hábitos correctos de higiene personal que deben mantener los bañistas.

Se recomienda informar a los usuarios de la piscina sobre este problema de salud públicainfo-icon y sobre cómo minimizar el riesgo, promoviendo la participación comunitaria y especialmente de las familias con niños pequeños que visitan piscinas públicas.

Ducharse antes de entrar en la piscina, no tragar agua de la piscina (que puede estar contaminada con ooquistes) y lavarse las manos después de ir al baño o cambiar pañales son algunas medidas reductoras del riesgo.

Además, para prevenir la contaminación del agua es clave informar al público sobre la importancia de no nadar si tienen diarrea o han sido diagnosticados recientemente con criptosporidiosis. En general una persona con diarrea no debe visitar zonas de recreación acuática y debe extremar las medidas de higiene personal hasta 48 horas después de la desaparición de la diarrea. En los casos de criptosporidiosis, debido a que los ooquistes pueden excretarse una vez finalizada la diarrea, se recomienda evitar bañarse en piscinas durante las dos semanas siguientes al cese de los síntomas. 

 

 

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Aqua Free

Productos y servicios para la higiene del agua