Incremento de casos y brotes de criptosporidiosis en España en 2023

Incremento de casos y brotes de criptosporidiosis en España en 2023

criptosporidiosis

La criptosporidiosis es una zoonosisinfo-icon de transmisión fecal-oral, que se produce tras la ingestión de ooquistes de Cryptosporidiuminfo-icon spp., uno de los parásitos transmitidos por el aguainfo-icon más relevante en la UE. Durante 2023 se ha observado un incremento inusual de casos de criptosporidiosis en España, vinculados al agua de piscinasinfo-icon, aguasinfo-icon recreativas y redes de abastecimiento.

 

Incremento inusual de la criptosporidiosis en 2023

A mediados de septiembre de 2023 el Ministerio de Sanidadinfo-icon detectó un extraordinario incremento de casos y brotesinfo-icon de criptosporidiosis,  sobre todo entre julio y septiembre,  en la gran mayoría de comunidades autónomas (CCAA), vinculados tanto al consumo de agua de redes de abastecimiento local como al uso de piscinas y de aguas recreativas. 

Hasta finales del pasado octubre se habian notificado 3.400 casos, en comparación con una mediana de 569 casos anuales, y un máximo de 1.582 casos en 2018, en el periodo entre 2016 y 2022.

Cryptosporidium spp., es uno de los parásitos transmitidos por el agua más relevante en la UE. Sus ooquistes pueden encontrarse en agua superficial, agua subterránea, agua de consumoinfo-icon y en agua de piscinas, son muy resistentes a las condiciones ambientales adversas y permanecen viables durante mucho tiempo en el medio ambiente, teniendo un alto potencial para contaminar el agua y el suelo. Los ooquistes de Cryptosporidium spp. suelen ser resistentes a los desinfectantesinfo-icon más comunes (como el cloroinfo-icon) y su dosis infectiva es muy baja, por lo que la ingestión de aproximadamente 10 a 30 ooquistes causa infección.

La criptosporidiosis se transmite por via fecal-oral y produce fiebre, dolores intestinales y diarrea.

 

criptosporidiosis

 

Posibles causas del incremento

Una gran proporción de los casos notificados están relacionados con el baño en piscinas y aguas recreativas, y por otro lado, se han identificado brotes, alguno de gran magnitud, relacionados con consumo de agua de la red de abastecimiento. Esto podría deberse a una combinación de factores relacionados con condiciones climáticas extremas, como olas de calor, fuertes lluvias e inundaciones, que han tenido lugar en España durante este verano, aunque tampoco se puede descartar la posibilidad de transmisión debido a alimentosinfo-icon contaminados.

La mejora importante de la capacidad de diagnóstico en los laboratoriosinfo-icon locales en los últimos años es un factor a tener en cuenta, que puede estar influyendo en el incremento de detección de casos. No obstante, esto último por sí mismo no explica el inusual incremento de casos de criptosporidiosis registrados entre julio y septiembre de este año.

Las condiciones meteorológicas podrían haber afectado a ciertas plantas de tratamientoinfo-icon de agua de consumo, que podrían ver comprometido su funcionamiento óptimo por la turbidezinfo-icon elevada de las aguas tras eventosinfo-icon meteorológicos adversos. Además, el calor extremo ha podido propiciar también un mayor uso tanto de piscinas como aguas recreativas y, por tanto, una mayor aglomeración en dichas instalaciones.

criptosporidiosis

Vigilancia de Cryptosporidium spp. en piscinas y agua de consumo

En España, Cryptosporidium spp. no se vigila de manera sistemática en agua superficial o subterránea, a no ser en el contexto de la investigación ambientalinfo-icon de un brote.

En el Real Decretoinfo-icon 742/2013, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas, no se establece explícitamente el controlinfo-icon de Cryptosporidium spp., pero se señala que el agua de la piscina deberá estar libre de organismos patógenosinfo-icon que puedan suponer un riesgo para la saludinfo-icon humana. Sin embargo, la determinación de la presencia de este parásito sólo se realiza en caso de brote.

En el caso del agua de consumo, en el Real Decreto 3/2023, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de la calidad del aguainfo-icon de consumo, se establece que el agua de consumo debe estar libre de microorganismos o parásitos que puedan suponer un riesgo para la salud humana. Aun así, Cryptosporidium spp. no es un microorganismo de control rutinario en agua de consumo, debido a la dificultad del muestreoinfo-icon y analítica. No obstante, en determinadas situaciones si que se monitoriza Clostridium perfringens como posible indicador de Cryptosporidium spp.

 

Recomendaciones

En vista de esta situación anómala, en la Evaluación Rápida del Riesgo publicada por el Ministerio de Sanidad se recomienda:

  • Hacer un seguimiento muy estrecho de la situación en vistas a la próxima temporada de primavera y verano, dado que las tendencias actuales de olas de calor, lluvias extremas y otros eventos meteorológicos adversos pueden aumentar el riesgo global de enfermedades por transmisión hídrica, incluyendo la criptosporidiosis. 
     
  • Intensificar la vigilancia de Cryptosporidium spp. en España y, en el contexto de estudio de brotes, realizar estudios epidemiológicos más completos.
     

  • Establecer protocolos de vigilancia ambiental, que definan la metodología y los aspectos relacionados con la identificación de Cryptosporidium spp.
     

  • A pesar de que el agua de consumo de la red de abastecimiento en España es de una alta calidad, se recomienda investigar el papel de la meteorología en las infecciones de transmisión hídrica y la resiliencia de las plantas de tratamiento frente a eventos meteorológicos extremos, ya que se prevé que el cambio climático aumente la frecuencia de eventos extremos relacionados con precipitaciones, sequía y temperatura. 
     

  • La presencia de Cryptosporidium spp. en agua de las piscinas, usualmente ocurre por la contaminacióninfo-icon fecal inadvertida de bañistas portadores de este patógeno. Para prevenir brotes relacionados con el baño en piscinas y aguas recreativas se recomienda, por una parte garantizar el correcto mantenimiento de las instalaciones y, por otra, hacer hincapié en dar a conocer este problema de salud públicainfo-icon e informar al público sobre cómo minimizar el riesgo mediante unos correctos hábitos higiénicos personales. En particular, esta información debe ponerse a disposición de las familias con niños pequeños, especialmente aquellos que visitan piscinas públicas u otros sitios de recreación acuática.

Finalmente, en el informe se recuerda que es responsabilidad de las autoridades locales, según el RD 3/2023info-icon, la elaboración de Planes Sanitarios del Agua (PSA) en las zonas de abastecimiento de titularidad y gestión municipal. Para ello, el Ministerio de Sanidad ha elaborado junto a la Asociación Española de Abastecimiento y Saneamiento, una herramienta denominada GEPSA (gestor de PSA), así como una guía práctica para la elaboración de un PSA en una zona de abastecimiento.

 

 

Referencia:

Evaluación Rápida del Riesgo Incremento de casos y brotes de criptosporidiosis en España 2023, Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Ministerio de Sanidad

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Aqua Free

Productos y servicios para la higiene del agua