Las garrapatas ya han iniciado su actividad y prevenir sus picaduras puede evitarnos infecciones

Las garrapatas ya han iniciado su actividad y prevenir sus picaduras puede evitarnos infecciones

garrapatas

Las garrapatas han iniciado ya su temporada de actividad y es importante poner atención a estos arácnidos en nuestros paseos por parques, campos o bosques. Prevenir sus picaduras puede evitarnos posibles infecciones, como la borreliosis de Lyme o la emergente fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.  Aunque la probabilidad de que esto suceda es baja, es muy recomendable tener precaución.


 

Atención a las garrapatas 

Las garrapatas son abundantes en toda Europa y se muestran especialmente activas desde la primavera hasta el otoño. La tasa de infecciones de enfermedades transmitidas por estos parásitos ha ido en aumento en Europa desde la década de 1980, debido a factores como el incremento de las  temperaturas o la intervención humana en los espacios naturales.  

Aunque la mayoría de las picaduras de garrapatas son indoloras y causan síntomas menores, como enrojecimiento o hinchazón, en determinadas zonas geográficas pueden transmitir enfermedades graves. En España destacan principalmente las de origen bacteriano, como la enfermedad de Lyme, la fiebre botonosa, la anaplasmosis, la tularemia o la babesiosis, pero también una enfermedad vírica emergente, la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, cuyo agente causal circula desde hace años en zonas del territorio español.

Aunque en España la probabilidad de desarrollar enfermedades tras la picadura de una garrapata es baja, ante la posibilidad de entrar en contacto con estos parásitos, es muy recomendable tomar precauciones.

Garrapatas en zonas verdes urbanas

La exposición a picaduras de garrapatas es mucho más frecuente en zonas de pasto, montes o bosques, sin embargo también en parques urbanos es posible encontrarlas si las condiciones les son propicias. 

Un reciente estudio realizado en Reino Unido, publicado en Zoonoses and public health, revisa los resultados de más de 100 publicaciones científicas que estudian la presencia de garrapatas Ixodes ricinus en espacios verdes urbanos de 24 paises europeos, asi como la prevalencia de infecciones por bacterias Borrelia spp. entre ellas. 

Ixodes ricinus es una garrapata ampliamente distribuida por toda Europa, involucrada en la transmisión de una gran diversidad de patógenos de importancia médica y veterinaria, incluidos el virus de la encefalitis transmitida por garrapatas y la bacteria Borrelia burgdorferi, principal causa de la borreliosis de Lyme.

garrapatas
Ixodes ricinus / Holger Krisp

El estudio concluye que la densidad media de I.ricinus en espacios verdes urbanos en toda Europa sería de 6,9 garrapatas por 100m2 y la prevalencia media de Borrelia spp. del 17,3%. Una densidad similar se estimó para las ninfas, que tuvieron una prevalencia de Borrelia spp. del 14,2%. 

Los autores destacan la falta de cuantificación del impacto de la exposición humana a I. ricinus y la posterior incidencia de borreliosis de Lyme en los espacios verdes urbanos, asi como la necesidad de estandarizar los protocolos de muestreo para generar mejores datos sobre la densidad de garrapatas y la prevalencia de Borrelia en áreas urbanas.

El virus de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo 

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC) es una enfermedad grave, transmitida a los humanos principalmente por la picadura de garrapatas Hyalomma spp. La vigilancia del virus de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo (VFHCC) está mostrando que su circulación en España es más amplia y antigua de lo que se pensaba y que necesita más atención.

El virus se detectó ya en el 2010, en garrapatas Hyalomma lusitanicum recolectadas en ciervos de Cáceres y posteriores estudios detectaron el virus en la misma área durante varios años. En el 2016 se detectaron los dos primeros casos humanos en España y hasta el momento se han descrito ocho casos más, todos ellos con origen en zonas de Castilla y León y Extremadura.

Un estudio de vigilancia del VFHCC en España publicado en febrero de este año mostraba  que el virus de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo (VFHCC) circula de forma permanente en regiones del centro y suroeste de España, donde el ciervo rojo (Cervus elaphus) es su principal huésped y las garrapatas Hyalomma spp. su reservorio y vector más común.

garrapatas
Hyalomma marginatum / Adam Cuerden

Y más evidencias de la circulación del virus VFHCC en el este de España las aporta un nuevo estudio, realizado por investigadores de Universitat Autònoma de Barcelona, la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Valencia y el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries, realizado en Valencia. Para evaluar el alcance y la antigüedad de la circulación del virus en el este de España, los autores realizaron un estudio retrospectivo para detectar anticuerpos de VFHCC en diferentes especies de vida silvestre en la región de Valencia.

A lo largo de la costa mediterránea del este de España, la existencia de garrapatas Hyalomma y del propio virus eran inciertas hasta hace poco, cuando se encontraron garrapatas H. lusitanicum en jabalíes (Sus scrofa) del área metropolitana de Barcelona, y se reportó seropositividad para VFHCC en ungulados del sur de Cataluña.

Los resultados del nuevo estudio muestran que el virus ya estaba circulando en diferentes áreas de la región de Valencia cuando se notificó por primera vez en 2010 en Cáceres, y que en el este de España, la circulación del VFHCC ocurre principalmente en grupos geográficos asociados con altas densidades de especies de bóvidos.

Medidas de prevención

Visto todo esto, recordamos la importancia de los programas de vigilancia y control de garrapatas. Y también de las medidas individuales para prevenir sus picaduras: 

  • Utilizar ropa adecuada: ropa de colores claros, pantalón largo metido por dentro de los calcetines, manga larga, gorra y camiseta por el interior del pantalón.
  • Si vas con tu perro, asegurate de que tiene el tratamiento antiparasitario adecuado
  • Si utilizas un producto químico repelente, asesórate primero. Y recuerda que el que es bueno para tu perro no lo es para ti.
  • Evitar pasar por zonas con hierbas altas, las garrapatas suelen esperar a su hospedador en la parte superior de la vegetación
  • Procurar caminar por el centro de los senderos y no sentarse o tumbarse en sus orillas.
  • No tocar el ganado ni los animales silvestres.
  • Revisar la posible presencia  de garrapatas en la ropa durante y al acabar el paseo.
  • Las picaduras no suelen generar dolor ni picor, por eso es importante después del paseo revisar la ropa, el cuerpo y también al perro. Las larvas de garrapatas son muy pequeñas, por lo que esta revisión debe ser completa, poniendo especial atención en zonas donde la piel es fina, tiene mayor flujo sanguíneo o forma pliegues (ingles, axilas, cabeza, parte posterior de orejas, codos, rodillas, etc.)

 

 

 

Fuentes:

Kayleigh M. Hansford,Benedict W. Wheeler,Barbara Tschirren,Jolyon M. Medlock: Questing Ixodes ricinus ticks and Borrelia spp. in urban green space across Europe: A review, Zoonoses and public health

Carrera-Faja L, Cardells J, Pailler-García L, Lizana V, Alfaro-Deval G, Napp S, et al.: Evidence of prolonged Crimean-Congo hemorrhagic fever virus endemicity by retrospective serosurvey, eastern Spain. Emerg Infect Dis. 2022 May 

 

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas