¿Bajar la concentración de los rodenticidas anticoagulantes? No, gracias!

¿Bajar la concentración de los rodenticidas anticoagulantes? No, gracias!

Con la modificación del Reglamento CLP sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias químicas, los rodenticidas anticoagulantes que contienen sustancias activas en concentración igual o superior a 30 ppm se clasifican como CMRs (tóxicos para la reproducción). La elección de comercializar o no formulaciones "desconcentradas" es una apuesta con consecuencias, como explica Damien Barrau, director técnico internacional de Liphatec.

 

Los rodenticidas anticoagulantes que contengan sustancia activas en una concentración igual o superior a 30ppm se clasifican como CMRs (cancerígeno, mutágeno, reprotóxico), por lo que deben etiquetarse como tal y su comercialización al público general está prohibida.

La reclasificación de estas sustancias biocidas ha planteado interrogantes a la industria que los produce y comercializa, como por ejemplo lo adecuado de reducir las concentraciones por debajo de 30ppm.

LIPHATECH, empresa líder mundial en el desarrollo de productos para el control de plagas, nos explica su posicionamiento ante este tema.

Damien Barrau, director técnico de LIPHATEC, señala que la aplicación de este limite de concentración específica de sustancia activa de 30ppm, a partir de la cual se clasifica el producto como CMR, unido al proceso de renovación de la autorización de comercialización en el mercado, han hecho aparecer productos "desconcentrados" respecto a los niveles históricos. Sin embargo, LIPHATEC ha escogido firme y responsablemente no desconcentrar sus formulaciones, incluso a riesgo de privarse de varios millones de euros en volumen de ventas a nivel europeo.

A la luz de nuestra experiencia y de nuestro trabajo de campo, estimamos que la desconcentración de ciertas sustancias activas tendría como consecuencias, por una parte, un descenso en la eficacia de los medios de lucha, y por otra parte, un riesgo aumentado de no poder controlar más las poblaciones resistentes. Estas observaciones han sido confirmadas por un grupo de expertos independientes encargados por la Comisión Europea (RMM (Risk Mitigation Measures) para los rodenticidas anticoagulantes, 2014).

Para alcanzar el mismo nivel de eficacia con productos desconcentrados, el consumo de cebos debería ser aumentado de manera significativa, pero la capacidad de ingestión de un roedor se limita a un 10% de su peso, agrega Damien Barrau.

La exigencia de calidad

LIPHATECH desarrolla procesos industriales únicos y totalmente automatizados que aseguran una calidad homogénea de sus productos. Las especificaciones de LIPHATECH son muy estrictas, tanto en lo concerniente a sus materias primas como a los resultados:

  • Los criterios de selección de los cereales y de la harina son superiores a los de la galletería,
  • Cebos apetentes y eficaces para el éxito de un tratamiento de menos de un mes.

GENERATION CON DIFETIALONA 25PPM: EFICACIA PROBADA DESDE HACE 25 AÑOS

A efectos de mantener los niveles de eficacia esperados por los profesionales, LIPHATECH decidió no desconcentrar ni su línea MAKI (Bromadiolona a 50 ppm) ni su línea ROZOL (Clorofacinona a 50 ppm).
La línea GENERATION (Difetialona a 25 ppm) existe como tal desde hace más de 25 años con esta concentración de sustancia activa y responde a las exigencias de la SCL sin que sea necesario modificar su formulación.

GENERATION es distribuido en exclusiva por SANITRADE (www.sanitrade.es)

La misión de LIPHATECH: mejorar las condiciones de lucha

LIPHATECH revisa regularmente sus cebos en el laboratorio en cepas de ratas y ratones silvestres. Los resultados son confirmados por tests de eficacia y de apetencia en el terreno, en cooperación con los profesionales 3D (Desratización / Desinfección / Desinsectación).

Paralelamente, a efectos de aportar al mercado nuevas soluciones en materia de lucha contra los roedores dañinos, LIPHATECH ha invertido en trabajos de colaboración (universidades y sociedades privadas) a través de su programa NEORAMUS, cuyo objetivo es descubrir y concebir nuevas sustancias activas así como nuevos cebos.
    
Entender la SCL

El Reglamento sobre la clasificación, el etiquetado y envasado de sustancias y mezclas químicas, conocido como CLP, establece una concentración de sustancia activa (30 ppm; 0.003%) a partir de la cual los rodenticidas anticoagulantes son clasificados como reprotóxicos (CMR).

En ningún caso los industriales han sido obligados a disminuir la concentración de sus productos para la utilización por los profesionales. Los productos que tienen una concentración igual o superior a 30 ppm deberán llevar a nivel de su etiquetado la frase de riesgo H360D: « Puede dañar al feto».

Atención a la posible confusión: el pictograma de « el hombre estallado » no significa forzosamente que el producto está clasificado como CMR,  por ejemplo, cierto número de productos domésticos ostentan este pictograma por otras razones que la clasificación CMR. Son las «frases H» que lo acompañan las que permiten hacer la distinción.

Damien Barrau recuerda que la utilización de tales productos está sometida a medidas muy específicas para su manipulación y el almacenamiento.

 

 

Compartir notícia: