Un tercio de los productos tratados con biocidas en la UE tienen un etiquetado incorrecto

Un tercio de los productos tratados con biocidas en la UE tienen un etiquetado incorrecto

biocidas

El tratamiento de artículos, como textiles, pinturas o artículos deportivos, con productos biocidas permite protegerlos frente a organismos nocivos, moho y bacterias. Para ello sólo está permitido utilizar sustancias activas biocidas autorizadas en la UE y es obligatorio etiquetar los productos tratados de acuerdo al Reglamento de Biocidas. Sin embargo, un tercio de los productos tratados con biocidas en la UE no están correctamente etiquetados.

 

Ropa deportiva antibacterias que emanen olores desagradables o pinturas resistentes a la contaminación microbiana son dos ejemplos de artículos tratados con sustancias activas biocidas, con el fin de mejorar sus características o alargar su vida útil.

Desde el 2017, los artículos comercializados en la UE con declaraciones de haber sido tratados con biocidas deben llevar una etiqueta con la información sobre la sustancia activa incluida en el producto biocida utilizado en el tratamiento.

En el marco del proyecto EU-wide Enforcement Forum ,  la ECHA ha publicado un estudio centrado en verificar en que grado se cumplieron en el 2019 las obligaciones de etiquetado y la presencia de sustancias activas legales o ilegales en este tipo de productos, de conformidad con el Reglamento de Biocidas (UE) No 528/2012 (BPR) .

Para ello 22 Estados Miembros de la UE inspeccionaron casi 1200 empresas y comprobaron más de 1800 artículos tratados,  un 73% de los cuales producidos en la UE. Los productos tratados más inspeccionados fueron ropa, pinturas, ropa de cama y mezclas químicas tratadas con biocidas.

Etiquetas incorrectas

Los resultados muestran que en el 36% de los casos la calidad de la información proporcionada en las etiquetas de los artículos tratados fue inadecuada.  En el 42% de los artículos y el 23% de las mezclas químicas faltaba información básica, como el nombre de la sustancia activa biocida utilizada para el tratamiento. En cuanto a la obligación de utilizar los idiomas nacionales en las etiquetas, se cumplió en el 83% de los casos pero esta tasa varió entre los diferentes Estados miembros y fue significativamente más baja para idiomas distintos del inglés, francés o alemán.

Sustancias activas no autorizadas

Los inspectores también comprobaron si los productos biocidas utilizados para tratar los artículos y mezclas químicas contenian sustancias activas autorizadas en la UE. Según la autodeclaración de los productores, este deber se cumplió correctamente, con menos del 2,5% de los productos inspeccionados que contenían una sustancia activa ilegal. Sin embargo, este resultado solo se basa en las declaraciones de las empresa, ya que en las inspecciones no realizaron análisis químicos de forma sistemática. En consecuencia, el porcentaje real de sustancias activas ilegales en el mercado de la UE podría ser mayor.

Declaraciones falsas

Varios Estados miembros informaron de que los artículos inspeccionados se comercializaron con declaraciones de propiedades biocidas, pero se descubrió que no se trataban con biocidas en absoluto. En estos casos, algunas empresas eliminaron las declaraciones sobre tratamientos con  biocidas durante la inspección, para evitar cumplir con los requisitos legales relacionados con el BPR.

Los resultados del proyecto indican que las empresas deben aumentar el conocimiento de sus responsabilidades con respecto a los artículos y mezclas químicas tratados, e intensificar sus esfuerzos para mejorar la calidad general del etiquetado, especialmente en el caso de los artículos tratados.

 

Fuente: BEF-1 Report Report of the first harmonised enforcement project on treated articles, ECHA

 

 

Compartir notícia: 

Añadir nuevo comentario