El cáncer de pleura debido al amianto prevalece en Cerdanyola del Vallès

El cáncer de pleura debido al amianto prevalece en Cerdanyola del Vallès

amianto

Cerdanyola del Vallès, localidad en la que estaba ubicada la mayor fábrica de Uralita, es el municipio de España con más prevalencia de cáncer de pleura. Este virulento tipo de cáncer se produce únicamente por exposición al amianto, material utilizado por Uralita para producir fibrocemento. En Cerdanyola, cada semana se detecta, de media, un nuevo paciente de alguna de las enfermedades provocadas por el amianto.

 

Las enfermedades relacionadas con el amianto seguiran creciendo en Cerdanyola hasta el 2020

amiantoLas patologias relacionadas con el amianto no son un problema del pasado, ni están relacionadas únicamente con la inhalación de fibras en el trabajo.

El doctor Josep Tarrès, coordinador de un grupo médico comarcal que evalua la incidencia de estas patologias en Cerdanyola, constata una curva ascendente de casos relacionados con el amianto, que calcula no empezará a bajar hasta el año 2020. Y posteriormente tardará dos décadas más hasta que las estadísticas se igualen a otras localidades.

El equipo lleva más de 1.000 casos de enfermedades relacionadas con el amianto diagnosticados en la localidad y cada año aparecen unos 50 nuevos pacientes, que sufren patologias crónicas, como la asbestosis o las placas pleurales, o cancerígenas, como el cáncer de pulmón o el mesotelioma. 

En diciembre del año pasado el equipo médico habia diagnosticado 194 casos de mesotelioma en Cerdanyola y en mayo de este año ya eran más de 200.  El mesotelioma es una forma rara y muy virulenta de cáncer, que se desarrolla en el mesotelio, el revestimiento protector que cubre muchos de los órganos internos del cuerpo, y que principalmente es causado por la exposición al amianto.

El 57% de estos mesoteliomas tienen, según el doctor Tarrès, un origen laboral y un 43% de convivencia, vecindad o ambiental, pero actualmente ya empiezan a bajar los casos laborales y a subir los ambientales. El médico afirma que la incidencia de este tipo de cáncer en Cerdanyola es 70 veces superior a la habitual. 

Trabajadores, familiares y vecinos afectados

No se trata exclusivamente de enfermedades laborales, sino que hay victimas pasivas, los familiares de los empleados de la fábrica y los vecinos han estado expuestos también al amianto. Mientras que la asbestosis es más común entre los antiguos trabajadores de Uralita porque esta enfermedad requiere una exposición más prolongada al mineral, el mesotelioma necesita una dosis mucho menor inhalada, aunque tarda más en manifestarse.

De los 194 mesoteliomas diagnosticados en diciembre de 2015, el 43% no eran de origen laboral. Muchas mujeres de la fábrica inhalaban las fibras de amianto, por ejemplo, al lavar la ropa de sus maridos. Asimismo, Tarrès ha mapeado la ubicación de los enfermos detectados. Aunque era de esperar que la distribución fuera más o menos uniforme alrededor de la fábrica, los estudios del neumólogo han permitido constatar que, a causa de un fenómeno metereológico (un habitual viento suave del nord-oeste), la mayoria de los diagnósticos se concentra en el sud-este de donde estaba situada la fábrica.

No obstante, Tarrès remarca que vivir en estos momentos en Cerdanyola no tiene más peligro que hacerlo en cualquier otra población ya que los riesgos estan relacionados con la actividad de la fábrica de fibrocemento Uralita, que cerró en el año 1997, año en que la OMS declaró al amianto como cancerigeno. El amianto se prohibió en España en el 2002, pero se calcula que en el conjunto del Estado hay 21 millones de toneladas de este material, la mayor parte en forma tejados, tuberias y canales de fibrocemento.

Las enfermedades relacionadas con el amianto se producen por inhalación, a través de las vias respiratorias. Las fibras que se desprenden del material se incrustan en los pulmones y, después de largos periodos de latencia que pueden llegar a ser décadas después de la exposición al material, aparecen dolencias como la asbestosis, el cáncer de pulmón o el mesotelioma.

Este hecho ha retardado hasta la actualidad las consecuencias del amianto. Los expertos calculan que el 100% de los mesoteliomas y entre el 8 i 15% de los tumores de pulmón están vinculados a la exposición a este material, pero advierten que el pico de enfermos todavia está por llegar. Se espera que, de aqui a 2030, medio millón de personas moriran en Europa de cáncer por exposición al amianto. 

Para Tarrès, no obstante, cualquier cifra de afectados se queda corta porque la tasa de infradiagnóstico es brutal. 

 

 

Fuentes: Cerdanyola.info,  El Pais

Imagen: El Pais/Joan Sánchez

 

 

Compartir notícia: