Ventilar las oficinas para ser productivo

Ventilar las oficinas para ser productivo

caiEl aire que respiramos en el interior de los edificios condiciona nuestra capacidad de pensar, tomar decisiones y ser productivos. Esta es la conclusión de un estudio realizado en EEUU, que realiza mediciones sobre las funciones cognitivas de orden superior en 24 profesionales, que desarrollan su actividad en oficinas, bajo diferentes condiciones de tres parámetros ambientales: la ventilación con aire exterior, el nivel de CO2 y los compuestos orgánicos volátiles (COVs).

 

La necesidad de ahorrar energía condujo, hace ya más de 4 décadas, a un cambio en las prácticas de construcción en los EEUU, de modo que los edificios se hicieron más herméticos  y eficientes energéticamente, reduciéndose las tasas de intercambio de aire interior/exterior en hogares y oficinas.

Con el tiempo se ha constatado que este planteamiento conduce a potenciales consecuencias negativas para la Calidad del Aire Interior (CAI), ya que disminuir la ventilación puede incrementar la concentracion de contaminantes interiores. Ya en los años 80 se empezó a hablar de enfermedades relacionadas con los edificios, del Sindrome del Edificio Enfermo, asi como de los costos anuales y pérdidas de productividad debido a los síntomas de salud atribuibles al ambiente interior.

A finales del año pasado se publicó un estudio realizado en Harvard (EEUU) con el objetivo de cuantificar objetivamente el impacto del ambiente interior en las funciones cognitivas de orden superior, un factor conductor de la productividad en el mundo real de los trabajadores de oficinas.

Para ello, 24 profesionales (arquitectos, diseñadores, programadores, ingenieros, creativos profesionales del marketing, gerentes) pasaron 6 días de trabajo a jornada completa (9:00 - 17:00h) en un espacio de oficina con ambiente controlado. En este ambiente se simularon condiciones con un nivel bajo de COVs ("Green") y con un nivel alto de COVs ("Convencional") recreando las condiciones típicas en edificios de oficinas reales. 

Además, teniendo en cuenta que los avances tecnológicos en los sistemas mecánicos abren la posibilidad de aumentar las tasas de ventilación sin sacrificar la eficiencia energética, se probó una tercera situación con una mayor tasa de ventilación en las condiciones Green, a la que llamaron Green+.

Por último, teniendo en cuenta nuevas tendencias que consideran que el CO2 puede no ser sólo un indicador de la ventilación y marcador de otros contaminantes, sino ser considerado un contaminante en si mismo, se estudió también su impacto sobre la función cognitiva, manteniendo las otras varibles constantes.

Para realizar la evaluación cognitiva se utilizó un software de Simulación de Gestión Estratégica, diseñado para probar la eficacia de los empleados, a través de la evaluación de la toma de decisiones de orden superior, puntuando sobre factores cognitivos como: tomar decisiones en actividad básica, aplicada y focalizada, respuesta a situaciones de crisis, búsqueda y uso de información, amplitud de enfoque y estrategia. 

Los resultados mostraron una mejora significativa en las puntuaciones sobre la función cognitiva en los ambientes Green y Green+ en comparación con los Convencionales. La exposición al CO2 y a los COVs se asoció asimismo a puntuaciones más bajas.

cai

Edificios "Verdes"

El uso de materiales con bajas emisiones de COVs, una práctica habitual en los edificios Green, reduce la exposición a éstos. Incrementar el suministro de aire exterior no sólo reduce la exposición al CO2 y a los COVs sino también a otros contaminantes interiores.

Aumentar el suministro de aire exterior no sólo reduce la exposición a CO2 y compuestos orgánicos volátiles, sino también la exposición a otros contaminantes interiores. El diseño de edificios verdes, que optimicen la productividad de los trabajadores y el uso de energía, requeriran la adopción de sistemas eficientes de energía y de buenas prácticas, para maximizar el beneficio para la salud humana y reducir al mínimo el consumo de energía en los espacios donde cada dia trabajan o conviven millones de personas. 

Según los autores, la exposición a estos factores deberia ser investigada también en otros ambientes interiores, como viviendas, escuelas o aviones, donde las disminuciones de la función cognitiva y la toma de decisiones podrían tener un impacto significativo en la productividad, el aprendizaje y la seguridad.

 

Fuente: Joseph G. Allen, Piers MacNaughton, Usha Satish, Suresh Santanam, Jose Vallarino, and John D. Spengler: Associations of Cognitive Function Scores with Carbon Dioxide, Ventilation, and Volatile Organic Compound Exposures in Office Workers: A Controlled Exposure Study of Green and Conventional Office Environments

Compartir notícia: