Control de Legionella con ionización cobre-plata

Control de Legionella con ionización cobre-plata

legionella

La aplicación de iones de cobre y plata en los sistemas de agua sanitaria para controlar la proliferación de la bacteria Legionella parece ser una opción eficiente, que además permite reducir la temperatura del agua caliente sanitaria y ahorrar así energía. Un estudio realizado en Reino Unido demostró un control efectivo (100%) de la bacteria con una temperatura promedio del agua caliente de 42ºC, en el período 2011-2017. 

 

La temperatura es uno de los factores utilizados para controlar la proliferación de la Legionella en los sistemas de agua sanitaria. La tempera óptima de crecimiento de la bacteria es de 35-37ºC, por debajo de 20ºC se encuentra en estado latente, a partir de 45ºC deja de multiplicarse y por encima de 70ºC muere. Sin embargo, la temperatura por si sola no es suficiente para eliminar el riesgo, especialmente en instalaciones grandes y complejas, por lo que es necesario implementar métodos de control adicionales, como puede ser el uso de biocidas.

Uno de estos métodos adicionales es la ionización cobre-plata (CSI), que se basa en la liberación continua de iones de cobre (Cu2 +) y plata (Ag +), probados agentes antibacterianos, en el agua. Este sistema ha demostrado ser un eficaz método de control de L pneumophila a largo plazo en sistemas de agua caliente de hospitales, utilizando una dosis de 0.2-0.4 mg/L Cu y 0.02-0.04 mg/L Ag iones, en combinación con el control de la temperatura del agua.

Desinfección y sostenibilidad

Un estudio realizado en Londres durante el período 2011-2017 evalua la eficacia de la ionización cobre-plata para controlar L.pneumophila en el sistema de agua de una instalación hospitalaria de nueva construcción, utilizando unas temperaturas del agua intencionadamente reducidas.

El estudio incluye también un análisis del uso de energía del sistema, en comparación con el control convencional de la bacteria mediante la temperatura del agua.

En la nueva instalación se ubicaron sistemas de ionización cobre-plata entre los diversos depósitos de agua, ubicados en la octava planta del edificio, para administrar los niveles adecuados de Cu y Ag en los mismos y asegurar su correcta distribución hasta los puntos de salida de agua. El sistema se diseñó para proporcionar los niveles mínimos requeridos de iones Cu (> 0.2 mg / L) y Ag (> 0.02 mg / L) en los puntos de uso, con niveles de iones liberados en el suministro del agua ajustados automáticamente, en función de las variables de caudal y calidad del agua.

Para el estudio se tomaron 1.598 muestras de 23 puntos de muestreo diferentes, entre septiembre de 2011 y junio de 2017, que se analizaron utilizando métodos acreditados para L pneumophila, niveles de iones de cobre y plata y recuento de viables totales (RVT). La temperatura del agua caliente registrada durante el período de estudio en los puntos de agua fue de un promedio de 42 ° C (rango = 37 ° C-44 ° C).

No se detectó L pneumophila en las muestras de agua, ni durante el período de puesta en servicio, desde septiembre de 2011 hasta marzo de 2012, o como parte del período de monitoreo de rutina, hasta finales de junio de 2017.

Control de Legionella con ionización cobre-plata

Por otra parte, en el estudio se registraron datos en relación al consumo de energía y agua. El ahorro de energía y la reducción de las emisiones de carbono se calcularon en un 33% y un 24% respectivamente, en comparación con un sistema equivalente controlado por temperatura, operado a 65ºC. 

Según los autores del estudio, es posible controlar L pneumophila independientemente de la temperatura mediante un sistema de ionización cobre-plata, siempre que se mantenga correctamente. Aunque la bacteria no se detectó en ninguna de las 1.598 muestras recolectadas, los resultados del recuento de viables totales (RVT) se elevaron en momentos en que los niveles de CU y Ag cayeron temporalmente por debajo de los niveles objetivo de control de la Legionella (> 0.2 mg / L Cu y> 0.02 mg / L Ag). El descenso en los niveles de iones en los puntos de muestreo se relacionó con el diseño de las tuberías, asi como con el flujo y el uso del agua, lo que requirió buscar un equilibrio y realizar regimenes de lavado del sistema adicionales.

Una vez que los niveles de Cu y Ag se mantuvieron a> 0.2 mg / L de Cu y> 0.02 mg / L de Ag en las salidas, los resultados de RVT se mantuvieron en su mayoría en <100 UFC / mL.  Esto resalta la importancia de las pruebas regulares y del lavado del sistema para mantener los iones de Cu y Ag en circulación y, por lo tanto, lograr el control de patógenos en el agua.

 

Fuente: Controlling Legionella pneumophila in water systems at reduced hot water temperatures with copper and silver ionization, American Journal of Infection Control.

 

 

Compartir notícia: