Coronavirus, Bioaerosoles y Desinfección de choque

Coronavirus, Bioaerosoles y Desinfección de choque

covid-19

Hoy compartimos con nuestros lectores un interesante artículo publicado en LinkedIn por Jordi Tapias Oller, director técnico en Anticimex España y experto en higiene y salud ambiental, sobre el coronavirus,  su transmisión por bioaerosoles y la práctica de la desinfección de choque.

 

 

Coronavirus, Bioaerosoles y Desinfección de choque
por Jordi Tapias Oller

 

¿Qué papel adquiere la desinfección en espacios donde ha habido personas afectadas por el Covid-19?

En primer lugar, debe dejarse claro que la desinfección de ambientes y superficies no será la acción más determinante para intentar controlar esta pandemia, pero sí es necesaria para evitar contaminación posterior por efecto de bioaerosoles -partículas de origen biológico- que emitimos las personas, y que terminan en las superficies de los ambientes dónde habitamos.

La desinfección de choque es necesaria en áreas dónde se tiene constancia que ha permanecido alguna persona con la gripe del Covid-19.

Al estornudar, al toser, incluso al hablar, emitimos pequeñas partículas fundamentalmente de saliva, que pueden contener organismos vivos, y que pasarán directamente a adherirse a superficies o bien flotarán un tiempo por el mismo ambiente. Son una parte de los bioaerosoles que generamos.

Los bioaerosoles generados por personas a través del aparato bucal y respiratorio infectadas por el virus Covid-19, contendrán también dicho virus.

Estos bioaerosoles generarán en consecuencia tres situaciones distintas en función del destino inmediato:

  1. Contacto directo con otra persona. Por ejemplo, con aquella persona con la que se está conversando. 
     
  2. Contacto directo a una superficie cercana, por ejemplo, una mesa de trabajo que quedará contaminada. 
     
  3. Emisión del bioaerosol al ambiente, en suspensión durante un tiempo hasta depositarse en alguna superficie, que también quedará contaminada.

Sabemos que el virus puede permanecer activo desde minutos hasta algunos días en las superficies, por lo tanto, en el segundo y tercer caso es dónde la desinfección de ambientes y superficies adquiere todo el sentido y se hace necesaria en espacios dónde haya estado una persona infectada.

 

¿Cómo se comportan los bioaerosoles? el tamaño y la velocidad, importan.

El arrastre de bioaerosoles por el aire depende de tres factores principalmente:

El tamaño de partícula, la velocidad del aire y su densidad. 

Si partimos de partículas con la misma densidad -en nuestro caso, gotas de saliva- debemos considerar tres hechos:

  1. Cuanto más elevada sea la velocidad del aire, mayor tamaño de partícula arrastra, 
     
  2. La velocidad turbulenta del aire (alta) iguala la redeposición en las superficies, ¡reparte mejor!
     
  3. La baja velocidad del aire transportará partículas menores y la redeposición de partículas no será uniforme, será mucho mayor en los cambios de dirección, es decir, rincones, esquinas, zonas de difícil acceso, etc.

Estos tres hechos se cumplen exactamente igual para todo tipo de partículas en el ambiente, y por supuesto también para las gotitas de desinfectante que se aplican en un espacio determinado.

Por lo tanto esta breve introducción a la dinámica de bioaerosoles, nos puede ayudar a entender la dinámica de las partículas desinfectantes y la importancia del método de aplicación: a mayor velocidad del aire de aporte, mejor distribución de desinfectante, no en vano para tratar grandes volúmenes solemos utilizar ventiladores adicionales como ayuda, con el fin de lograr un régimen turbulento en la zona a tratar, que evita la redeposición inmediata de partículas y por tanto permite una distribución más homogénea en superficies de difícil acceso, posible reservorio de bioaerosoles de pequeño tamaño. 

 

¿Qué desinfectantes son los más adecuados? ¿qué técnicas de aplicación serán necesarias?

La elección del desinfectante no va a ser un factor crítico para el control del Covid-19: Como podemos ver en el documento “novel-coronavirus-guidance-environmental-cleaning-non-healthcare-facilities” del ECDC (1) , el tipo de desinfectante a utilizar no será un problema, los desinfectantes de uso habitual serán perfectamente adecuados en tratamientos contra el Covid-19, el factor que podría limitar la efectividad sería en todo caso inaccesibilidad a superficies afectadas.

Será pues determinante que la técnica de aplicación sea la adecuada a la zona a tratar

  • Aplicación directa en superficies accesibles (pulverización o mediante paño desechable con desinfectante)
     
  • Aplicación indirecta a superficies de difícil acceso, mediante técnicas de nebulización en frío para una buena distribución del aerosol desinfectante.

La desinfección por contacto directo del desinfectante en superficies sea por pulverización o fregado con un paño con desinfectante, debe realizarse a todas aquellas superficies accesibles directamente por las personas: superficies de equipos informáticos, de mesas, sillas, pomos de puerta, armarios, y otro mobiliario accesible.

La desinfección por nebulización en frío llagará a aquellas superficies de difícil acceso, que, por la ubicuidad del virus, pueden actuar de reservorio. Es importante una buena distribución de la niebla, lo que implica moverse por todo el recinto a desinfectar o utilizar ventiladores adicionales para igualar la deposición del desinfectante en superficies tal como he comentado anteriormente.

El coronavirus es poco resistente a los desinfectantes, lo relevante es que el desinfectante llegue a todas las superficies a tratar.

Un estudio realizado muy recientemente en el Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas en Singapur -Air, Surface Environmental, and Personal Protective Equipment Contamination by Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2 (SARS-CoV-2) From a Symptomatic Patient -(2 )refleja la ubicuidad de virus en una habitación de un paciente del Covid-19 , encontrándolo en sistemas de ventilación, en inodoros, suelos, superficies, pero no en el ambiente, todo ello esperable en un virus que se transmite por bioaerosoles, pero también demuestra dicho estudio, que posteriormente a la desinfección, todas las muestras fueron negativas, y este es el propósito de la desinfección posterior en las dependencias dónde ha habido un caso de coronavirus: eliminar la contaminación de superficies.

Dicho de otro modo, equivaldría a “una puesta a cero del contador”

 

¿Cuánto “dura” el efecto de la desinfección?

No hay protección contra una reinfestación posterior a causa de la presencia de un nuevo enfermo portador. Ciñámonos a las buenas prácticas preventivas, atentos a lo que nos digan las autoridades sanitarias día a día, y entendamos la importancia de una desinfección adecuada y profesional que ayudará sin duda, también, a la contención de la pandemia y volver a disponer de estancias saludables y seguras.


 

Documentos de interés citados en el artículo:

(1)Interim guidance for environmental cleaning in non-healthcare facilities exposed to 2019-nCo del ECDC*

(2)Air, Surface Environmental, and Personal Protective Equipment Contamination by Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2 (SARS-CoV-2) From a Symptomatic Patient Sean Wei Xiang Ong, MBBS1; Yian Kim Tan, PhD2; Po Ying Chia, MBBS1; et al

 

 
Compartir notícia: