Impacto de la calidad del aire interior sobre el asma y enfermedades respiratorias alérgicas

Impacto de la calidad del aire interior sobre el asma y enfermedades respiratorias alérgicas

efaAproximadamente un 30% de la población en Europa padece alergiasinfo-icon respiratorias y entre un 10-20% de adolescentes entre 13 y 14 años sufren de rinitis alérgica severa. La calidad del aire interiorinfo-icon, uno de los factores implicados en el incremento de estas dolencias, especialmente el asmainfo-icon, es un problema compartido por la mayoría de países europeos.

 

 

El asma y las alergias prácticamente se han duplicado en los últimos 15 años y estan entre las enfermedades crónicas más frecuentes en la población de los países industrializados, siendo incluso las más frecuentes en niños.

El asma alérgica y la rinoconjuntivitis alérgica son las primeras causas de pérdida de productividad en todo el mundo, seguidas de las enfermedades cardiovasculares. Actualmente 113 millones de ciudadanos europeos sufren de rinitis alérgica y 68 millones de asma alérgica. efa-asma

A pesar de esto, las alergias respiratorias son infradiagnosticadas y, sorprendentemente, se estima que aproximadamente el 45% de los pacientes nunca han recibido un diagnóstico.

Estos son datos publicados por la European Federation of Allergy and Airway Diseases Patients Association (EFA) en su nuevo libro Alergias Respiratorias , Aumentar la conciencia y aliviar la carga.

Uno de los aspectos que destaca el libro para mejorar esta situación es la necesidad de mejorar la calidad del aire interior en los edificios en la UE, uno de los factores de riesgo.

La exposición a aire de mala calidad se asocia con problemas de saludinfo-icon como el asma, bronquitis crónica, síntomas de alergias, cáncer de pulmón, problemas respiratorios o enfermedades cardiovasculares y puede causar exacerbaciones y empeorar la condición del paciente.

EFA hace un llamamiento en esta publicación a la Unión Europea y a los Estados Miembros a garantizar una buena calidad del aire en interiores, especialmente en áreas tales como escuelas, espacios de trabajo, edificios públicos, hoteles, viviendas, etc. y al establecimiento de un marco legislativo común para conseguir un aire interior saludable en estos espacios.

Acciones y recomendaciones para una buena calidad del aire interior

EFA ya publicó anteriormente el informe Towards Healthy Air in Dwellings in Europe.The THADE Report, un interesante documento que analiza el impacto de la mala calidad del aire interior en Europa y propone acciones y recomendaciones para conseguir un aire interior más saludable.efa-thade

Un factor principal a tener en cuenta es la poca atención prestada a la calidad del aire en los edificios tanto por las autoridades como por el público en general y la necesidad de concienciar sobre la importancia de este hecho para la salud.

El informe identifica los principales factores determinantes de la contaminacióninfo-icon del aire interior: el humo de tabaco, partículas en suspensión generadas en el interior, monóxido de carbono y dióxido de carbono, el formaldehído, los ácarosinfo-icon del polvo, alérgenosinfo-icon de animales, las cucarachasinfo-icon, el mohoinfo-icon, el polen, el óxido nítrico, los compuestos orgánicos volátilesinfo-icon, fibras minerales artificiales y el radóninfo-icon.

Las principales recomendaciones realizadas por el panel de expertos para prevenir, reducir o eliminar los efectos adversos de estos factores contaminantesinfo-icon fueron:

  • Mejorar la ventilación
  • Mejorar los métodos de limpiezainfo-icon e higieneinfo-icon de las viviendas
  • Evitar la moqueta en las paredes
  • Controlinfo-icon de la humedad para prevenir el crecimiento microbiano
  • Control de fuentes de contaminación como el humo del tabaco y las emisiones de los productosinfo-icon de construcción y mobiliario (establecer sistemas de etiquetado)
  • Mejores códigos y guías de edificación para el control de la ventilación y la humedad
  • Campañas de educación e información

 

pdfTHADE Report. Towards Healthy Air in Dwellings in Europe

Fuente: European Federation of Allergy and Airway Diseases Patients Association

Compartir notícia: