La mala calidad del aire interior afecta a un tercio de los niños en la UE

La mala calidad del aire interior afecta a un tercio de los niños en la UE

calidad aire interior

El informe Healthy Homes Barometer 2019 , que investiga el vínculo entre hogares y salud en la UE, muestra que cerca del 30% de los de los niños están expuestos a uno o varios riesgos relacionados con la mala calidad del aire interior, que afectan a su salud, su rendimiento escolar y su esperanza de vida.

 

"Healthy Homes Barometer" es un estudio paneuropeo, que se realiza anualmente desde 2015, para investigar la relación entre los hogares y la salud. La edición de este año está dedicada al impacto de la calidad ambiental interior sobre los niños/as europeos.

El objetivo de Healthy Homes Barometer 2019 ha sido evaluar el impacto del ambiente interior en la salud infantil y estimar los costes sociales generales relacionados con este. Los resultados del estudio muestran que el moho, la humedad y la mala ventilación están vinculados con niveles más altos de asma, alergias, eczema y afecciones respiratorias en los niños, dolencias que afectan su capacidad de asistencia y rendimiento pleno en la escuela. La prevalencia de asma entre los niños, por ejemplo, se ha convertido en un problema creciente en las últimas décadas, afectando en algunos países europeos a más del 20% de los menores.

Hogares poco saludables

Se estima que 26 de los 79 millones de niños europeos menores de 15 años viven en hogares no saludables, es decir, con deficiencias estructurales o del entorno que afectan a la calidad de su ambiente interior. Los cuatro principales factores detectados en el estudio fueron:

  • la humedad: 11,5 millones de niños viven en hogares con goteras, paredes húmedas o moho en ventanas o suelos.
  • falta de luz: cerca de 4,2 millones viven en casas sin suficiente luz natural
  • temperatura: casi 6 millones viven en hogares que no pueden mantenerse adecuadamente calientes
  • ruido: Más de 13 millones viven con una polución acústica excesiva, por los vecinos o el tráfico

Mala calidad del aire interior afecta niños en la UE

No sólo la salud de los pequeños se ve afectada por la mala calidad del ambiente interior, los efectos secundarios pueden incluir una mayor tasa de ausencia escolar y la consiguiente pérdida de horas de trabajo en los adultos.

Problemas de salud asociados 

Estudios previos muestran que existe un 40% más de probabilidades de tener asma al habitar en hogares húmedos o con moho. Actualmente, 2,2 millones de europeos padecen asma, una enfermedad que a menudo puede relacionarse con el ambiente interior en sus hogares. En el estudio de este año, focalizado en los niños, se observa un vínculo claro entre una deficiente calidad del ambiente interior y problemas de salud infantil, especialmente en niños con un mayor riesgo de desarrollar afecciones respiratorias.  Los niños que habitan hogares no saludables resultaron significativamente más propensos a reportar eczema, tos, sibilancias, asma, alergias y problemas respiratorios.

Es importante tener en cuenta que, a menudo, estos problemas de salud acompañaran a los niños hasta la edad adulta y por lo tanto, el hogar infantil puede determinar la salud durante la posterior vida adulta.

Mala calidad del aire interior afecta niños en la UE

Pérdida de años de vida saludable

Hoy, alrededor del 10-15 por ciento de los nuevos casos de asma infantil en Europa se pueden atribuir a la exposición a la humedad y al moho en interiores. Esta exposición puede relacionarse con más de 37.000 años de vida saludable perdidos para los niños europeos.

La pérdida de años de vida saludable se mide utilizando la métrica de la Organización Mundial de la Salud conocida como Año de Vida Ajustado por Discapacidad (AVAD). Esta métrica, AVAD, expresa el número de años perdidos por enfermedad, discapacidad o muerte prematura al observarse la diferencia entre la salud ideal y el estado de salud actual de una población.

Absentismo escolar y menor productividad

Children are missing school days European children under the age of 15 will miss over 250,000 days in school due to respiratory conditions, about 365,000 days due to asthma, and almost 1,100,000 days because of issues related to eczema. Together, the conditions that are often linked to living in unhealthy homes are responsible for about 1.7 million missed school days. On average, this means about 2.5 missed school days per sick child per year because of illnesses that frequently correlate with an unhealthy indoor climate alone. 

When a child is sick, it affects the entire family. Parents must stay home to care for their children, which means less productivity at work. To illustrate this, one study showed that more than 40 percent of parents of children suffering from eczema reported missing work to care for their children, losing on average about three days a month11. For the children themselves, conditions like eczema and asthma are likely to last into adulthood, which could affect productivity in their own careers.

 

Mala calidad del aire interior afecta niños en la UE

Hogares y escuelas más saludables, economías más saludables

El estudio muestra que erradicar el moho y la humedad en todos los hogares europeos podría generar una ganancia económica de € 55 mil millones para la economía europea hasta 2060, debido a la mejora de la salud de los niños, que conduciria a menos días de escuela y trabajo perdidos, asi como a una mayor productividad en niños y padres.

En conjunto, se estima que mejorar la ventilación en las escuelas y reducir la humedad y el moho en los hogares de toda Europa, podría aumentar el PIB europeo en más de € 300 mil millones hasta 2060.

Cada año, las viviendas inadecuadas cuestan a las economías de la UE casi 194 mil millones de euros al año en costos directos e indirectos de salud, servicios sociales, pérdida de productividad y reducción de oportunidades. Estudios han estimado que si todas las mejoras necesarias para llevar los estándares de vivienda en toda Europa a niveles aceptables se hicieran al mismo tiempo, el costo se pagaría en un plazo de 18 meses. La disminución de los costes de atención médica y servicios sociales, así como el aumento de la productividad y oportunidades, implicarian que durante un año de mejorar el conjunto de viviendas en Europa, se reembolsarían 2 € de cada 3 € gastados.

 

Fuentes: 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir notícia: