La hormiga invasora Lasius neglectus protege sus colonias eliminando a sus compañeras enfermas

La hormiga invasora Lasius neglectus protege sus colonias eliminando a sus compañeras enfermas

hormigas

Como otras especies invasorasinfo-icon, pasajeras clandestinas en el tráfico internacional, la especie de hormiga Lasius neglectus está invadiendo zonasinfo-icon de toda Europa, incluyendo Catalunya. Además de una conducta cooperativista entre compañeras de especie, que le permite crear grandes supercolonias, otra estrategia de supervivencia de Lasius neglectus es su capacidad de detectar y eliminar a sus congéneres enfermas para evitar epidemias en el nido.

 

Cooperar en lugar de competir, la clave de la expansión 

hormigasLa especie Lasius neglectus, de origen asiático, es una más de las muchas que, a través del tráfico y comercio internacional, han conseguido llegar desde su lugar de origen a nuevos hábitats, perturbar el equilibrio del ecosistema y convertirse en plagasinfo-icon. En lugar de competir entre ellas por el territorio y los recursos, como suele ser habitual entre las diferentes poblaciones de hormigasinfo-icon, los nidos de hormigas Lasius neglectus se agrupan entre ellos sin agresiones hasta formar potentes supercolonias en las que puede haber miles de reinas.

Identificada por primera vez en 1990, está actualmente en plena expansión en Europa y vive en una amplia gama de condiciones, desde hábitats estrictamente urbanos, parques y jardinesinfo-icon o localidades aparentemente inalteradas. Una característica común a todos estos lugares es la presencia de árboles, de cuyas poblaciones de áfidos dependen las hormigas. 

La expansión de esta invasora en Europa afecta a una amplia franja geográfica, que incluye también la parte noreste de la Península Ibérica.

hormigas

Eliminar individuos para sobrevivir como colonia

Para combatir las enfermedades, el comportamiento de las colonias de éstas hormigas se asemeja al sistema inmune que protege el organismo de los animales vertebrados; si no pueden evitar que caigan enfermas, matan a sus compañeras inmaduras de nido infectadas para proteger a la colonia de una epidemiainfo-iconLas enfermedades infecciosas pueden expanderse rápidamente entre sus miembros, que conviven estrechamente, y producir la muerte de la colonia.

Esta estrategia de supervivencia ha sido descrita en un estudio realizado en el Instituto de Ciencia y Tecnologia de Austria (IST Austria), en colaboración con la Universidad Royal Holloway de Londres y la alemana Universidad de Würzburg.

Cuando una hormiga entra en contacto con el hongo patógeno Metarhizium, tiene el potencial de enfermar a la totalidad de la colonia. Matarla no es la primera opción para las Lasius neglectus, que cuidan a los miembros de la colonia que portan esporas de hongosinfo-icon patógenosinfo-icon, frotando intensamente el cuerpo del individuo contaminado para reducir el riesgo de que el hongo entre en el cuerpo de la hormiga y la infecte.

Pero, cuando esta operación no tiene éxito y se produce la infección, la respuesta es mucho más radical: las hormigas matan entonces a las compañeras infectadas para evitar que el patógeno pueda completar su ciclo vital y evitar asi que se expanda.

Desinfeccióninfo-icon destructiva y selectiva

En estas situaciones, las hormigas tienen la capacidad de actuar de forma selectiva: detectan a los animales que ya están infectados mortalmente mediante señales químicas y los matan.  

Los autores del estudio vieron que las hormigas son capaces de oler y distinguir a las compañeras inmaduras enfermas ya en fases muy tempranas del proceso de infección y proceder a lo que han llamado "desinfección destructiva"; la matanza del animal enfermo y del hongo, para evitar que el patógeno se vuelva contagioso y se propague a sus compañeras de nido.

hormigas

El proceso de desinfección destructiva tiene unas similitudes remarcables con el sistema inmune de los vertebrados. Las células infectadas del cuerpo emiten señales que atraen a las células inmunitarias y éstas perforan la célula infectada para inyectar en ella sustancias tóxicas que matan a ambos, a la célula y al patógeno. 

Algo similar sucede con Lasius neglectus, que producen ácido fórmico capaz de matar a los hongos pero que debe ser introducido en el cuerpo de la pupa para que pueda actuar contra la infección fúngica. Por este motivo, las hormigas destrozan el capullo que envuelve a la pupa y la sacan para perforar su cuerpo a mordiscos.  Posteriormente rocian su ácido fórmico a través de los agujeros para que penetre en el cuerpo de la larva y la mate, junto con el hongo.

hormigas

Fuente: Destructive disinfection of infected brood prevents systemic disease spread in ant colonies, eLive

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Ctl Sanidad Ambiental

Desratización, desinsectación, desinfección, control de aves y otras plagas, tratamientos fitosanitarios, mantenimiento de jardines, tratamientos de la madera, APPCC y legionela

Racuterm

Legionela y tratamiento de la madera