Liberación de mosquitos esterilizados, guia de la OMS para la toma de decisiones

Liberación de mosquitos esterilizados, guia de la OMS para la toma de decisiones

mosquitos

Un método prometedor para el control de las poblaciones de mosquitos Aedes, principales vectores de arbovirus entre humanos, es la cria y liberación masiva de machos previamente esterilizados. Sin embargo, antes de decidir poner en práctica un programa de esterilización de insectos SIT (sterile insect technique ) hay que analizar su viabilidad y el conjunto completo de sus componentes. La OMS ha publicado una guia práctica sobre planificación e implementación de un programa SIT.

 

Factores como el el aumento del comercio y los viajes o el cambio climático facilitan la proliferación y expansión global de mosquitos del género Aedes y, en consecuencia, de los patógenos que pueden transmitir, como los virus del dengue, la fiebre amarilla, chikungunya y Zika.

El (re)surgimiento de brotes de estas enfermedades subraya las limitaciones de los programas convencionales de control de vectores, que se centran en gran medida en la aplicación de insecticidas y la eliminación de los criaderos de larvas.

Una estrategia de control prometedora, que puede complementar (no reemplazar) las medidas de control de vectores dentro de un programa de control integrado de mosquitos, es la liberación inundativa de machos previamente esterilizados, mediante radiación ionizante, en las poblaciones objetivo. Este método, que se ha implementado con éxito para controlar e incluso erradicar plagas agrícolas, se encuentra todavía en proceso incipiente dentro del campo del control de mosquitos vectores de enfermedades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado una guia de apoyo para la toma de decisiones a la hora de plantearse la implementación de un programa de esterilización de mosquitos,  una estrategia que la organización considera innovadora, sostenible y rentable para controlar poblaciones de mosquitos Aedes, en particular Ae. aegypti y Ae. albopictus, los dos principales vectores de arbovirus, que juntos son responsables de más del 99% de la transmisión de arbovirus en las poblaciones humanas.

Guia de la OMS para control de vectores con insectos estériles

El documento de orientación sobre este nuevo enfoque de control de vectores sirve de apoyo para la toma de decisiones antes de implementarlo, durante el despliegue del programa y en la posterior evaluación de los resultados entomológicos y epidemiológicos.

La técnica de liberación de insectos machos estériles irradiados está exenta a nivel global de las regulaciones de productos biocidas. Los mosquitos esterilizados no están clasificados como organismos modificados genéticamente ni como organismos vivos modificados, de acuerdo con el Convenio sobre la Biodiversidad Biológica de Naciones Unidas, y su riesgo para los ecosistemas y las especies no diana se considera significativamente menor que los asociados con tecnologías menos específicas, como las aplicaciones aéreas de adulticidas convencionales de amplio espectro.

Sin embargo, antes de implementar un programa de este tipo, es necesario realizar una planificación que incluya una evaluación de riesgos y medidas de mitigación, obtener las autorizaciones pertinentes y garantizar una gestión eficaz y eficiente del programa.

¿Cómo se producen poblaciones de mosquitos machos estériles?

El sistema SIT requiere de instalaciones para la cria e irradiación de los mosquitos, un medio de transporte hasta el área de aplicación y un sistema de liberación, que puede basarse en el uso de drones. A medida que se va incrementando la implementación de este método y aumenta su escala, cada uno de estos pasos está sujeto a una mayor supervisión, basada en las regulaciones existentes en cada país.

En Europa, por ejemplo, las "fábricas" de insectos machos estériles están clasificadas y autorizadas según la cantidad de insectos producidos por día (1,5 kg / día, 150 kg / día o más). En el caso de los mosquitos, se espera que la mayoría de las fábricas no produzcan más de 1,5 kg por día de artrópodos. Pruebas de campo ya han sido realizadas en Montenegro, Alemania, Francia, Italia, y tambien en España (Valencia) en 2018.

La técnica requiere la producción masiva de mosquitos machos estériles de alta calidad, lo que significa que deben ser capaces de volar, sobrevivir y dispersarse en el medio ambiente, mezclarse con la población silvestre de su especie y competir en el cortejo, apareamiento e inseminación de hembras salvajes, para reducir así la probabilidad de que esas hembras se apareen con machos salvajes fértiles.

Los procesos de cría, manipulación y liberación masiva consisten en una serie compleja de pasos altamente estandarizados para conseguir una producción más eficiente y la liberación con éxito de las especies objetivo.

Es aconsejable iniciar las colonias de cria con individuos locales, genéticamente diversos y libres de patógenos. El mínimo recomendado para iniciar una colonia es de 500 parejas, pero cuanto mayor sea el número y la diversidad genética, mejor. Para producir machos de alta calidad es mejor evitar comenzar la colonia con material obtenido de colonias establecidas de laboratorio.

La producción eficiente de los insectos, incluida la pupación sincronizada, un tamaño homogéneo y una alta calidad, solo es posible cuando todos los parámetros del proceso están completamente optimizados  y se mantienen bajo un estricto control continuo, que incluye: el control de las temperaturas del aire y del agua en la sección de cría de larvas, mantener en un rango predeterminado la densidad de las larvas y aportarles dosis adecuadas de nutrientes bien equilibrados para satisfacer los requisitos específicos de la especie.

A veces es necesario establecer una rutina de renovación de la colonia para mantener su competitividad y rasgos salvajes. Para ello, se introducen mosquitos salvajes, de forma muy controlada para evitar efectos indeseados o la introducción de patógenos. Por ejemplo, cuando en las poblaciones silvestres existen resistencias los insecticidas, es preferible usar cepas locales resistentes a insecticidas en la cría masiva, para adaptarse mejor a las cepas silvestres y tener la misma resistencia frente a los métodos de control químicos.

La fase de producción incluye la separación de sexos para garantizar la liberación exclusiva de machos y su correcta esterilización antes de la liberación en el campo. La diferencia de tamaño entre machos y hembras en las especies Aedes aegypti Ae. albopictus puede utilizarse para facilitar la separación de los sexos durante la etapa de pupa y mantener al mínimo la contaminación residual con hembras.

Para ello se pueden utilizar diferentes métodos, sumergiendo las pupas bajo una serie de tamices con apertura decreciente o utilizando un dispositivo mecánico, diseñado y fabricado para la separación de los estadios de desarrollo, los sexos y las especies de mosquitos.​

Cada especie y cada etapa de desarrollo (es decir, pupas o adultos) tienen una susceptibilidad específica a las dosis de irradiación. El parámetro del nivel de esterilidad masculina deseado (no necesariamente la esterilidad total) debe establecerse teniendo en cuenta aspectos como la competitividad o posibles cambios en las poblaciones.

Para más información sobre esta interesante técnica, desde una perspectiva muy práctica, recomendamos leer el documento publicado por la OMS:

 

 

 

 

Guidance Framework for Testing the Sterile Insect Technique as a Vector Control Tool against Aedes-Borne Diseases, OMS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir notícia: