Tierra de diatomeas: algas fosilizadas contra las chinches de la cama

Tierra de diatomeas: algas fosilizadas contra las chinches de la cama

chinches de la cama

Especie cosmopolita y plaga emergente a nivel mundial, las chinches de la cama (Cimex lectularius) siguen originando daños físicos, psicológicos y económicos alli donde aparecen. 

chinchesInfestación por chinches de la cama. Zona de refugio y excrementos en el colchón de una habitación de hotel. Fuente:  Joan Albareda Pérez

Al ser insectos hematófagos estrictos, es decir, todos los estadios de su ciclo biológico se alimentan de sangre, producen picaduras con reacciones cutáneas diversas. Su presencia se asocia, de manera errónea en muchas ocasiones, a condiciones de pobreza o baja salubridad, pudiendo provocar sentimientos de vergüenza o inquietud en las personas afectadas. Por último, y no menos importante, las infestaciones de chinches de la cama pueden causar daños económicos y de imagen en el sector de la industria hotelera.

Las herramientas de que disponen actualmente los profesionales del control y gestión de plagas para eliminar las infestaciones de chinches de la cama son nuevas y variadas. El objetivo es la eliminación de la plaga y para ello es necesaria la integración de los diferentes mecanismos y herramientas de que se dispone.

Una de las armas en esta batalla es la tierra de diatomeas, restos fosilizados de algas unicelulares microscópicas compuestas por una pared celular de sílice, que al morir se acumulan, por sedimentación, formando depósitos agregados en rocas silícicas.

Como explica Joan Albareda, la tierra de diatomeas actúa como insecticida por efecto físico-mecánico, adhiriéndose al exoesqueleto de los insectos y produciendo laceraciones que conllevan su deshidratación y finalmente la muerte.

En su artículo, Albareda presenta los resultados de un ensayo realizado para determinar la eficacia de la tierra de diatomeas frente a chinches de la cama del género Cimex y especie lectularius.

En el ensayo se determinaron un total de 3 dosis de tierra de diatomeas y los ejemplares de chinches fueron expuestos a las mismas, en el interior de Placas de Petri, en un ambiente controlado de entre 25-26º C de temperatura y una humedad relativa del 60-65%.

chinches

Se utilizaron un total de 40 chinches adultas, entre las expuestas y los controles. La evaluación de la mortalidad de chinches se realizó cada 24 horas, considerándose muertas cuando no se observaba ningún signo de movimiento. En función de los resultados obtenidos podemos concluir que la tierra de diatomeas es muy eficaz contra Cimex lectularius, independientemente de la dosis empleada, aunque es más eficaz a dosis más altas.

tierra diatomeasTierra de diatomeas. Fuente: Joan Albareda Pérez

Comparando con otros estudios existentes y con observaciones personales, se puede afirmar que, el tiempo de exposición puede variar en función de la humedad, la naturaleza del material donde se aplique la tierra de diatomeas, la granulometría de la misma y el estadio ninfal del insecto, pero en cualquiera de los supuestos anteriores el resultado es la muerte del insecto.

La tierra de diatomeas puede incluirse como medida complementaria en las actuaciones para eliminar infestaciones de Cimex lectularius. Entre sus ventajas está el no crear resistencia en los insectos y poseer una persistencia ilimitada, aplicándola, como punto final en un tratamiento principal, en aquellos puntos de refugio predilecto para las chinches de la cama, como pueden ser la parte posterior de zócalos, cabeceros, interior de enchufes e interruptores, etc.

Cabe destacar que, la acumulación de tierra de diatomeas sobre el exoesqueleto y órganos sensitivos de las chinches de la cama, puede producir dificultades en la correcta locomoción de estas y en la captación de estímulos del entorno, pudiendo evitar o paliar reinfestaciones futuras y haciendo posibles tratamientos principales más efectivos por unos niveles de infestación iniciales reducidos.

 

Fuente: Pest Control News

Compartir notícia: