Consejos de la ACSA para prevenir la listeriosis en establecimientos alimentarios

Consejos de la ACSA para prevenir la listeriosis en establecimientos alimentarios

listeria

La Agència Catalana de Seguretat Alimentària (ACSA) ha publicado un díptico con recomendaciones para reducir el riesgo de Listeria monocytogenes en bares, restaurantes, tiendas de alimentación y comedores colectivos. Se pone especial atención a las buenas prácticas de higiene en los procesos de loncheado, troceado y triturado de alimentos, asi como a la limpieza y desinfección de los equipos y las instalaciones.

 

La limpieza minuciosa de manos, superficies, utensilios y máquinas de corte es decisiva en la prevención de la listeriosis, infección causada por Listeria monocytogenes, bacteria ubicua en el entorno que puede contaminar los alimentos en las vitrinas, las máquinas, el suelo, los utensilios, los alimentos crudos o las personas que trabajan en el establecimientos alimentarios. 

Las máquinas loncheadoras son un foco ideal de contaminación de los alimentos por Listeria monocytogenes  si no se limpian y desinfectan adecuadamente y con la frecuencia adecuada. Por otra parte, los alimentos de mayor riesgo son aquellos listos para el consumo, como el jamón y productos cárnicos cocidos, salmón ahumado, queso tierno de leche cruda, germinados y verduras crudas o embutidos, ya que no tienen la protección adicional del cocinado para destruir las bacterias. 

La Agència Catalana de Seguretat Alimentària (ACSA) ha publicado un documento, que recoge recomendaciones para reducir el riesgo de contaminación por Listeria monocytogenes en establecimientos alimentarios, como bares, restaurantes, tiendas de alimentación y comedores colectivos.

RECOMENDACIONES DE LA ACSA:

Normas generales de higiene alimentaria

  • Mantener las neveras a una temperatura igual o inferior a 4 ° C.
  • Lavarse las manos a fondo y regularmente con agua y jabón.
  • Si es necesario utilizar guantes, cambiarlos con frecuencia
  • Evitar que la ropa pueda ser un foco de contaminación: usar ropa limpia y de uso exclusivo
  •  Manipular los alimentos listos para el consumo en áreas y superficies limpias, con utensilios limpios y desinfectados y separados de los alimentos crudos.
  • Mantener los alimentos cubiertos, envueltos o protegidos para evitar la contaminación cruzada.
  • Después de abrir el envase de un alimento, controlar su periodo de almacenamiento y reducirlo el máximo posible.
  • Formar a los trabajadores y supervisar su trabajo para verificar que aplican prácticas correctas.

Normas para la elaboración

  • Asegurarse de que los alimentos que se consumen cocinados o recalentados llegan a una temperatura superior a los 70 ° C inmediatamente antes del consumo, para destruir las bacterias.
  • Los sándwiches y otros productos listos para consumir deben prepararse al momento o con la mínima antelación posible y mantenerlos refrigerados a 4 ° C.
  • Lavar y desinfectar las frutas y verduras que se consumen crudas. No cortarlas con demasiada antelación.

Normas para el loncheado, troceado y triturado

  • Comprobar que las trituradoras, las máquinas para cortar, las loncheadoras y las batidoras se mantienen en buenas condiciones higiénicas.
  • No lonchear ni trocear los productos con anticipación. Hacerlo con la mínima antelación posible.
  • Tras rebanar o trocear un alimento, guardar la pieza sobrante inmediatamente en refrigeración.
  • Cada cuatro horas y al final de cada jornada deben desmontarse y limpiar los equipos de loncheado, corte o triturado, asegurando que no queden zonas de difícil acceso sin limpiar.

Normas para la limpieza y desinfección

  • Establecer los procedimientos de limpieza y de desinfección por escrito y asegurarse de que el personal los conoce y los cumple.
  • Seguir las recomendaciones del fabricante en la concentración y aplicación de desinfectantes, para garantizar su eficacia.
  • Limpiar y desinfectar las superficies y utensilios entre un uso y el siguiente, en el caso de que se utilicen los mismos equipos para diferentes productos.
  • Frotar todas las superficies y zonas de difícil acceso para evitar la formación de capas delgadas de acumulación de microorganismos.
  • Evitar el agua estancada y las salpicaduras, ya que pueden vehicular microorganismos.
  • Secar las superficies después de la limpieza.
  • Limpiar y desinfectar de forma minuciosa los materiales de limpieza. Los trapos, cepillos, esponjas, etc. pueden contaminarse con bacterias y pueden ser un foco de propagación si no se desinfectan.

Normas para el mantenimiento de las instalaciones

  • Mantener en buen estado de funcionamiento y limpieza el fregadero para el lavado de manos, que debe tener agua caliente, jabón y secamanos de un solo uso.
  • Evitar que caigan gotas de condensación o polvo en los alimentos o sobre superficies que puedan estar en contacto con ellos.
  • Asegurarse de que las paredes, suelos, desagües, equipos de frío y estructuras aéreas estén en buenas condiciones de mantenimiento, limpieza y desinfección. Listeria monocytogenes puede adherirse a grietas, desagües y zonas dañadas, húmedas o sucias.
  • Interruptores, mangos de máquinas, vitrinas de exhibición, manijas, pomos y superficies similares también pueden ser foco de contaminación. Deben estar en buenas condiciones de mantenimiento y se deben limpiar y desinfectar con frecuencia.

 

Fuente: ACSA

 

 


prevenir listeriosis en establecimientos alimentarios

Higiene Ambiental Consulting, junto con Ambientalys, hemos desarrollado una formación técnica especializada, con el objetivo de formar acerca de cómo se desarrolla esta bacteria dentro de la industria alimentaria, dar a conocer las estrategias, técnicas y productos para controlarla y aprender a identificar los sistemas de detección y prevención más adecuados.

Esta formación se imparte en modalidad on-line y tiene una duración de 25 horas.

Más información sobre el  Curso on-line: Listeria: prevención y control en la industria alimentaria

 

 

Compartir notícia: