"Enzibióticos" contra Staphylococcus aureus

"Enzibióticos" contra Staphylococcus aureus

logo-ipla.jpgInvestigadores del IPLA-CSIC han aislado dos enzimas efectivas contra
Staphylococcus aureus, bacteria patógena relacionada frecuentemente con intoxicaciones
alimentarias y especialmente difícil de eliminar por desarrollar cepas
resistentes a los antibióticos.
 
 

200milk.jpgEl IPLA-CSIC

El Instituto Productos Lácteos de Asturias(IPLA), inaugurado en 1990, pertenece
al Área de Ciencia y Tecnología de Alimentos del CSIC(Consejo Superior de Investigaciones Científicas).
El Instituto tiene como línea de investigación prioritaria el estudio de mecanismos de biocontrol sobre
microorganismos patógenos y alterantes en productos lácteos, para extender la vida útil de
estos alimentos sustituyendo los aditivos de síntesis
química.

El grupo de expertos del IPLA
ha logrado identificar y aislar de un virus bacteriófago sustancias
enzimáticas antibacterianas activas contra "Staphylococcus aureus" que
podrían ser utilizadas como bioconservantes en el futuro.

    Antimicrobianos naturales

    El bacteriófago es un tipo de virus que
    sólo infecta bacterias. Su sistema de ataque tras la infección y
    multiplicación del virus dentro de la bacteria incluye la producción de
    unas enzimas llamadas endolisinas. Estas endolisinas tienen sistemas específicos que le permiten anclarse selectivamente sobre una pared bacteriana concreta. 

    Como explica Ana Rodríguez González del CSIC-IPLA, "la principal ventaja de este tipo
    de enzimas, que recientemente se han bautizado como enzibióticos, es
    que son más específicos que otros agentes antimicrobianos"
    .
    Mientras
    estos últimos pueden eliminar un amplio rango de bacterias, (entre
    ellas las que se utilizan habitualmente en la industria alimentaria
    para elaborar productos fermentados e incluso las que son beneficiosas
    para la salud -probióticos-), los enzibióticos son muy específicos.
    "De
    hecho, los enzimas que hemos aislado sólo atacan a S. aureus. Además, los enzibióticos también podrían utilizarse en terapia de
    enfermedades infecciosas como alternativa a los antibióticos"
    , señala
    la investigadora.

    Expertos internacionales en enfermedades infecciosas han alertado
    reiteradamente sobre la necesidad de desarrollar alternativas a los
    antibióticos, dado que la resistencia de las bacterias a estos
    tratamientos comienza a extenderse. Los bacteriófagos son muy
    abundantes en la naturaleza y constituyen, por tanto, una amplia fuente
    natural de endolisinas.

    "Para poder aplicar estos enzibióticos en la industria
    alimentaria y otros entornos como el ámbito
    sanitario y veterinario, se está desarrollando con técnicas de ingeniería genética, microbiología y bioquímica
    un método para producir las enzimas en grandes cantidades"
    , explica Ana Rodríguez.
     

    Staphylococcus aureus

    El Staphylococcus aureus es
    un microorganismo patógeno presente en la piel, fosas nasales y garganta de animales y personas. Su amplia
    distribución facilita una eventual contaminación.

    La intoxicación por "Staphylococcus aureus" puede estar
    provocada por la ingestión de alimentos contaminados con ciertas cepas de la bacteria.
    Se trata de una
    enterotoxina que causa gastroenteritis unas horas después de ser consumida, con vómitos, diarrea e inflamación de la mucosa
    gástrica e intestinal.
    Alrededor del 75% de los brotes de
    intoxicación estafilocócica aparecen como consecuencia de una mala
    refrigeración, ya que el frío impide a Staphylococcus aureus formar la toxina que
    desencadena la infección bacteriana en humanos.

     

    Fuente: SINC
    Foto: Wikimedia Commons

     

    Compartir notícia: