La alta prevalencia de micotoxinas en cereales se mantiene como un riesgo global durante 2018

La alta prevalencia de micotoxinas en cereales se mantiene como un riesgo global durante 2018

seguridad alimentaria

La presencia de micotoxinas en cereales y granos, destinados a alimentar animales para el consumo humano, continua representando una amenaza para la seguridad alimentaria a nivel global. El análisis, entre enero y septiembre 2018, de casi 14.000 muestras provenientes de 77 países mostró que el 90% de ellas estaba contaminado con, al menos, un tipo de micotoxina.

 

Las micotoxinas, sustancias químicas producidas por determinados hongos que contaminan cereales, legumbres, tubérculos y fruta, pueden tener una toxicidad aguda o crónica para personas y animales. Este riesgo para la seguridad alimentaria, menos conocido que las bacterias o los virus de transmisión alimentaria, se estima que afecta a un 25% de los cultivos a nivel mundial.

Un nuevo informe publicado por Biomin, empresa multinacional especializada en nutrición animal, muestra la incidencia de las principales micotoxinas que se producen en productos agrícolas con datos obtenidos en una macro encuesta, en la que este año han participado hasta el momento representantes de 77 países. El informe BIOMIN Mycotoxin Survey constituye el estudio más completo sobre la presencia de micotoxinas, incluyendo las aflatoxinas (Afla), zearalenona (ZEN), deoxinivalenol (DON), toxina T-2 (T-2), fumonisinas (FUM) y ocratoxina A (OTA ), en componentes que se utilizan para piensos, como maíz, trigo, cebada, arroz, harina de soja o harina de gluten de maíz.

Tendencia global

En los tres primeros trimestres de 2018, los datos obtenidos confirman que los altos niveles de micotoxinas siguen siendo una preocupación global para la producción animal. Durante este período, de más de 59.069 análisis realizados en 13.629 muestras tomadas de alimentos procesados y materias primas sin procesar provenientes de diversas regiones del mundo, el 90% estaban contaminadas con al menos una micotoxina.

micotoxinas

La región asiática muestra un riesgo extremo en cuanto a fumonisinas, deoxinivalenol y zearalenona., mientras que América del Norte y del Sur registraron un riesgo alto-severo, especialmente en lo que respecta al desoxinivalenol y las fumonisinas.

En el centro y norte de Europa el desoxinivalenol es la micotoxina con mayor prevalencia( 64%-62%), mientras que en el sur son las fumonisinas (86%) las que representan un mayor riesgo.

Detección de micotoxinas coexistentes

La monitorización de las toxinas fúngicas se ha vuelto indispensable en la industria de los alimentos y producción animal. Hasta hace poco, la mayoría de los métodos analíticos disponibles cubrían sólo clases específicas de micotoxinas, como las aflatoxinas, los tricotecenos o las fumonisinas. Sin embargo, en la última década se han desarrollado nuevas tecnologías, basadas en la cromatografía líquida combinada con la espectometria de masas  (LC-MS / MS), que permiten una detección mucho más precisa y de un mayor número de micotoxinas y otros metabolitos secundarios de una sola vez. 

La contaminación de muestras por múltiples micotoxinas en el estudio fue muy frecuente. El 70% de todas las muestras (analizadas para al menos dos micotoxinas) contenían más de una micotoxina.

Más de 450 muestras incluidas en el estudio fueron analizadas con tecnología de espectrometría de masas de última generación, lo que permitió percibir una alta prevalencia de micotoxinas emergentes en el maíz y el trigo, como la moniliformina y la culmorina. La moniliformina estuvo presente en todas las muestras de maíz.

micotoxinas

 

micotoxinas

 

Fuente: BIOMIN 

 

 

Compartir notícia: