La EFSA actualiza el nivel de ingesta tolerable de dioxinas y PCBs

La EFSA actualiza el nivel de ingesta tolerable de dioxinas y PCBs

seguridad alimentaria

Una nueva evaluación de la EFSA sobre el riesgo del consumo de dioxinas y PCBs en la dieta de los ciudadanos de la UE confirma que la exposición a estas sustancias es un riesgo para la salud humana. La Agencia ha establecido una nueva ingesta semanal tolerable siete veces menor que la establecida en 2001, basándose en los nuevos datos científicos disponibles sobre los efectos de estas sustancias tóxicas en humanos y animales.

 

Las dioxinas y los policlorobifenilos (PCBs) similares a las dioxinas son químicos tóxicos que persisten en el medio ambiente durante años y se acumulan en niveles bajos en la cadena alimentaria, generalmente en los tejidos grasos de los animales.

La vía más importante de exposición humana a las dioxinas y los PCBs es el consumo de alimentos, que es responsable de más del 90% de la exposición total. Los principales contribuyentes a la exposición dietética promedio, para la mayoría de los grupos de edad en los países europeos, son el pescado (en particular el pescado graso), el queso y la carne de ganado.

En 2001, el antiguo Comité Científico de Alimentación Humana (SCF) de la Comisión Europea estableció una Ingesta Semanal Tolerable (TWI) para dioxinas y PCBs similares a las dioxinas de 14 picogramos (trillonésima parte de un gramo) por kilogramo de peso corporal como la cantidad máxima de estas sustancias que puede ingerir una persona semanalmente durante toda su vida sin manifestar efectos adversos.

A pesar de que la presencia de estos tóxicos en alimentos y piensos ha disminuido en los últimos 30 años, discrepancias entre la TWI establecida en 2001 y otros valores hallados posteriormente por organismos científicos, hicieron que la CE encomendara a EFSA una evaluación exhaustiva del riesgo para la salud humana y animal.

El Panel de Contaminantes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha completado esta revisión, considerando nuevos recursos epidemiológicos, nuevas técnicas más refinadas para predecir los niveles de estas sustancias químicas en el cuerpo humano a lo largo del tiempo y datos de pruebas en animales como evidencia de apoyo.

Nueva Ingesta Semanal Tolerable (TWI) 

En base a los recursos e información disponibles actualmente, el Panel de Contaminantes de la EFSA ha establecido una nueva Ingesta Semanal Tolerable para dioxinas y PCBs similares a las dioxinas de 2 picogramos por kilogramo de peso corporal, un valor siete veces menor que el establecido en el 2001.

El nuevo TWI tiene por objetivo proteger frente a los efectos de estos contaminantes sobre la calidad del semen, que es el efecto adverso sobre la salud observado con los niveles más bajos de dioxinas y PCBs en la sangre humana. Asi como contra otros efectos comprobados, como una menor tasa de hijos varones frente a niñas o niveles más altos de hormonas estimulantes del tiroides (TSH) en recién nacidos.

Niveles de exposición

El informe de la EFSA confirma que los datos de países europeos indican la superación de los nuevos niveles de ingesta tolerables (TWI=2) en todos los grupos de edad.

El efecto crítico de las dioxinas y los PCBs es su impacto en el desarrollo, lo que hace que los niños, principalmente los lactantes, sean la población más sensible. Utilizando modelos toxicocinéticos y teniendo en cuenta la exposición a la lactancia materna y una ingesta dos veces mayor durante la infancia, se estimó que la exposición diaria en adolescentes y adultos debería ser inferior a 0,25 pg EQT / kg de peso corporal / día.

Las exposiciones medias y altas registradas fueron, respectivamente, hasta 5 y 15 veces el nuevo TWI en adolescentes, adultos y ancianos. Los niños pequeños y otros niños de hasta 10 años de edad tuvieron un rango similar de superación del TWI.  Estos excesos representan un riesgo para la salud para los consumidores.

Sin embargo, el Panel de EFSA apoya una nueva revisión de los llamados "factores de equivalencia de toxicidad "(TEF) para las dioxinas y los PCBs similares a las dioxinas, para comprobar si se ha sobreestimado la toxicidad de los PCBs más dañinos. Si esto se confirma, se reduciría el riesgo para los consumidores.

 

 

Fuente: EFSA

 

 

Compartir notícia: