La EFSA revisa las opciones de control de Campylobacter en granjas avícolas

La EFSA revisa las opciones de control de Campylobacter en granjas avícolas

campylobacter

Campylobacter spp. es, desde 2005, el patógeno transmitido por alimentos con mayor número de casos notificados en la UE, un elevado porcentaje de los cuales están asociados al consumo de carne de pollo. La EFSA ha revisado las opciones de control de esta bacteria en la producción primaria, intentando cuantificar su eficiencia en la reducción de casos de campilobacteriosis humana.

 

Los casos de campilobacteriosis humana en la UE encabezan la lista zoonosis de transmisión alimentaria con mayor número de infecciones desde hace 15 años. Con el objetivo de reducir el impacto de esta enfermedad sobre la salud pública, en 2018 entró en vigor el Reglamento 2017/1495, con el que la CE introdujo un limite microbiológico de 1.000 ufc/g, para Campylobacter  en las canales de pollos de engorde, asociadas a entre un 20 % y un 30 % de estos casos. 

Este Reglamento establece un criterio de higiene del proceso para Campylobacter en canales de pollo, que tiene por objetivo controlar la contaminación de las canales durante el proceso de sacrificio y adoptar medidas correctivas cuando los resultados sean insatisfactorios. Estas medidas incluyen (a partir del 1.1.2020, si 15 de 50 muestras de canales después del enfriamiento tienen recuentos> 1,000 UFC / g) mejoras en la higiene del sacrificio, la revisión de los controles del proceso y la mejora de las medidas de bioseguridad en las granjas de origen.

En relación con este último punto, a petición de la CE, la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) ha revisado y actualizado su opinión sobre las opciones de control para Campylobacter en pollos de engorde en la producción primaria, incluyendo la última evidencia científica, y cuantificando dentro de lo posible su eficiencia en la reducción de casos de campilobacteriosis humana.

Reducción del riesgo relativo

Analizando las evidencias científicas más actuales, la EFSA estimó la reducción del riesgo relativo de campilobacteriosis humana atribuible a la carne de pollo, en relación con la efectividad de varias opciones de control aplicadas en las granjas para reducir la prevalencia de Campylobacter en las manadas de pollos de engorde (concentraciones cecales). El riesgo relativo se estimó utilizando las Fracciones Atribuibles a la Población (PAF) para las diferentes acciones de control. Las PAF se calcularon para 6 seis opciones de control: 

  • tener una antesala higiénica
  • control efectivo de roedores
  • ausencia de animales cerca de la granja avícola
  • Adición de desinfectantes al agua de bebida
  • emplear poco personal y bien formado
  • evitar bebederos que permitan estancamiento del agua.

Se estima que las reducciones medias de riesgo relativo que podrían lograrse mediante la adopción de cada una de estas seis opciones de control individualmente son sustanciales, pero en todas ellas se detecta un alto grado de incertidumbre. Por ejemplo, la estimación media de la reducción del riesgo relativo para la 'Adición de desinfectantes al agua potable' estuvo entre 5 y 32%. 

La aplicación de este modelo condujo a estimaciones de impacto más bajo que con el modelo aplicado en la anterior opinión de la EFSA, de 2011. Para una reducción de 2-log10 en las concentraciones cecales, la estimación media de la reducción del riesgo relativo es del 42%, en comparación con el 76-98% en 2011. Para una reducción de 3-log10 se estima una reducción del riesgo en la UE en un 58% en comparación con una reducción del riesgo relativo mayor del 90% en 2011.

Las medidas más efectivas

Se estimó la efectividad de 20 opciones de control, en el supuesto de que se implementasen en todas las granjas de pollos de engorde en la UE, con los siguientes resultados.

De las 20 opciones de control, se consideró que estas ocho tienen una probabilidad menor de lograr una reducción de, al menos, 10% en la incidencia de la campilobacteriosis: 

  • control efectivo de roedores,
  • tiempo de inactividad entre bandadas
  • instalar mosquiteros y evitar la presencia de insectos
  • cama de paja limpia
  • densidad de población y tamaño de la manada
  • número de naves en las instalaciones
  • cría selectiva
  • estructura de alimentación

Las restantes 12 opciones se consideró que tienen una mayor probabilidad de lograr, al menos, un 10% de reducción: 

  • antesalas higiénicas en la entrada de la nave
  • ningún animal cerca de las naves
  • poco personal y bien formado
  • adición de desinfectantes al agua potable
  • evitar los bebederos que permiten agua estancada
  • limpieza y desinfección efectivas
  • reducción de la edad de sacrificio
  • adelgazamiento discontinuo,
  • herramientas designadas por gallinero
  • aditivos para piensos y agua
  • bacteriófagos
  • vacunación

Y de estas 12 opciones, se seleccionaron 8 para evaluar más a fondo su potencial de reducción del riesgo relativo:

  • vacunación 27% (90% intervalo de probabilidad (PI) 4–74%)
  • aditivos para piensos y agua 24% (90% PI 4–60%)
  • adelgazamiento discontinuo 18% (90% PI 5–65%)
  • emplear poco personal bien capacitado 16% (90% PI 5–45%)
  • evitar los bebedores que permiten agua estancada 15% (90% PI 4–53%)
  • adición de desinfectantes al agua potable 14% (90% PI 3–36%)
  • antesalas higiénicas en la entrada del gallinero 12% (90% PI 3–50%)
  • herramientas designadas por gallinero 7% (90% PI 1-18%).

Sin embargo, este orden de clasificación de las opciones de control se considera que incluye un alto grado de incertidumbre, debido a la gran superposición entre los intervalos de probabilidad. Por ello no fue posible establecer un listado ordenado de las medidas de control en base a su efectividad. 

 

Fuente: Update and review of control options for Campylobacter in broilers at primary production,  EFSA

 

 

 

Compartir notícia: