Micotoxinas en Europa, las pasadas lluvias intensas e inundaciones contribuyen al riesgo

Micotoxinas en Europa, las pasadas lluvias intensas e inundaciones contribuyen al riesgo

micotoxinas

Las lluvias intensas y las inundaciones ocurridas este año en diversos paises europeos contribuyen a un mayor riesgo de contaminación por micotoxinas en cultivos de maíz, trigo y otros granos.  La humedad elevada aumenta el riesgo de infección, especialmente durante los períodos de floración y madurez, asi como en las cosechas retardadas.

 

 

Alemania, Bélgica, Paises Bajos y otros países europeos sufrieron el pasado mes de julio fuertes lluvias causantes de desastrosas inundaciones, que afectaron gravemente a infraestructuras y edificios. 

Los episodios de inundaciones afectan también a la agricultura, ya que las lluvias torrenciales y las aguas desbordadas pueden contaminar las cosechas con metales pesados, dioxinas, bifenilos policlorados (PCB) y bacterias patógenas. Y la elevada humedad asociada puede, además, favorecer el desarrollo de hongos, y de las micotoxinas que estos producen, en los cultivos.

Todos estos contaminantes estan sujetos a limites máximos de seguridad en alimentos y piensos, por lo que cuando la contaminación supera el contenido máximo de sustancias indeseables puede ser necesario un uso alternativo de la cosecha o la pérdida de los lotes afectados.

Los cultivos que experimentan fuertes lluvias y humedad del suelo durante períodos críticos, como la floración o la maduración, pueden ser adecuados para la alimentación animal. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la contaminación de los cultivos por hongos y la producción de micotoxinas pueden representar riesgos adicionales para los animales.

Contaminación en el campo

En las regiones templadas, la principal fuente de micotoxinas en la agricultura son los hongos Fusarium spp., que infectan el cultivo cuando está desarrollándose en el campo. Los hongos del género Fusarium pueden producir diversas micotoxinas tóxicas, como los tricotecenos, la zearalenona (ZEN) y las fumonisinas (FUM),  que se acumulan en los granos en maduración.

La humedad elevada aumenta el riesgo de infección por hongos en el campo, especialmente en los períodos de floración y madurez de la planta, asi como las lluvias fuertes, ya que las esporas latentes en los restos de plantas en el suelo pueden llegar a las mazorcas en flor a través de las salpicaduras de agua.

Cuando las cosechas se atrasan debido a condiciones de lluvia y humedad que hacen los campos intransitables, las micotoxinas producidas por los hongos se acumulan y alcanzan concentraciones más altas. Se estima que en estas condiciones un retraso de un mes en una cosecha de trigo puede aumentar la contaminación con deoxinivalenol (DON)y zearalenona (ZEN) de 10 a 25 veces.

El maíz florece entre julio y agosto en Europa, siendo más temprano en los países del sur y más tardío en el noroeste del continente. Este año, mientras que las regiones mediterráneas estuvieron expuestas a altas temperaturas y precipitaciones mínimas, Europa Central recibió lluvias abundantes en julio, con grandes inundaciones en Alemania, Austria, Bélgica, los Países Bajos y Suiza. El momento de maduración del maíz coincidió en parte con estos eventos, lo que contribuye a un mayor riesgo de infección del maíz con hongos Fusarium

Contaminación durante el almacenamiento

A pesar de que en Europa predominan las micotoxinas producidas por hongos en el campo, también se producen contaminaciones durante el almacenamiento de los productos. Por ejemplo, en el norte de Europa, donde las condiciones ambientales son frias y húmedas, durante el almacenamiento se producen contaminaciones con ocratoxina A producida por el hongo Penicillium verrucosum. Para evitar el crecimiento de hongos y la formación de micotoxinas es importante lograr y mantener un contenido de humedad del 14% o menos en los cultivos almacenados, asi como utilizar ácidos orgánicos para prevenir el crecimiento del moho y la producción de toxinas.

Si es necesario cosechar en condiciones húmedas, se recomienda secar los cultivos, manteniendo el tiempo entre la cosecha y el secado lo más breve posible.

Control de las contaminación

Dado que ciertas micotoxinas pueden tener graves efectos perjudiciales para la salud humana y animal, la legislación europea establece unos limites máximos en los alimentos para las que se considera que representan un mayor riesgo, como las aflatoxinas, el Deoxinivalenol, la Zearalenona o las fumonisinas.

Especialmente en épocas de fuertes lluvias e inundaciones es todavia más importante aplicar diagnósticos para conocer la contaminación de los cultivos e identificar posibles problemas. Es aconsejable analizar los cultivos expuestos a las condiciones descritas en el campo, al menos para las micotoxinas más relevantes dentro del grupo de los tricotecenos (por ejemplo, deoxinivalenol ), así como para la zearalenona y las fumonisinas.

Un factor crítico para el control de las micotoxinas en los alimentos de consumo humano es la gran heterogeneidad en su distribución. Por ello, a nivel de la UE se han armonizado criterios para llevar a cabo el muestreo y el análisis de las micotoxinas en los alimentos a través del Reglamento CE nº 401/2006, de 23 de Febrero de 2006.

 

Fuente: Biomin

 

 

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Mont Medi

Planes de prevención y evaluación de riesgos de la salud ambiental, alimentaria y vegetal (Pest-Control)

Aerobia Ambiental

Laboratorio acreditado, análisis de aguas, legionela, calidad ambiental de interiores, higiene y seguridad alimentaria, APPCC, consultores técnicos y formación especializada