Insectos, el gran desafío para la salud pública

Insectos, el gran desafío para la salud pública

insectos

Los insectos son vectores de transmisión de numerosas enfermedades que pueden poner en riesgo la salud pública. Entre los más comunes, se encuentran cucarachas, moscas, mosquitos y hormigas, entre otros.


 

Insectos, el gran desafío para la salud pública

Las cucarachas representan uno de los riesgos más importantes para la salud pública, pudiendo transmitir diversas enfermedades nocivas. Son dominantes, escurridizas y abundantes. Están relacionadas con numerosos organismos patógenos, una fuente de alérgenos humanos e invariablemente una supuesta higiene deficiente. Controlarlas puede ser un gran reto, pues viajan fácilmente sobre suministros y se reproducen con rapidez para vivir en el interior de grietas y ranuras de difícil acceso.

Las moscas son muy comunes en todo el mundo y están relacionadas a menudo con actividades humanas. Tienden a detectarse en todas aquellas condiciones adecuadas para la reproducción. Normalmente se desarrollan grandes colonias de moscas en determinados ambientes como entornos de ganadería intensiva y vertederos de basura. Conforme se expanden estas poblaciones, pueden propagarse a zonas adyacentes y convertirse posteriormente en un problema para alojamientos, locales, restaurantes, etc.

Otro de los insectos más habituales, sobre todo en épocas más cálidas, son los mosquitos. Ya se han documentado más de 125 especies de mosquitos con resistencia a uno o más insecticidas. La mejor manera de lograr un control antimosquitos eficaz es reconociendo y tratando los lugares de reproducción. Debe diseñarse un programa periódico de inspecciones para detener la actividad de los insectos en su verdadero origen.

insectosNo olvidemos a las hormigas, uno de los insectos más frecuentes, las cuales pueden ser una seria plaga en viviendas, hospitales, restaurantes y otros edificios. La ubicuidad y la estructura social de las hormigas hace que sean particularmente difíciles de controlar.

Desde BASF ofrecemos soluciones para controlar insectos como hormigas, chinches, cucarachas, moscas, mosquitos y avispas. Con el insecticida Fendona® Pro podrás controlar las plagas de insectos con una alta eficacia con “efecto choque”. Se recomienda para controlar insectos voladores o rastreros en aplicaciones comerciales y de salud pública. Su ingrediente activo, la alfa-cipermetrina, es un insecticida usado globalmente para la lucha contra diversas enfermedades transmitidas por insectos.

 

Descubre más sobre los beneficios y el éxito de la combinación de la rapidez y residualidad de Fendona® Pro en el siguiente enlace.

Fendona® Pro - Agricultural Solutions (basf.es)

 

 

 

 

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Orkin

Control de Plagas con cobertura y soporte mundial

Biopyc

Control de plagas a organismos públicos, empresas y particulares

Coandi

Desratización, desinsectación, desinfección, control de aves, tratamientos madera, termitas y legionela