Biocidas protectores de la madera: la ECHA aprueba la creosota pero no la diamina

Biocidas protectores de la madera: la ECHA aprueba la creosota pero no la diamina

tratamiento de la madera

El Comité de Biocidas de la ECHA propone aprobar la creosota para biocidas TP8, con condiciones más estrictas, y no aprobar la N- (3-aminopropil) -N-dodecilpropano-1,3-diamina por sus riesgos inaceptables para los aplicadores. Por otra parte, el Comité dictamina que actualmente no existen alternativas adecuadas para ciertos usos del ácido bórico y al tetraborato de disodio pentahidratado, cuya autorización para uso en biocidas TP8 debe ser revisada también.

 

Las sustancias activas biocidas utilizadas en productos protectores de la madera (TP8) han sido protagonistas de los últimos dictámenes emitidos por el Comité de Biocidas (BPC) de la Agencia Europea para Sustancias Químicas (ECHA). 

Renovada la aprobación de la creosota

Por una parte, el Comité evaluó la propuesta de Polonia para renovar la autorización de la creosota como sustancia activa en biocidas TP8 y adoptó un dictámen positivo, que servirá  de base a la CE para tomar tomar la decisión final sobre la aprobación del uso y comercialización de esta sustancia en la UE. 

La creosota es un conservante de la madera que se utiliza para tratar postes de electricidad, traviesas de ferrocarril, cercas agrícolas y ecuestres y postes utilizados en viñedos. Tiene acción insecticida y fungicida contra los hongos que pudren la madera, contra la pudrición de la madera en contacto con el suelo y el agua.

Sin embargo, esta sustancia está clasificada como carcinógeno de categoría 1B, sustancia tóxica, muy persistente y muy bioacumulable, por lo que, de acuerdo al Reglamento sobre biocidas (BPR), reúne los criterios de exclusión, debería eliminarse gradualmente y solo podría aprobarse si se cumple una de las excepciones a la exclusión.

Y así ha sido. El BPC ha concluido que actualmente no existen alternativas adecuadas disponibles para la creosota y que en consecuencia debe renovarse su aprobación. Aunque el comité ha propuesto condiciones más estrictas que las actuales para autorizar biocidas que contienen creosota, así como para comercializar madera tratada con esta sustancia.

La ECHA no apoya la aprobación de la N- (3-aminopropil) -N-dodecilpropano-1,3-diamina

El Comité de Biocidas no apoyó la solicitud de aprobación de la diamina para biocidas TP8, debido a que considera inaceptables los riesgos para la salud de los trabajadores que tratan madera con productos que contienen esta sustancia.

La diamina se utiliza como sustancia activa en productos biocidas contra los hongos basidiomicetos destructores de la madera. Tiene una función de protección preventiva de madera y vigas para la construcción de las clases de uso 1 a 4. La sustancia activa se evaluó para su uso en el pretratamiento industrial de la madera, mediante impregnación a presión al vacío y tratamiento por inmersión / superficie. 

El ácido bórico y al tetraborato de disodio pentahidratado a revisión

El Comité de Biocidas también adoptó un dictámen sobre la disponibilidad e idoneidad de alternativas al ácido bórico y al tetraborato de disodio pentahidratado para biocidas TP8, en respuesta a una solicitud de la Comisión Europea.

Esta solicitud está relacionada con la renovación de la autorización de estos dos conservantes de la madera, ya que ambos cumplen con los criterios de exclusión debido a su clasificación como tóxicos para la reproducción.

El Comité concluyó que actualmente no existen alternativas adecuadas para ciertos usos de estas sustancias activas en biocidas TP8, y expuso que, en base a la información disponible, no puede dictaminar si para otros usos si existen suficientes alternativas adecuadas disponibles para sustituir al ácido bórico y al tetraborato de disodio pentahidratado. 

 

 

Fuente: ECHA

 

 

 

Compartir notícia: