Biocidas y resistencia a antibióticos

Biocidas y resistencia a antibióticos

CCRSERI logoEl uso generalizado de los biocidas en muchos productos diferentes y en grandes cantidades podría contribuir a que las bacterias se vuelvan resistentes tanto a los biocidas como a los antibióticos. Con el fin de preservar los efectos beneficiosos de los biocidas, el Comité Científico de los Riesgos Sanitarios Emergentes y Recientemente Identificados (CCRSERI) de la UE recomienda hacer un uso adecuado y prudente de estas sustancias.

Preservar la función del biocida con un uso correcto

En su dictamen Evaluación de los Efectos de la resistencia a los antibióticos de los biocidas el CCRSERI expone la necesidad de un uso adecuado de los biocidas con el fin de prevenir la aparición de resistencia bacteriana y preservar la importante función de estas sustancias en el control de infecciones y en la higiene, especialmente en ámbitos como las instalaciones sanitarias.

bacteria
Imagen: W.Commons

Aunque en la práctica, de momento es muy difícil establecer de forma concisa y concluyente si el uso de biocidas conduce a la aparición y proliferación de bacterias resistentes a los antibióticos, varios estudios de laboratorio ya han señalado la posibilidad de que asi sea.

Hay pruebas convincentes de que los mecanismos comunes que confieren resistencia a los biocidas y a los antibióticos están presentes en las bacterias y que éstas pueden adquirir resistencia a través de la integración de elementos genéticos móviles. Estos elementos, portadores de genes, confieren resistencia específica independiente a los biocidas y a los antibióticos.

Posibles riesgos

  • Los biocidas podrían suponer una amenaza directa para la salud humana si conducen a la supervivencia de algunas bacterias dañinas resistentes a los productos antimicrobianos. Al usarse, deberían aplicarse en concentraciones suficientemente altas como para aniquilar a todas las bacterias expuestas y eliminar el riesgo de resistencia.
  • El uso inadecuado de desinfectantes en la agricultura intensiva a escala industrial podría derivar en infecciones  resistentes a los antibióticos en los seres humanos.
  • Las bacterias  resistentes a los biocidas son cada vez más comunes en las instalaciones sanitarias. La principal causa de resistencia a los antibióticos en la práctica clínica sigue siendo el uso de antibióticos, si bien el uso de biocidas puede influir.
    Se debería formar al personal sanitario para que utilicen los desinfectantes y antisépticos de un modo adecuado, y únicamente cuando sea necesario.
  • Los biocidas se utilizan en cantidades tan grandes que están presentes en pequeñas concentraciones en el medio ambiente. Existe la preocupación de que una exposición continua de las bacterias a biocidas podría conducir a la aparición de cepas resistentes, aunque todavía no se ha demostrado en la práctica.
  • Los productos biocidas son formulaciones complejas (varias sustancias activas), que potencian la actividad de los distintos ingredientes activos.
    Es importante tener en cuenta la evolución de la normativa europea: n ° 1451/2007 (4 de diciembre de 2007) y la decisión reciente de Europa (2008/809/CE - 14 de octubre 2008) con la supresión de numerosas sustancias activas. El impacto de esta decisión en la disminución de la actividad global de una formulación deben ser considerados.

Todo ello suscita inquietudes sobre el uso indiscriminado, y a menudo inadecuado, de los biocidas en situaciones en las que no son necesarios pues se puede contribuir al desarrollo y a la persistencia de la resistencia.

 

Fuente: CCRSERI y GreenFacts

Compartir notícia: