Nota técnica de PWTAG sobre desinfección de piscinas frente a coronavirus

Nota técnica de PWTAG sobre desinfección de piscinas frente a coronavirus

piscinas

La Pool Water Treatment Advisory Group (PWTAG) ha publicado una nueva versión de su ficha técnica TN44 - Desinfección de coronavirus, en la que se informa sobre cómo desinfectar entornos de las piscinas que puedan haber sido utilizados por personas portadoras del coronavirus SARS-CoV-2 con el fin de evitar contagios. Se incluyen espacios comunitarios, superficies alrededor de la piscina y objetos relacionados con la actividad en el agua.

 

La asociación independiente británica Pool Water Treatment Advisory Group (PWTAG), formada por organizaciones y profesionales relacionados con el tratamiento del agua de piscinas, ha publicado una nueva versión de su ficha técnica TN44 - Desinfección de coronavirus, en la que incluye nueva información sobre las prácticas de limpieza y desinfección en las instalaciones con piscinas. Vamos a ver algunas de las recomendaciones de la PWTAG para minimizar el riesgo de contagio por COVID-19.

Limpieza y desinfección de las instalaciones

Primero limpiar y después desinfectar. Se recuerda este principio básico, ya que si se aplica una solución desinfectante a base de cloro o lejía a una superficie con mucha suciedad, ésta consumirá parte del cloro disponible a medida que se oxida, por lo que se reduce la cantidad disponible para inactivar cualquier virus que pueda estar presente. Además, ésta mala práctica favorece la liberación de subproductos irritantes. Asi pues, las superficies deben limpiarse antes de la desinfección: lavarlas primero con agua caliente y jabón (detergente), enjuagar bien el detergente y dejar que se sequen.

La limpieza debe ser sistemática y progresiva: por ejemplo, de las áreas más limpias a las más sucias y de arriba hacia abajo, los lavamanos deben limpiarse desde los grifos hacia el desagüe que siempre debe limpiarse en último lugar, etc.

Una vez acabada la limpieza se realiza la desinfección. La PWTAG recomienda desinfectar con soluciones desinfectantes a base de cloro, muy efectivos contra una amplia gama de virus y bacterias, tanto en la piscina como en otras partes de la instalación.

Respecto a la frecuencia de la limpieza y desinfección, se recomienda:

  • Las superficies que se tocan con frecuencia, por ejemplo, pomos de puertas, inodoros, casilleros y cabinas para cambiarse o barandillas de escaleras, deben limpiarse y desinfectarse al menos dos veces al día y también cuando se sepa que están contaminadas con secreciones, excreciones o fluidos corporales. 
  • Los puntos de contacto frecuente en las áreas públicas, por ejemplo, ascensores y pasamanos de los pasillos, equipos electrónicos, teléfonos, tabletas, ordenadores y teclados, etc. deben desinfectarse al menos dos veces al día con alcohol isopropílico al 70% o alcohol etílico al 60% o un producto especificado por el fabricante. Esto es especialmente importante cuando son utilizados por muchas personas.
  • Las áreas de vestuarios, baños y casilleros deben dividirse en zonas, rotando las áreas en uso y las áreas limpiadas y desinfectadas. Esto evitará que los usuarios entren en contacto directo con las superficies cloradas, una vez mojadas. Estas áreas deben limpiarse y desinfectarse con frecuencia, al menos dos veces al día, pero idealmente después de cada sesión o grupo de usuarios.
  • Como medida higiénica se propone la entrega a los usuarios de cubrezapatos de plástico desechables, para reducir la contaminación introducida por los zapatos desde el exterior hacia las áreas de vestuarios, de este modo se aumenta la efectividad de la limpieza y desinfección.

Higiene en los alrededores de la piscina

Si el canal de desbordamiento del nivel de la cubierta de la piscina drena en el vaso se debe tener cuidado al limpiar las superficies alrededor, ya que si entra detergente en la piscina puede provocar espuma o combinarse con el cloro libre residual, reduciendo la reserva desinfectante efectiva. Para evitarlo, la PWTAG propone:

  • El canal del nivel de la cubierta puede tener válvulas, lo que permite aislarlo del retorno a la piscina y redirigirlo para que fluya a un desagüe de aguas residuales. De este modo los residuos de limpieza no acceden al sistema principal de circulación de agua de la piscina.
  • Puede utilizarse una máquina limpiadora de suelos con secadora y fregadora, que deposite la solución limpiadora, cepille la superficie y posteriormente la seque. Estos equipos deben vaciarse después de cada uso y dejarlos secar para evitar el riesgo de crecimiento microbiano (incluida Legionella).

Los pasamanos y accesorios de acero inoxidable no deben desinfectarse con una solución desinfectante de cloro fuerte, ya que esto aumenta el riesgo de corrosión. Deben limpiarse con toallitas con alcohol al menos dos veces al día para desactivar el virus. Los accesorios de acero inoxidable que se mojan continuamente con el agua de la piscina no necesitan más desinfección.

Para los equipos flotantes, la PWTAG aconseja que, después de cada uso, los flotadores y otros equipos porosos para ayudar a la flotabilidad se sumerjan en una solución de hipoclorito de 100 mg / l durante una hora y luego se enjuaguen con agua del grifo antes de volver a usarlos.

Esto puede hacerse usando un sistema de almacenamiento limpio y sucio, para que los dispositivos de flotación usados se sumerjan durante una hora antes de transferirlos al área limpia de almacenamiento. La inmersión se puede lograr colocando un artículo más pesado encima del flotador para mantenerlo debajo de la superficie. Si esto no es posible, entonces se debe invertir el flotador y exponer cada lado a la solución de cloro durante una hora. Esto es para asegurar una desinfección adecuada de cualquier célula viral presente en el agua, que pueda quedar retenida dentro del material poroso del flotador.

Si la superficie de los flotadores u otros equipos es completamente impermeable, sellada y lisa se limpian o sumergen en una solución de hipoclorito de 100 mg / l, se dejan reposar una hora y se enjuaga con agua del grifo antes del próximo uso. Como alternativa, cualquier cosa con una superficie impermeable y no porosa se puede limpiar con etanol al 60% o isopropanol al 70% y luego dejar secar al aire.

Finalmente, la PWTAG recomienda que no se utilicen en este momento toboganes inflables o equipos de juego en las piscinas, ya que tanto al inflarlos como al usarlos se incrementa el riesgo de generar aerosoles, no son fáciles de limpiar y durante su uso es difícil mantener la distancia interpersonal. 

 

 

 

 

 

 

Fuente: NT44 – Disinfecting coronavirus, PWTAG

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir notícia: