El ácido bórico mata a las chinches de la cama, pero sólo si se lo comen

El ácido bórico mata a las chinches de la cama, pero sólo si se lo comen

control plagas

Desde hace décadas, el ácido bórico se ha utilizado como insecticida en el control de plagas agrícolas y urbanas, como las chinches de la cama (Cimex lectularius). La eficacia del polvo de ácido bórico como insecticida por ingestión y por contacto residual en las chinches ha sido evaluada en la Universidad de Carolina del Norte (EEUU), comparándola con la cucaracha alemana (Blattella germanica), susceptible al ácido bórico por ambas vías.

 

Productos insecticidas a base de ácido bórico, formulado como polvo, aerosoles, cebos granulares, pastas, líquidos o geles, están ampliamente disponibles en el mercado, tanto para los consumidores como para los profesionales del control de plagas, especialmente para controlar infestaciones en edificios residenciales.

Una de las aplicaciones habituales de estos productos es en el control de las chinches de la cama. El formulado en polvo es probablemente el tratamiento más común en este caso, sin embargo su eficacia real no ha sido evaluada hasta hace poco, en un estudio realizado en la North Carolina State University (EEUU).

Para determinar la eficacia del ácido bórico en C. lectularius, se evaluaron dos formas de administrarlo; la ingestión y el contacto con el polvo. Los investigadores compararon los resultados obtenidos en las chinches con los tratamientos en cucarachas alemanas (Blatella germanica), que el ácido bórico puede matar por ambas vías.

Los investigadores realizaron cuatro experimentos con las chinches y las cucarachas:

  • El primer experimento consistió en alimentar durante 7 días con ácido bórico a 10 chinches adultos, en concentraciones entre cero y 5 %. 
  • El segundo experimento consistió en exponer a las chinches al polvo de ácido bórico. En este caso, se colocaron 118 insectos hambrientos y 120 completamente saciados en platos que contenían polvo de ácido bórico, y se midió la mortalidad durante 14 días. También se observó si el tamaño de las partículas de ácido bórico tenía algún efecto sobre la mortalidad de las chinches.
  • El tercer experimento consistió en exponer a las cucarachas alemanas al polvo de ácido bórico. Un grupo de las cucarachas tenía las partes bucales pegadas (para prevenir la ingestión), mientras que el segundo grupo tenía libertad para alimentarse.
  • El cuarto experimento consistió en inyectar ácido bórico directamente en el cuerpo de las chinches de camas (específicamente, en el hemocoel) para determinar la toxicidad del químico para ellas.

Eficaz sólo por ingestión

La conclusión principal a la que llegaron es que el ácido bórico puede matar una cantidad significativa de chinches, pero sólo si ingieren el producto químico.

Las chinches de cama no mostraron aversión a ingerir ácido bórico en concentraciones de hasta el 2%, aunque el número de bichos completamente saciados se redujo a un 80% en concentraciones del 5 %.

Las chinches que comieron ácido bórico en concentraciones superiores al 2 % murieron rápidamente, mientras que concentraciones tan bajas como el 0,5 % causaron el 100 por ciento de muertes, aunque a un ritmo más lento. Sin embargo, el contacto externo con altas concentraciones de polvo de ácido bórico no tuvo un efecto significativo en las chinches. En comparación, el ácido bórico eliminó eficazmente las concentraciones de cucarachas alemanas, independientemente de la ruta de contacto.

La simple exposición al polvo de ácido bórico produjo una tasa de mortalidad del 33% entre las chinches, después de un período de 14 días de observación. A concentraciones crecientes (aumento de diez veces) del biocida no hubo diferencias significativas entre las chinches alimentadas y las que no.

La reducción del tamaño de las partículas de ácido bórico tampoco tuvo ningún efecto sobre la mortalidad de las chinches. De hecho, más del 85% de los insectos alimentados sobrevivieron a la exposición externa al ácido bórico.

En el caso de la inyección de ácido bórico en las chinches de cama se registraron altas tasas de mortalidad (hasta un 95% en las concentraciones más altas), lo que indica una toxicidad del ácido bórico para las chinches de cama, que la cutícula de estos insectos es capaz de evitar.

Por el contrario, la ingestión del ácido bórico fue fácilmente inducida en las chinches y altamente efectiva para matarlas. Una sola toma de sangre con un 0,5% de ácido bórico mató al 80% de las chinches en 7 días. Las concentraciones por encima del 1% mataron a todas las chinches en 4 días.

Candidato a nuevas formulaciones en cebos 

Cómo actúa exactamente el ácido bórico sobre las chinches sigue siendo un misterio, pero, según los autores del estudio, es un buen candidato para uso en cebos que las atraigan y por ingestión las eliminen. El ácido bórico es soluble y estable en agua, no es tan tóxico para los mamíferos como otros productos químicos, tiene un coste relativamente bajo y no parece desencadenar resistencia en los insectos.

En cambio, su uso en aplicaciones de polvo probablemente es, según el estudio, minimamente efectivo contra las chinches. El polvo de ácido bórico es eficaz contra otras plagas urbanas, como las cucarachas, pero en cuanto a las chinches, al parecer deberán idearse métodos para inducir la ingestión del biocida par obtener buenos resultados.

 

 

Fuente: Effectiveness of Boric Acid by Ingestion, But Not by Contact, Against the Common Bed Bug (Hemiptera: Cimicidae), Journal of Economic Entomology

 

Compartir notícia: