Los insecticidas piretroides pierden su efectividad frente a Culex pipiens en Cataluña

Los insecticidas piretroides pierden su efectividad frente a Culex pipiens en Cataluña

mosquitos

Tanto nuestro mosquito común autóctono, Culex pipiens, como el invasor mosquito tigre, Aedes albopictus, son potenciales desencadenantes de brotes de arbovirus en España, como el Virus del Nilo Ocidental o el dengue, respectivamente. Un estudio sobre la susceptibilidad de los adultos de estas dos especies a los principales insecticidas utilizados en salud pública muestra una significativa resistencia de Culex pipiens a todas ellas, especialmente los piretroides.

 

Aunque de forma esporádica, en los últimos años se han registrado en España casos autóctonos de enfermedades arbovirales transmitidas por mosquitos, como son algunos casos humanos de virus del Nilo Occidental desde el 2004 y de dengue desde el 2018. Dado que en zonas de  la geografía española y en paises vecinos, como Francia e Italia, existen poblaciones establecidas de mosquitos vectores competentes de estas infecciones víricas y los virus que las causan circulan o son introducidos con frecuencia, se considera que existe un cierto riesgo de brotes de arbovirus.

Dado que no existe un tratamiento o vacuna específico para la mayoría de estas infecciones, la prevención y el control se centran, actualmente, en el control de los vectores. En España las intervenciones que se realizan son mayoritariamente las aplicaciones de larvicidas en zonas de cría, generalmente entre principios de primavera y otoño, con insecticidas biológicos, principalmente Bacillus thuringiensis israelensis (Bti). Ocasionalmente, se realizan también fumigaciones por nebulización en el suelo, aplicando generalmente insecticidas piretroides, según la densidad de las poblaciones de mosquitos y el riesgo de actividad vectorial.

Estar preparados para afrontar una situación de brote incluye conocer la efectividad real de las herramientas de lucha antivectorial aplicables, como es la fumigación espacial o nebulización de insecticidas para controlar las poblaciones de mosquitos adultos. ¿Siguen siendo efectivos los insecticidas utilizados en salud pública para eliminar mosquitos vectores adultos? ¿Cuales son los grados de resistencia a los insecticidas en las poblaciones de mosquitos que conviven con nosotros? 

Especies con mayor impacto negativo 

Un estudio realizado por diversos grupos de investigadores y expertos del Centre de Recerca en Sanitat Animal (CReSA IRTA), el Servei de Control de Mosquits, Consell Comarcal del Baix Llobregat y  ISGlobal ha evaluado el estado de susceptibilidad a los insecticidas en poblaciones de mosquitos con potencial vectorial en Cataluña, con el objetivo de estimar la rentabilidad y eficacia de los tratamientos adulticidas.

En el estudio se muestran los datos obtenidos en bioensayos realizados con poblaciones de Culex pipiens, Aedes albopictus y Aedes caspius, recolectados entre 2012 y 2017 en diversas zonas de Cataluña, incluida la region del Baix Llobregat, zona de humedales y actividad agrícola, especialmente abundante en mosquitos.

De las muchas especies de mosquitos presentes en Cataluña, estas tres se consideran  las que tienen el mayor impacto negativo en la población humana, no solo por su capacidad de transmitir patógenos sino también por sus hábitos alimenticios. Especies agresivas como Ae. albopictus y Ae. caspius puede disminuir fácilmente la calidad de vida humana con sus picaduras.

Culex pipiens

De las tres especies, el mosquito vector de la fiebre del Nilo Occidental, Culex pipiens, parece ser la más dificil de tratar con adulticidas debido a la resistencia que ha desarrollado a diversos insecticidas. En las seis localidades donde se realizaron estudios entre 2012 y 2014 se observó resistencia a la deltametrina en esta especie: Bellaterra, Bellvis, Gava, Santa Coloma de Cervelló, Vic y Empuriabrava. También se constató resistencia a la lambda-cihalotrina en dos de las seis áreas ( y se sospechó en otras tres áreas), asi como a la permetrina en una de las seis áreas ( y se sospechó en otras dos áreas). 

Pruebas adicionales realizadas con poblaciones de Culex pipiens del área de Barcelona en 2015 mostraron que esta especie era resistente a los insecticidas deltametrina (81% de mortalidad), DDT (6%), pirimifos-metilo (0%) y propoxur (0%).

Posteriormente se confirmó la resistencia a tres de estas clases de insecticidas, el piretroide deltametrina con 96% (2016) y 96% (2017) de mortalidad, el organofosforado pirimifos-metilo con 0% (2016) y 33% (2017) de mortalidad y el organoclorado DDT con  78% (2016) y 68% (2017) de mortalidad. Las exposiciones a la deltametrina y el pirimifos-metilo se repitieron en 2016 con una dosis más alta, constatandose una clara resistencia al pirimifos-metil (0% de mortalidad) y la sospecha de resistencia a la deltametrina (97.5%) Mientras que en la cuarta clase, los carbamatos, la resistencia al bendiocarb (46% de mortalidad) se observó en 2017.

Aedes albopictus y Aedes caspius

No se detectó resistencia a los piretroides en las poblaciones de Ae. albopictus evaluadas en toda Cataluña durante 2012–2014. Pruebas adicionales realizadas en 2016 con mosquitos del área de Barcelona mostraron que las poblaciones de Ae.albopictus eran completamente susceptibles a la deltametrina, al bendiocarb y al DDT, pero mostraron niveles de resistencia al pirimifos-metilo (86.52% de mortalidad) en una de las dos pruebas realizadas.

Por otra parte, Ae. caspius, recolectado en el área de Barcelona en 2017, fue completamente susceptible al DDT y a la deltametrina (ambos 100% de mortalidad), mientras que las otras clases químicas no fueron probadas.

Opciones de control vectorial con adulticidas

A pesar de que el número de sustancias activas biocidas aprobadas en la UE disminuye, por el momento los insecticidas siguen siendo uno de los pilares del control y la prevención de enfermedades transmitidas por mosquitos. La elección es muy limitada y los piretroides son actualmente la clase química de insecticidas de primera línea para tratamientos adulticidas, en respuesta a los brotes de enfermedades arbovirales. De ahí la importancia de mantener estrategias adecuadas para la gestión de la resistencia en los vectores, que incluyen la vigilancia entomológica continua para controlar la dinámica de las poblaciones y su estado de susceptibilidad a los insecticidas.

Los autores del estudio concluyen que las poblaciones adultas de Ae. albopictus en Cataluña pueden controlarse, por el momento, mediante la pulverización espacial con insecticidas piretroides, especialmente recomendados en las directrices locales y nacionales y, probablemente, al menos en el área de Barcelona, con insecticidas organofosforados. Ambas son las dos clases químicas aprobadas por la OMS para este tipo de aplicación. Para aplicaciones de rociado residual, por ejemplo en hogares o establos para animales, es posible utilizar carbamatos, aunque solo puede confirmarse esta opción en la zona de Barcelona.

Desafortunadamente, la situación para Culex pipiens es más complicada, dada la resistencia observada frente a los insecticidas de uso habitual en la salud pública.

 

Fuente: Phenotypic insecticide resistance in arbovirus mosquito vectors in Catalonia and its capital Barcelona (Spain)

 

 

 

 

Compartir notícia: