Campylobacter, identificados genes en pollos que podrian reducir las infecciones en humanos

Campylobacter, identificados genes en pollos que podrian reducir las infecciones en humanos

campylobacter

Campylobacter es con diferencia la bacteria que causa más infecciones transmitidas por los alimentos en la UE, la mayoria asociadas al consumo de aves de corral. Su control es complejo durante el procesado de la carne, por lo que es importante reducir la carga bacteriana en las aves antes de su llegada al matadero. Investigadores de la Universidad de Edimburgo han identificado genes en pollos de engorde que permitirian criar aves con menos probabilidades de portar Campylobacter.

 

 

Campylobacter forma parte de la microbiota del tracto gastrointestinal de las aves de corral. Los pollos son portadores prácticamente asintomáticos, sin embargo el consumo de su carne contaminada es una de las principales causas de la campilobacteriosis humana, la enfermedad transmitida por los alimentos más notificada en la UE.

Una gran cantidad de aves que llegan al matadero excretan la bacteria con sus heces y es muy dificil evitar que, durante su procesado, se produzca la contaminación de las canales y de los equipos del matadero. Por esto es importante reducir la carga bacteriana en las aves antes de su llegada al matadero.

Cocinar bien la carne de pollo o evitar contaminaciones cruzadas en las cocinas son acciones importantes para evitar una gastroenteritis por Campylobacter, pero las estrategias para el control de la bacteria deben darse en toda la cadena alimentaria, y en la producción primaria se consideran de las más efectivas.

A nivel de granjas, las estrategias incluyen medidas de bioseguridad, para evitar el acceso de la bacteria a las instalaciones y su transmisión entre los lotes de aves, medidas nutiricionales que incluyen la administración a las aves de pre- y probióticos, bacteriocinas o bacteriófagos, y también la vacunación de las aves. Sin embargo la eficacia de estas estrategias sigue siendo limitada.

Por lo que el desarrollo de soluciones alternativas parece necesario. Una propuesta, basada estudios genéticos, llega desde el Roslin institute de la Universidad de Edinburgo.

Genes de inmunidad

La investigación aporta nuevos conocimientos sobre cómo la composición genética de los pollos influye en su respuesta a las bacterias. A partir del análisis del tejido intestinal de pollos resistentes y de pollos susceptibles a la bacteria se identificaron diferencias en la actividad de una gran cantidad de genes.  Estos datos se combinaron con resultados de estudios previos, que analizan el código genético de los pollos para identificar áreas relacionadas con la susceptibilidad o resistencia de las aves a Campylobacter.

Los resultados obtenidos muestran hasta qué punto partes del código genético de los pollos pueden estar vinculadas a la prevalencia de Campylobacter en el intestino de las aves.

Estos hallazgos podrian ser un principio para desarrollar la cria de pollos con menos probabilidades de portar la bacteria y, de este modo, limitar el riesgo para los consumidores de aves de corral.

 

Fuente: Universidad de Edinburgo

 

 

 

Compartir notícia: 

Añadir nuevo comentario