Detección de norovirus humanos en alimentos

Detección de norovirus humanos en alimentos

norovirus

Los norovirus humanos presentan una gran prevalencia y capacidad para originar gran parte de los brotes de gastroenteritis humana aguda. Suelen transmitirse entre personas por via fecal-oral pero también lo hacen a través de agua y alimentos contaminados. Un estudio realizado en Finlandia revisa y compara los métodos disponibles para detectarlos en los alimentos, que resulta más complejo que en muestras fecales.

 

Dado que los norovirus son extremadamente contagiosos, afectan a millones de personas cada año en todo el mundo, provocando extensos brotes de gastroenteritis aguda en grupos poblacionales de todas las edades. 

Principalmente, los norovirus se transmiten por via fecal-oral de persona a persona, causando síntomas como náuseas, vómitos y diarrea, que generalmente desaparecen en unos días. Sin embargo, estos microorganismos patógenos son también una causa importante de enfermedades transmitidas por los alimentos y el agua contaminada. En Europa los alimentos más comunes que causan brotes de norovirus son los mariscos, las bayas (especialmente las frambuesas congeladas), las verduras y los alimentos mixtos, que probablemente se contaminan a través de manipuladores de alimentos enfermos.

Dado que no existe vacuna o tratamiento específico para las infecciones de norovirus, prevenir su propagación mediante una cuidadosa higiene de manos y desinfectantes eficientes es fundamental. Los desinfectantes a base de alcohol o los desinfectantes para manos no destruyen los norovirus, por lo que  es necesario lavarse las manos mecánicamente con jabón. Las superficies ambientales contaminadas deben desinfectarse eficazmente con productos desinfectantes que contengan hipoclorito sódico o peróxido de hidrógeno.

Detección de norovirus humanos

Se han desarrollado una variedad de métodos para identificar norovirus humanos en los alimentos en las últimas dos décadas. Maija Summa, investigadora de la Universidad de Helsinki en Finlandia, ha revisado y comparado cuatro de ellos 

Su estudio incluye además investigación sobre la potencial naturaleza zoonótica de los norovirus. Estos microorganismos se clasifican en siete genotipos y generalmente se consideran específicos de la especie hospedadora, pero la posibilidad de transmisión e infecciones zoonóticas se ha discutido durante más de una década para varios genotipos.

Detección de norovirus humanos en alimentos

Actualmente, las técnicas más utilizada para detectar norovirus en muestras fecales, de alimentos, de agua y de superficies se basan en la reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa (RT-PCR), que replica exponencialmente una parte del genoma de la partícula viral. Para ello, el genoma de ARN de la partícula del virus debe liberarse de la cápside ((capa proteica que rodea y protege al ácido nucleico de la partícula viral) y purificarse, mediante extracción de ARN, antes de realizar la RT-PCR. En las diferentes aplicaciones de RT-PCR existen no obstante limitaciones, ya que la técnica revela solamente la presencia de genoma viral pero no aporta información sobre la infectividad del virus.

La detección de norovirus en muestras de alimentos suele ser más complicada que la detección en muestras fecales porque los alimentos, normalmente, contienen virus en cantidades más bajas y además liberan componentes que inhiben la reacción de RT-PCR, como grasas y azúcares. En la mayoría de los brotes de norovirus transmitidos por alimentos, el agente causal se identifica solo en muestras fecales de pacientes y manipuladores de alimentos, y solo raramente en muestras de alimentos involucrados.

La investigadora finlandesa hace en su estudio una revisión y comparación de cuatro métodos de extracción de norovirus humanos en alimentos (lechuga, jamón y bayas congeladas). El método más confiable para las tres matrices de alimentos analizadas se basó en la elución alcalina y la precipitación de polietilenglicol (PEG). Según el estudio, la eficiencia de recuperación del método en frambuesas congeladas fue en promedio del 28%.

En el trabajo de Summa también se destacan dos métodos rápidos para la detección de norovirus humanos en frambuesas congeladas. Uno de ellos, basado en la extracción directa de ARN obtuvo los mismos niveles de recuperación (32%) que la técnica de precipitación PEG y mostró buena sensibilidad, siendo capaz de detectar norovirus humanos en bayas contaminadas naturalmente, relacionadas con brotes.

Transmisión zoonótica de norovirus

Summa encontró genoma de norovirus humanos en las heces de 31 aves, 2 ratas y 4 perros de compañía. Los genotipos encontrados en 6 muestras de ave y en todas las muestras de perros fueron los mismos genotipos presentes en muestras humanas en el momento de muestreo. Dos de los perros positivos para norovirus humanos presentaban síntomas leves.

Estos resultados son un indicador fuerte de la transmisión de norovirus humanos a través de aves silvestres, perros domésticos y posiblemente también ratas. O, como mínimo, la autora considera que es posible el transporte mecánico del genoma del virus a través de estos animales.

Por lo que en el estudio sugiere que es razonable considerar a los animales como fuente de contaminación de norovirus humanos en alimentos, agua y superficies. Queda pendiente investigar la capacidad de replicación de los norovirus humanos en estos animales hospedadores. 

 

Fuente: HUMAN NOROVIRUSES: DETECTION IN FOOD AND NEW TRANSMISSION ROUTES,  Finish Food Autority

 

 

 

Compartir notícia: