La ECHA apoya la autorización del extracto de margosa, el fludioxonil y la MIT para diversos tipos de biocidas

La ECHA apoya la autorización del extracto de margosa, el fludioxonil y la MIT para diversos tipos de biocidas

biocidas

El extracto de margosa para biocidas repelentes de hormigas (TP19), el fludioxonil para fungicidas (TP7, TP10 y TP9) y la 2-metilisotiazol-3 (2H)-ona (MIT) para biocidas antimoho (TP12) han obtenido un dictámen positivo por parte del Comité de Biocidas, de la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA), para ser sustancias activas biocidas autorizadas dentro del mercado de la UE.

 

Extracto de margosa 
aceite prensado en frío de semillas de Azadirachta indica sin cáscaras, extraído con dióxido de carbono supercrítico.

biocidasEl extracto de Margosa es una sustancia extraida de las semillas del árbol de Neem que contiene limonoides (representados por azadiractina A y B, nimbina y salannina presentes en <2%), y ha sido evaluada para su uso en biocidas repelentes (TP19), destinados a impedir que las hormigas (por ejemplo, Lasius niger) entren en los edificios.

Los productos que la contengan están dirigidos a usuarios no profesionales, en entornos de domicilios privados, para aplicar en los umbrales de las puertas y las ventanas, en una franja de 2 cm de ancho, sirviendo de barrera para las hormigas que tratan de entrar a la casa desde el exterior.

No se conoce exactamente el modo de acción responsable de la actividad repelente del extracto de margosa. Dado que contiene una mezcla de limonoides, es probablemente un efecto combinado de estos lo que conduce a un efecto repelente. No obstante, los datos obtenidos sobre la sustancia han demostrado una eficacia repelente suficiente frente a las especies diana.

Respecto a la posibilidad de que surjan resistencias a la sustancia, la conclusión es, que al ser utilizado como repelente no ejerce una presión selectiva para desarrollar resistencia. 

El dictámen de la ECHA para su aprovación es positivo. 

 

Fludioxonil

También la sustancia activa fludioxonil obtuvo el acuerdo del Comité de Biocidas para ser aprobado, en su caso como conservante (TP7, TP9 y TP10).

El fludioxonil es un fungicida que actúa inhibiendo la vía de la señal osmótica en los organismos diana, lo que resulta en la inhibición de la germinación de esporas y en la prevención del crecimiento de micelios.

Se utiliza en productos biocidas conservantes, que se aplican, o son incorporados, en recubrimientos con finalidades diversas, incluyendo pinturas para protección de la madera, revestimientos de silicona, selladores minerales y de silicona, asi como pastas para juntas.

Este fungicida presenta actividad frente a Alternaria alternata, Aspergillus versicolor, Stachybotrys chartarum, Scopulariopsis brevicaulis, algunas especies de Penicillium, Alternaria spp. y algunos hongos de descomposición de la madera, tales como Conophora puteana, Gloeophyllum trabeum y Sydowia pythiophila.

Su uso no está previsto como sustancia autónoma, sino que está destinado a utilizarse en combinación con otros fungicidas. El producto biocida representativo contiene las sustancias activas fungicidas fludioxonil, azoxystrobin y thiabendazole. El uso de tres sustancias activas garantiza que el producto mantenga su eficacia, presentando múltiples mecanismos de actividad fungicida y minimizando así la posibilidad de desarrollo de resistencia. 

 

2-metilisotiazol-3 (2H)-ona (MIT)

La evaluación de la MIT, también de resultado positivo, cubre el uso de esta sustancia en biocidas antimoho (TP12), para la preservación contra microorganismos nocivos en sistemas y productos acuosos, tales como papel o pulpa en fábricas de papel.

La prevención del crecimiento bacteriano y fúngico debe lograrse para conseguir la protección en estos sistemas contra organismos productores de limo. El producto biocida se administrará por choque o dosificación continua con una concentración de uso final del 0,0015% de la sustancia activa. MIT utiliza un mecanismo de dos pasos que implica la inhibición rápida (en minutos) del crecimiento y el metabolismo de los organismos diana, seguido de un daño celular irreversible que resulta en la pérdida de viabilidad (en cuestión de horas).

Su uso está previsto en interiores por usuarios industriales y profesionales.

Los datos presentados sobre la sustancia activa y el producto biocida representativo han demostrado una eficacia suficiente frente a las especies objetivo para el uso previsto. Además, el mecanismo de acción específico asegura que la resistencia microbiana y la resistencia cruzada a la MIT no presente un problema significativo.

Dadas sus características como irritante de las vias respiratorias, corrosivo para la piel, y ser sustancia que puede causar daños graves en los ojos, será necesario aplicar medidas de mitigación del riesgo en los usuarios (industriales y profesionales). 

 

 

Fuente: ECHA

 

 

Compartir notícia: