Productos, biocidas y equipos

Productos, biocidas y equipos

Guia interactiva online para la gestión de sustancias químicas peligrosas

biocidas

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud Ocupacional (EU-OSHA) ofrece una guía interactiva online sobre sustancias y productos químicos peligrosos, destinada a apoyar a las empresas, particularmente PYMEs y empresas sin conocimientos específicos en este tema, en la gestión segura y saludable de las sustancias químicas peligrosas en el lugar de trabajo.

Modo de acción del insecticida biológico Bacillus thuringiensis

bacillus thuringiensis

Bacillus thuringiensis (Bt) es una bacteria entomopatógena capaz de producir una amplia variedad de proteínas insecticidas letales para distintos órdenes de insectos. Por su eficacia, bajo impacto ambiental negativo y alta especificidad, los insecticidas biológicos más vendidos son aquellos basados en proteínas de Bacillus thuringiensis (Bt), que actúan exclusivamente previa ingestión del insecto y no por contacto en superficie.

Normas europeas para antisépticos y desinfectantes químicos

desinfectantes

AENOR ha publicado una nueva versión de la norma UNE-EN 14885, relacionada con productos antisépticos y desinfectantes químicos,  en la que se especifican las normas europeas con las que han de cumplir estos productos para poder reivindicar ciertas propiedades microbicidas.  La Norma es aplicable a productos que se utilizan en las áreas de la medicina humana y veterinaria, asi como en las áreas alimentaria, industrial, doméstica e institucional.

Uso de insecticidas domésticos en Europa

biocidas

Aunque lo más recomendable es no utilizar plaguicidas en nuestros hogares, las ventas en Europa de productos biocidas de uso no profesional para combatir cucarachas, hormigas, moscas o mosquitos en casa se cifraron en 903 millones de euros en 2018. España, junto con Italia y Austria va a la cabeza del consumo de insecticidas de uso doméstico en Europa.

Cuestionado el nitrogeno generado in situ como biocida en museos

biocidas

El tratamiento de obras de arte con nitrogeno generado "in situ" es habitual en museos e instituciones de patrimonio cultural en Europa, con el objetivo de protegerlas frente a las plagas. Sin embargo, el nitrogeno generado in situ no está autorizado para su uso como biocida desde 2017. La solicitud a la CE de una excepción, para su uso en la protección de obras de arte, peligra debido a intereses comerciales del sector del control de plagas.