Rodenticidas, ¿cómo detectar la resistencia a los anticoagulantes en ratas y ratones?

Rodenticidas, ¿cómo detectar la resistencia a los anticoagulantes en ratas y ratones?

rodenticidas

La resistencia a los productos rodenticidas anticoagulantes utilizados para controlar infestaciones de ratas y ratones es un problema creciente para los profesionales del control de plagas. ¿Cómo detectar la presencia de roedores resistentes al tratamiento con rodenticidas?  El grupo de trabajo Rodenticide Resistance Action Committee (RRAC), impulsado por la industria que los produce, nos lo explica.


 

Rodenticidas y resistencias

Evitar el uso de rodenticidas en lugares donde existen roedores resistentes a estos productos es importante, ya que de lo contrario todos los animales susceptibles de la población se eliminan, dejando solo los animales resistentes, que producen descendencia resistente y se agrava el problema.

¿Cómo detectar la resistencia en poblaciones de roedores para evitar el uso incorrecto de los rodenticidas?  El Rodenticide Resistance Action Committee (RRAC), un grupo de trabajo en el que participan las empresas multinacionales CropLife, Activa, Bayer AG, BASF, LiphaTech S. A., PelGar, Rentokil, Syngenta o Zapi, y que tiene por objetivo potenciar el uso seguro de los rodenticidas anticoagulantes y evitar la expansión de la resistencia, lo explica mediante una lista de verificación de 6 puntos. Si se cumplen todos, podria tratarse de la presencia de resistencia.

rodenticidas

  1. ¿El producto utilizado es adecuado?
    No todos los rodenticidas están aprobados contra todas las especies de roedores, porque las especies tienen diferentes sensibilidades. Es necesario poner atención a las recomendaciones de uso del fabricante. Por otra parte, si se utilizan concentrados, el cebo debe mezclarse exactamente según las instrucciones.
     
  2. ¿Las ratas o ratones ingieren el cebo?
    Si no hay ingesta del rodenticida, se recomienda cambiar la posición de las estaciones de cebo y/o cambiar el producto del cebo.
    Cuando no hay ingesta, el posicionamiento de los cebos suele ser crítico. Los puntos de cebo deben colocarse donde haya indicios de roedores, por ejemplo, a lo largo de las zonas de paso entre las madrigueras y los puntos de alimentación, o donde se puedan ver excrementos y otros signos de actividad. 
    Cuando los roedores tienen comida muy atractiva disponible, algunos cebos pueden no ser lo suficientemente apetentes, por lo que elegir otro cebo diferente puede resolver este problema. Y, si es posible, las fuentes alternativas de alimentos deben hacerse inaccesibles.
  3. ¿El tiempo de cebado ha sido suficiente?
    Todos los rodenticidas anticoagulantes son de acción lenta y tardan unos días antes de que se produzca el efecto mortal. Además, incluso con infestaciones pequeñas, lleva algún tiempo hasta que todos los animales comen del cebo. Por lo tanto, el control completo puede llevar algunas semanas.
     
  4. ¿Se ha aplicado suficiente cebo y reemplazado el cebo comido?
    Es importante no subestimar el tamaño de una infestación. El consumo completo del cebo en algunos puntos de cebado es una indicación clara de que no se ha colocado suficiente cebo o de que el número de puntos de cebado es insuficiente.
    Para asegurar un buen uso del producto hay que seguir las recomendaciones de aplicación del fabricante y asegurarse de que se han detectado todos los escondites y rutas de los roedores.
     
  5. ¿Se ha explorado a fondo el área infestada?
    Es importante no cebar sólo donde la infestación es obvia, sino encontrar también escondites que estén ocultos o lejos de la infestación principal, que pueden servir de refugio para la infestación. Por lo que es esencial realizar una exploración minuciosa de la zona  y asegurarse de que se han encontrado todos los escondites y las rutas de paso de los roedores.
  6. ¿Se ha comprobado si existe inmigración de roedores?
    La sensación de un control insuficiente puede darse después de un uso efectivo de un rodenticida y la erradicación completa de una infestación, si ratas o ratones de zonas adyacentes repoblan la zona tratada inmediatamente después del tratamiento. Por lo tanto, a ser posible deben verificarse y tratarse posibles infestaciones en propiedades vecinas y también tomar medidas para evitar la inmigración de nuevos roedores.
     

En el caso de que pese a haber verificado estos seis puntos el tratamiento realizado no es eficaz, el RRAC recomienda contactar con el distribuidor del producto utilizado para obtener consejo, ya que puede tratarse de un problema de resistencia. 

Mapa y app de resistencia a los rodenticidas

Si os interesa este tema, os recomendamos echar un vistazo al mapa de resistencias registradas que mantiene el RRAC y a la app RRAC Rodenticide Resistance, que proporciona datos sobre la distribución de la resistencia en ratas (Rattus norvegicus) y ratones (Mus musculus), y recomendaciones sobre el uso de rodenticidas anticoagulantes en la gestión de la resistencia. 

 

Fuente: RRAC

 

Compartir notícia: 

Comentarios

Buenos días leyendo el contenido d lo que se ha publicado en cuanto a que no haya ingesta el portacebo no es conveniente cambiarlo d lugar ya que crearia desconfía respecto al roedor es la llamada neofobia yo lo que hago es cambiar el rodenticida con otra materia activa muy importante dar confianza al roedor para que encuentre un punto d comida y así luego cambiarlo por rodenticida

Empresas relacionadas

LEU Servicios

Expertos en control y erradicación de plagas y limpiezas especiales tales como limpiezas por fallecimiento, de Diógenes o tratamientos de choque con Ozono.