Amianto en lugares de trabajo, infórmate con las nuevas fichas del INSST

Amianto en lugares de trabajo, infórmate con las nuevas fichas del INSST

amianto

El amianto en lugares de trabajo sigue siendo un riesgo en oficios como la fontaneria, el mantenimiento de ascensores o las tareas de electricista. La información es el primer paso para la prevención, que es fundamental cuando hablamos de este agente cancerígeno. El INSST ha publicado nuevas fichas dirigidas a colectivos de profesionales que pueden encontrarse amianto o materiales que lo contengan durante el desarrollo de su actividad laboral.


 

Amianto en lugares de trabajo

El cáncer de pulmón representa entre el 54 % y el 75 % de los cánceres profesionales y el amianto es su principal causa (45 %). Según la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA), el amianto es un carcinógeno sin umbral de seguridad, aunque el actual valor límite de exposición profesional vinculante (OELV) para este cancerígeno es de 0,1 fibras/cm3, como media ponderada en el tiempo de 8 horas.

El amianto sigue presente en multitud de edificios o infraestructuras y diversos colectivos profesionales, como fontaneros o electricistas, pueden encontrarse expuestos a este material cancerígeno. A pesar de que el cometido principal de estos profesionales no es intervenir sobre los materiales que lo contienen, puede ser necesario que realicen actuaciones puntuales sobre los mismos para llevar a cabo sus tareas de mantenimiento o reparación, cuando no sea necesaria la aprobación de un plan de trabajo por parte de la autoridad laboral competente. En estos casos, la formación y la prevención son fundamentales para proteger la salud.

Conocer el Real Decreto 396/2006 y seguir las medidas preventivas que en él se indican permitirá a los profesionales protegerse frente a los riesgos por exposición al amianto y evitará poner en peligro a las personas que les rodean.

Por otra parte, y como ayuda para realizar los trabajos con amianto de forma segura, el INSST ha creado la colección de fichas “Trabajos seguros con amianto”, que contiene dos tipos de fichas:  unas dirigidas a colectivos especificos (por el momento, ascensorista, electricista y fontanero) y otras fichas que plasman algunos procedimientos seguros para realizar trabajos con amianto.

Trabajos seguros con amianto

Los electricistas, ascensoristas, fontaneros y técnicos de calefacción se encuentran dentro de los grupos de profesionales susceptibles de encontrar amianto durante su trabajo y, por ello, deben ser formados y entrenados para reconocer los materiales que lo contienen y saber qué hacer si se encuentran con ellos.

En las fichas del INSST se detallan los lugares donde estos profesionales pueden encontrarlo (proyectados, paneles de fibrocemento, revestimientos, materiales de fricción, juntas, aislamientos, falsos techos, etc) y algunas operaciones asociadas a su actividad laboral en las que existe riesgo de exposición.

Se aclara además que estas operaciones deben ser realizadas sólo de forma esporádica y en base a procedimientos de trabajo seguros, mediante la correcta aplicación de medidas técnicas de prevención que eviten o reduzcan la liberación de fibras al ambiente, de acuerdo a las obligaciones que se derivan del RD 396/2006. En ningún caso estos profesionales deben intervenir sobre materiales con amianto friables o no friables degradados, dada la alta probabilidad de liberar fibras al ambiente. 

Por último, se informa sobre cómo proceder en el caso de encontrar amianto durante la actividad laboral para: evitar el riesgo, reducir el riesgo y cuándo parar los trabajos.

amiantoamiantoamianto

Buenas prácticas y prevención frente al amianto

Determinadas actividades dentro del mantenimiento de edificios pueden ser origen de exposición laboral al amianto, ya que se realizan cerca o en materiales que lo contienen. Entre éstas, el INSST ha publicado fichas de prevención y buenas prácticas para: el ajuste de bloqueo de la puerta de ascensores, la perforación de losetas de amianto-vinilo y la sustitución de juntas.  

Estos tres documentos detallan procedimientos de trabajo seguros en la realización de estas tareas, que contemplen los posibles riesgos accidentales, y aportan una serie de buenas prácticas y medidas preventivas para evitarlos o minimizarlos.

En los procedimientos de trabajo, se abordan las siguientes fases: preparación de la zona de trabajo, los pasos para realizar la intervención, la gestión de los residuos generados y la descontaminación personal.

amiantoamiantoamianto

 

Más información en:  www.insst.es

 

 

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Lanza Calidad

Especialistas en calidad del agua, control y prevención de legionela, plagas, seguridad alimentaria, aire interior y análisis