Control de chinches de la cama. Código de Buenas Prácticas

Control de chinches de la cama. Código de Buenas Prácticas

chinches

Las chinches de la cama (Cimex lectularius) son una de las plagas que más quebraderos de cabeza pueden dar a cualquier técnico que deba controlar sus infestaciones. Nocturnas, diminutas, maestras en esconderse y con una resistencia ampliamente extendida a los insecticidas,  las chinches plantean siempre un reto. La BPCA ha publicado un código de Buenas Prácticas, en el que orienta sobre cómo proceder de forma sistemática ante una infestación de chinches de la cama.

 

Aunque la actividad de las chinches de la cama (Cimex lectularius) ha disminuido globalmente durante este año, debido al descenso de los viajes y del turismo que ha provocado la pandemia, los expertos prevén el resurgir de la plaga una vez que se vuelva a normalizar el tráfico de viajeros. 

Asi que hay que estar preparados para cuando esto suceda. La British Pest Control Association (BPCA) ha publicado un nuevo código de BuenasPrácticas, que describe criterios a tener en cuenta para gestionar de forma profesional el tratamiento de una infestación de chinches de la cama. 

Se trata de un documento sobre el sistema a seguir para que, ante cualquier infestación de chinches, se pueda proceder de forma sistemática, estructurada y rigurosa. Aunque está pensado para técnicos trabajando en el Reino Unido, los planteamientos pueden resultar válidos en cualquier otra región.

Sobre los biocidas y la PRL

La BPCA destaca dos aspectos básicos a tener en cuenta por la empresa, previos a cualquier tratamiento profesional, para poder hablar de buenas prácticas: el cumplimiento de la legislación relacionada con los biocidas y con la prevención de riesgos laborales. 

Siempre utilizar productos biocidas autorizados y registrados de acuerdo a la legislación vigente. Siempre leer la información disponible sobre el producto biocida (ficha datos de seguridad). Y siempre consultar las instrucciones del etiquetado, que reflejan los requisitos legales para garantizar un uso seguro con respecto a la salud humana y también del medio ambiente.

Respecto a la prevención de riesgos laborales, la recomendación es: si no es necesario usar un pesticida, no usarlo. Y si realmente se necesita utilizar uno, hay que asegurarse de que sea el más apropiado para la situación y de que se aplique de la forma que suponga el menor riesgo para el operador, al mismo tiempo que garantice una eficacia suficiente. Conocer bien los ingredientes activos, la formulación, los peligros y las propiedades de los biocidas ayuda a tomar decisiones más acertadas sobre la selección adecuada de los productos a utilizar para cada tratamiento. La decisión no solo debe considerar la aplicación del pesticida, sino también el transporte y la mezcla del producto en el local del cliente.

Todo esto sin olvidar la formación de los operadores en la prevención de los riesgos de su actividad laboral y en el uso adecuado de los equipos de protección.

Cómo proceder ante una infestación

En su guía, la BPCA destaca seis aspectos que se deberian tener en cuenta antes, durante y después de realizar un tratamiento contra las chinches de la cama:

 

1. Antes de realizar la inspección inicial

Lo primero es informar al cliente sobre la importancia que tiene realizar una inspección inicial del lugar infestado y de la preparación que deberá hacer antes de que el técnico de control de plagas inicie su trabajo. Será necesaria una inspección a fondo para poder preparar un plan de tratamiento y  también para poder elaborar un presupuesto completo y fiable, por lo que hay que detallar al cliente que será necesario acceder a todas las habitaciones, a los armarios, cajones, desmontar la cabecera de la cama, etc. 

2. Inspección

Deben inspeccionarse y evaluarse todas las áreas de la propiedad infestada, especialmente aquellas donde se descansa, como camas y sofás. Si el cliente rechaza el acceso a todas las áreas, debe dejarsele claro que no esposible asegurar el éxito del tratamiento.

La identificación de los insectos es fundamental. Si no es posible encontrar ninguna evidencia (excrementos, chinches adultas, etc.), entonces no se deben usar pesticidas, sin embargo se puede implementar un programa de monitoreo para detectar la posible presencia de chinches.

En base a la evaluación inicial, hay que decidir la estrategia de tratamiento, e informar al cliente sobre las evidencias encontradas y las acciones necesarias para gestionar el tratamiento.

3. Presupuestar el servicio

Antes de iniciar el tratamiento es necesario discutir y acordar con el cliente un plan de tratamiento. A la hora de presupuestar el servicio, la recomendación es tener muy claro qué conceptos hay que presupuestar y presentar por escrito la propuesta al cliente, incluyendo:

  • Qué áreas serán tratadas
  • Cuántas visitas pueden ser necesarias
  • Qué sucederá si después de la última visita presupuestada no se ha conseguido el control de la infestación
  • Si se utiliza calor para el tratamiento, se recomienda distinguir claramente entre el "tratamiento térmico" genuino y el uso de un generador de vapor.
  • Dentro del presupuesto es aconsejable ser muy claro sobre las garantías del servicio. 
  • No olvidar presupuestar cualquier preparación previa al tratamiento que requiera el cliente.

4. Preparación antes del tratamiento

Antes de cualquier tratamiento, las áreas a tratar deben ser preparadas por la empresa de control de plagas o por el cliente. Este es uno de los aspectos más importantes del éxito de los tratamientos y debe acordarse con el cliente antes iniciar el  tratamiento.

Entre otras acciones, esta fase incluye:

  • Ordenar las estancias
  • Separar muebles, u otros objetos, de las zonas de unión de las  paredes con el suelo
  • Soltar los bordes de las moquetas
  • Empaquetar y lavar adecuadamente la ropa de cama
  • Si hay que eliminar muebles, debe ser acordado y documentado

La recomendación es elaborar una  lista con estas y otras posibles acciones, y revisar que se han realizado las necesarias antes de iniciar el tratamiento.

5. Tratamiento

En la mayoria de infestaciones de chinches de la cama será necesaria una combinación de diferentes métodos de tratamiento (control integrado de plagas), que, entre otros, pueden incluir:

  • limpieza
  • vapor ( los generadores de vapor sólo se consideran adecuados como parte de un plan de control integrado de plagas) 
  • calor o frio
  • soluciones no químicas
  • insecticidas

También hay que considerar la posibilidad de que las chinches presenten resistencia a insecticidas

Los métodos de tratamiento dependerán en gran medida del nivel de infestación diagnosticado en la evaluación inicial, y como mínimo, se recomienda realizar dos visitas. Los intervalos entre las visitas deben reflejar la biologia y el comportamiento de los insectos.

En esta etapa, es importante brindar información clara y detallada al cliente sobre cuáles son los métodos de tratamiento elegidos. Todo esto debe comunicarse en un informe de tratamiento.

6. Después del tratamiento

Una vez realizado el tratamiento, se debe informar al cliente y darle instrucciones claras.

Para ello, se recomienda completar un informe de tratamiento de cada visita, independientemente del tiempo dedicado o de las acciones tomadas, y hacer llegar al cliente toda la información relevante.

 

 

chinches

 

 

 

 

Code of Best Practice for Bed Bug Management and Control, British Pest Control Association 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir notícia: 

Añadir nuevo comentario