Polilla india de la harina (Plodia interpunctella)

Polilla india de la harina (Plodia interpunctella)

PolillaEsta polilla, originaria de Europa y que ahora está extendida por todo el mundo, está entre las que atacan a los alimentos y podemos encontrarla sobre todo en frutos secos como nueces o almendras, aunque también se alimentan de chocolate y a veces de cereales. Bajo unas condiciones favorables de temperatura el desarrollo hasta llegar a adulto se realiza en unos 35 días.

Pese a que las larvas de polilla india de la harina son un problema principalmente para los almacenes de alimentación de países cálidos, tampoco es difícil encontrarlas en paquetes de nueces o almendras de domicilios particulares. Existe un curioso mecanismo de control natural de la población y de prevención del hacinamiento: cuando una oruga de polilla encuentra a otra ambas segregan un líquido por la mandíbula que las repele y las separa.

Para un control no químico de la presencia de estas polillas se deben desechar aquellos envases de alimentos donde se haya detectado su presencia y limpiar todas las estanterías y alrededores, incluídas las grietas, con una aspiradora. Seguidamente se debe limpiar la superficie con agua jabonosa. Los alimentos deben guardarse en envases herméticos para evitar la nueva proliferación de la polilla india de la harina.

Oruga

En lo que respecta al control químico, se suelen utilizar trampas de feromonas para la monitorización de la plaga, y, si no queda alternativa, tratamientos por nebulización. Estos tratamientos son normalmente a base de piretrinas, puesto que solamente se puede actuar sobre la fase adulta, voladora, y no interesa un efecto residual sobre superficies que pueden contactar con alimentos. El control únicamente será efectivo si se repite semanal o quincenalmente, hasta la desaparición de la plaga.

Compartir notícia: 

Añadir nuevo comentario