El desperdicio alimentario en España se redujo un 8,6% en el 2021

El desperdicio alimentario en España se redujo un 8,6% en el 2021

desperdicio alimentario

La media del desperdicio alimentario por persona en España fue de 28,21 kilos/litros en el 2021, la cantidad más baja de los últimos cinco años. Los cambios de hábitos de vida, el encarecimiento de los precios y una mayor concienciación sobre el impacto ambiental, social y económico del desperdicio de los alimentos se consideran las principales causas de este positivo descenso.


 

Desperdicio alimentario en 2021, informe del MAPA

Los datos del Informe del Desperdicio Alimentario en España 2021, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, indican un descenso en la cantidad de alimentos que se tiraron a la basura, respecto a los años anteriores.

Las estadísticas señalan que fueron 28,21kg/litros por persona, un total de 2,72 kg/litros menos que en 2020. En total, 1.245,88 millones de kg/litros, un 8,6% menos que el año anterior y la cantidad más baja registrada en los últimos 4 años.

Del informe también se concluye que los españoles/as seguimos desperdiciando más alimentos dentro de casa, un 4,2% (4,3% en 2020), que fuera de casa, un 0,8% (0,9% en 2020).
 

desperdicio alimentario

Desperdicio alimentario dentro de los hogares

La disminución del desperdicio alimentario en los hogares se atribuye a diversas causas. Entre ellas, la vuelta a la normalidad después de la pandemia de Covid-19, que supone un mayor consumo de alimentos fuera de casa (+10,4 %) y una disminución del volumen de alimentos comprados (‒7,2 %) para cocinar en casa y potencialmente desperdiciados, ya que, según las estadísticas,  3 de cada 4 hogares desperdicia alimentos.

También el aumento de los precios de los alimentos, como consecuencia de la subida de precios de las materias primas y costes de producción, se considera un factor que contribuye a dar más valor a la comida entre la ciudadanía.

Y, finalmente, una mayor concienciación entre los ciudadanos/as sobre el impacto ambiental, social y económico del desperdicio alimentario contribuye también a un mejor aprovechamiento de los alimentos, a planificar mejor la compra y a dosificar mejor los platos.

En los hogares españoles el principal tipo de desperdicio en el 2021 fue el producto sin utilizar, un 81,1% (principalmente carnes congeladas, salsas, legumbres, cafes e infusiones, sopas, cremas y zumos) .

Las sobras de comidas representaron el 18,9% restante, siendo los platos que más redujeron su desperdicio las recetas en base a pescado, carne, arroz y pasta.

Desperdicio alimentario fuera de los hogares

El consumo de alimentos fuera de casa aumentó un 10,4% en 2021. Sin embargo, a pesar de este aumento el desperdicio en este ámbito se redujo un 2,7% por persona respecto al 2020. Cuatro de cada diez personas desperdiciaron comida fuera de casa, principalmente en la comida del mediodia y en las cenas.

El agua envasada, las bebidas refrescantes y cervezas, las verduras y las carnes fueron los alimentos con mayor cuota de desperdicio.

Ley de Prevención del desperdicio alimentario

Con el propósito de combatir el desperdicio alimentario en España, la nueva Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, que se preve que entre en vigor en enero de 2023,  establecerá una serie de obligaciones generales y específicas para todos los agentes de la cadena alimentaria, dirigidas a favorecer el aprovechamiento y la donación de los alimentos.

 

desperdicio alimentario

 

INFORME DEL DESPERDICIO ALIMENTARIO EN ESPAÑA 2021

 

 

 

 

 

 

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Mont Medi

Planes de prevención y evaluación de riesgos de la salud ambiental, alimentaria y vegetal (Pest-Control)