La CE propone una evaluación armonizada del riesgo para la autorización de biocidas utilizados en la desinfección del agua

La CE propone una evaluación armonizada del riesgo para la autorización de biocidas utilizados en la desinfección del agua

tratamiento del aguaEn aplicación del Reglamento 528/2012 sobre uso y comercialización de biocidas, la CE está elaborando una guia con las directrices, a nivel de la UE, para evaluar los riesgos para la salud y el medioambiente derivados de los subproductos de la desinfección del agua con productos biocidas. Esta evaluación del riesgo, centrada especialmente en los biocidas halogenados de TP2, TP11 y TP12, formaría parte de los procesos de autorización de estos productos.

 

La desinfección del agua con biocidas oxidantes, como el cloro o el bromo, da lugar a la formación de subproductos de la desinfección (SPD), que incluyen sustancias peligrosas que pueden suponer un riesgo para la salud humana o el medio ambiente.

De acuerdo al actual Reglamento 528/2012 de Biocidas, el efecto de los residuos deben ser incluidos en la evaluación de riesgos de los biocidas, y los productos de reacción quedan incluidos en la categoría de residuos.

Toda una serie de grupos de subproductos de la desinfección del agua son biológicamente activos y algunos son sospechosos de ser agentes carcinógenos o mutágenos (por ejemplo, cloroformo, metanos halogenados, bromato). Por otra parte, la mayoría de los subproductos de desinfección son más estables que el propio biocida. 

Por estos motivos, la CE considera necesaria una evaluación del riesgo de los subproductos de la desinfección del agua con biocidas halogenados y un enfoque armonizado a nivel de la UE sobre este tema. La propuesta es que la evaluación del riesgo se realice para todos los desinfectantes halogenados en la etapa de aprobación de sustancias activas para su inclusión en el Anexo I del Reglamento de Biocdas, en lugar de posponerla a la fase de autorización nacional.

Para ello, se ha desarrollado un documento, que actualmente está en fase de borrador y puede consultarse en la web de la Agencia Europea para Sustancias y Preparados Químicos (ECHA), que aporta una estrategia para la evaluación del riesgo de los SPD. 

trihalometanos
Imagen: Flickr

La propuesta se ha dividido en dos partes, la primera sobre el riesgo para la salud humana y la segunda sobre el riesgo para el medioambiente.

En referencia al riesgo para la salud humana, se ha dado prioridad a la evaluación del riesgo de los biocidas TP2 utilizados en piscinas, ya que se considera el punto más relevante de exposición humana a los subproductos de desinfección y sus riesgos asociados para la salud.

Respecto a la evaluación del riesgo para el medioambiente, el documento considera como los más relevantes los biocidas TP2 (tratamiento de aguas residuales), TP 11 (desinfección del agua de refrigeración) y TP12 (desinfección del agua para la producción de papel), debido a la formación de SPDs en combinación con emisiones directas o indirectas en las aguas superficiales.

Un problema de gran complejidad

El problema principal para la evaluación del riesgo de los subproductos de la desinfección del agua es que su número es muy elevado, se han identificado más de 600 pero se estima que más del 50% permanecen desconocidos,  y su formación, en tipo y cantidad, depende de muchas variables, que incluyen la presencia de materia orgánica en el agua, la presencia de compuestos (in)orgánicos de nitrógeno o la salinidad el agua. Esta complejidad hace muy dificil preveer qué compuestos se formaran en una situación específica y en qué concentraciones.

Por este motivo, esta propuesta para la evaluación del riesgo implica la selección de unos SPD que actuen como marcadores. Este enfoque deberá ser actualizado con una frecuencia de cada 5 años, teniendo en cuenta nueva información científica sobre la formación de los SPDs.

Como punto de partida para la evaluación del riesgo para la salud humana, se ha decidido utilizar limites nacionales existentes para grupos de SPDs en aguas de piscinas y/o de consumo. Estos grupos se han seleccionado basandose en la literatura científica publicada sobre este tema. La elección de los marcadores es pragmática, dado que el conocimiento existente sobre la identidad química y la toxicidad de los subproductos de desinfección en piscinas y sus concentraciones es muy incompleta. 

Compuestos  
Trihalometanos Los THMs son cuantitativamente el grupo más importante de SPDs.
La formación de THMs clorados o bromados dominarán dependiendo de los niveles de cloro activo o bromo activo presentes en el agua tratada.
Bromato

Se forma después de la ozonización de agua que contiene bromuro. Cuando el agua que contiene bromato se desinfecta por cloración también se produce la formación de bromato. El uso de desinfectantes bromados también se espera que se lugar a un aumento de los niveles de bromato.

Clorito y clorato

Se encuentran con frecuencia en el agua de piscinas. Concentraciones a menudo en el rango mg/L.

Ácidos haloacéticos

Son cuantitativamente el segundo grupo más importante de SPDs.

Haloaldehídos

Basándose en la literatura revisada, son relevantes los trihalo acetaldehidos (hidrato de cloral e hidratos de bromal) 

Haloacetonitrilos

Los Dihalo acetonitrilos son los más importantes dentro de este grupo.

Haloaminas

La tricloroamina es la SPD más importante de este grupo, especialmente para el compartimiento de aire en piscinas cubiertas

SPDs a incluir en la evaluación del riesgo humano para el uso de biocidas PT2 en piscinas. 

 

Fuente: ECHA

 

 

 

 

 

Compartir notícia: