Reutilización de envases en el comercio minorista, cómo reducir residuos y mantener la seguridad alimentaria

Reutilización de envases en el comercio minorista, cómo reducir residuos y mantener la seguridad alimentaria

seguridad alimentaria

El "Protocolo para la reutilización de envases en el comercio minorista", al que ya se han adherido operadores y gremios de la cadena alimentaria en Catalunya, es un paso importante hacia sistemas de producción y distribución con menos residuos. El Protocolo refleja la creciente demanda de los consumidores de poder comprar alimentos utilizando sus propios envases reutilizables y aporta directrices para poder hacerlo manteniendo la seguridad alimentaria.


 

Menos residuos y alimentos igualmente seguros

El recientemente presentado "Protocolo para la reutilización de envases en el comercio minorista", elaborado por la fundación Rezero e impulsado por la Agència de Residus de Catalunya, es un acuerdo importante para la reducción del consumo de bolsas y envases plásticos de un solo uso en establecimientos alimentarios, que reconoce el derecho de las personas a comprar sin generar residuos.

Ametller Origen, La Sirena, Veritas, Condis, Sorli, Grup Llobet, Gremi de Carnissers i Xarcuters de Barcelona i Província, Gremi de Peixaters de Catalunya y Gremi de Carn de Barcelona han sido los primeros que se han comprometido a facilitar a los clientes que puedan rellenar sus propios envases con productos a granel como la carne, el pescado, las legumbres, los huevos, los zumos u otros alimentos.

El Protocolo busca facilitar la incorporación de prácticas que hagan posible la compra a granel o el envasado del producto en el punto de venta mediante envases reutilizables, y está en línea con el avance de las normativas europeas, estatales y catalanas hacia la prevención y la reducción de los residuos. Tratándose de alimentos, en este acuerdo se contemplan también aspectos de seguridad e higiene alimentaria para reducir residuos pero mantener la inocuidad de los alimentos. Vamos a verlos.

Reutilización segura de recipientes

residuosLa Agència Catalana de Seguretat Alimentària (ACSA) ha contribuido a la elaboración del Protocolo incorporando aspectos de seguridad e higiene, dirigidos tanto al comercio minorista como a la ciudadania.

De acuerdo a la Comunicación de la CE 2020/C 199/01, que da directrices sobre los sistemas de gestión de la seguridad alimentaria para las actividades de los minoristas del sector de la alimentación, en el autoservicio cabe la posibilidad de contaminación por peligros microbianos, químicos o físicos, o por alérgenos, debido a un fallo en la metodología de trabajo o a la falta de higiene personal de los consumidores.

El mismo texto indica que la higiene del autoservicio depende del cliente, aunque los minoristas pueden facilitarla, realizando labores de supervisión y proporcionando directrices, así como utensilios limpios y un material de envasado adecuado.

En este sentido, el Protocolo detalla las responsabilidades en cuanto a la higiene y el uso de envases aportados por los clientes. Los establecimientos tienen el derecho de rechazar el uso de recipientes, envases o bolsas si consideran que no cumplen las condiciones de higiene adecuadas y quedan exentos de la responsabilidad de los problemas de seguridad alimentaria que puedan derivarse del uso de recipientes, envases o bolsas aportados por los consumidores y que sean fruto de una mala manipulación por parte de éstos.

Envases reutilizables y APPCC

Los establecimientos que se adhieran a esta propuesta deberan permitir la compra de sus productos a granel, o que se envasen en el punto de venta, en envases aportados por la persona consumidora. Por lo que tendrán que contemplar esta posibilidad en sus protocolos de autocontrol.

El autocontrol basado en los principios del APPCC puede incluir la cauística de la utilización de los envases aportados por los clientes, protocolizando las etapas a seguir por parte del personal y reduciendo los posibles riesgos.

Es necesario adoptar las medidas higiénicas necesarias y los protocolos de actuación adecuados para evitar la posible contaminación cruzada entre los envases de las personas consumidoras y las superficies de trabajo, en especial en las secciones de corte.

Como hemos visto, los establecimientos tienen el derecho de rechazar el uso de envases reutilizables aportados por el consumidor si no cumplen con ciertos requisitos de higiene. Vamos a ver las características de los envases que si se considerarian aptos.

Las bolsas reutilizables deberan ser de tela, malla, silicona o de plástico reutilizable, y disponer de un mecanismo de cierre incorporado. Deberan poderse lavar y estar limpias y secas en el momento de utilizarlas.

Otros tipos de envases reutilizables deberan ser: de materiales aptos para uso alimentario, fáciles de limpiar (por ejemplo, plástico, vidrio o metal), estar limpios y secos, libres de grietas o manchas, y disponer de una tapa adecuada al tipo de producto que deban contener. Los envases que deban contener líquidos deben ser estancos, estables y con un sistema de cerramiento adecuado.

 

Fuente: Protocolo para la reutilización de envases en el comercio minorista, Rezero

 

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Mont Medi

Planes de prevención y evaluación de riesgos de la salud ambiental, alimentaria y vegetal (Pest-Control)

SM Servicios Medioambientales

Mediciones, auditorías de calidad del aire interior, consultorías sobre higiene ambiental y consultorías sobre eficiencia energética en grandes empresas, instituciones, pequeños negocios y particulares