cryptosporidium

cryptosporidium

Monitorización de Cryptosporidium y Giardia en el agua

tratamiento del agua

La presencia de parásitos protozoarios, como Cryptosporidium y Giardia, en el agua potable puede ser origen de grandes brotes diarreicos entre la población. Por su gran resistencia a la desinfección química, las plantas de tratamiento del agua no siempre consiguen eliminar sus estados vegetativos, quistes y ooquistes, por completo. La correcta monitorización de su presencia es importante para proteger la salud pública.

La turbidez del agua potable se asocia a un aumento de enfermedades gastrointestinales

agua

El agua potable turbia, aunque esté dentro de los límites permitidos, se ha relacionado con un aumento de los casos de enfermedades gastrointestinales agudas. Este es el resultado de un trabajo publicado por la Universidad Drexel en EEUU, que analiza una serie de estudios realizados en ciudades de Norteamérica y Europa, con el objetivo de tener más información sobre si la turbidez del agua podría ser un buen indicador de riesgo de patógenos en el suministro del agua potable.

El agua potable que bebemos no siempre está libre de protozoos patógenos

agua

Entre los protozoos parásitos transmitidos a través del agua capaces de provocar grandes brotes diarreicos entre la población, destacan Cryptosporidium y Giardia. Ambos presentan una resistencia extrema a la desinfección química y pueden estar presentes en todo tipo de fuentes hídricas. Un caso difícil para las plantas potabilizadoras, que no consiguen siempre eliminar sus quistes y ooquistes por completo. Un estudio realizado en Aragón lo confirma.